Adele Sorella fue declarada culpable de asesinato en segundo grado en muertes de hijas

Una mujer de Laval, Que., Ha sido declarada culpable de asesinato en segundo grado por las muertes de sus dos hijas jóvenes, cuyos cuerpos fueron encontrados en el hogar de la familia en el año 2009.

Adele Sorella, de 53 años, mostró poca emoción cuando el capataz del jurado, compuesto por seis mujeres y seis hombres, entregó el veredicto a un tribunal de Laval lleno de reporteros, miembros del público y curiosos empleados de los juzgados.

El veredicto, que conlleva una sentencia mínima de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional de 10 a 25 años, se emitió en el sexto día de deliberaciones del jurado.

La juez de la Corte Superior de Quebec, Sophie Bourque, ha enviado a los jurados a ser secuestrados una vez más, para consultarse entre sí sobre el período de inelegibilidad para la libertad condicional que recomiendan.

Sorella fue acusada de los asesinatos en primer grado de sus hijas Amanda, de nueve años, y Sabrina, de ocho, después de que su tío descubrió sus cuerpos sin vida, vestidos con sus uniformes escolares y acostados lado a lado en la sala de juegos de su Laval en casa, en la tarde del 31 de marzo de 2009.

Sorella fue arrestada esa noche después de estrellar su auto contra un poste.

El jurado tuvo que elegir uno de los cinco veredictos posibles:

  • No culpable de asesinato en primer grado.
  • No criminalmente responsable de la muerte de las niñas.
  • No culpable de asesinato en primer grado, pero culpable de homicidio involuntario.
  • No culpable de asesinato en primer grado, pero culpable de asesinato en segundo grado.
  • Culpable de asesinato en primer grado.

No hubo signos de violencia en los cuerpos de las niñas y no se ha establecido una causa oficial de muerte.

El patólogo que realizó las autopsias dijo que la causa probable fue la asfixia en una cámara hiperbárica que se encontró en la casa de Sorella. La corte escuchó que el esposo de Sorella, Giuseppe De Vito, compró la cámara para tratar la artritis juvenil de Sabrina.

De Vito estaba huyendo de las autoridades en el momento de la muerte de sus hijas y murió de envenenamiento por cianuro en la cárcel en 2013, después de su condena en 2010 por conspiración para importar drogas y gangsterismo.

Segundo juicio

Esta es la segunda vez que se procesa a Sorella en relación con la muerte de sus hijas, un detalle que no se pudo informar antes de que el jurado fuera secuestrado por última vez. semana.

Fue condenada por sus asesinatos en primer grado en 2013, pero apeló la sentencia.

En 2017, el Tribunal de Apelaciones de Quebec encontró que la jueza de primera instancia, la jueza del Tribunal Superior Carol Cohen, brindó orientación inadecuada sobre cómo el jurado debería evaluar las pruebas y ordenó un nuevo juicio.

El segundo ensayo comenzó en noviembre y duró poco menos de 12 semanas.

Los jurados escucharon el testimonio de 51 testigos, deteniendo el proceso para hacer preguntas 44 veces, un número alto, que el juez comentó en su discurso ante el jurado antes de ser secuestrado.

Matrimonio forzado, intentos de suicidio

Mientras testificaba en su propia defensa, Sorella le dijo a la corte que ser madre definía su vida.

A Sorella le habían diagnosticado un tumor detrás de la oreja derecha mientras estaba embarazada de Sabrina, dijo a la corte.

Esperó a que naciera su hija para que se la extrajeran, pero la recuperación fue difícil. Ella dijo que esto era cuando su salud mental comenzó a deteriorarse.

Sorella describió a De Vito como un buen padre, pero luego de ocho años de matrimonio, ella dijo que a menudo no estaba en casa.

En 2006, su relación se volvió tensa. Ese noviembre, la policía se presentó en su puerta con una orden de arresto de su esposo por cargos relacionados con drogas, dijo.

De Vito se escondió, y ante el estrés de un marido ausente, una difícil recuperación de su cirugía y su enfermedad mental, Sorella intentó suicidarse en diciembre de 2006, el primero de tres intentos.

Ella le dijo a la corte que se sentía como si sus hijas estuvieran mejor sin ella.

Durante el juicio, el jurado le preguntó a Sorella, por medio de una pregunta escrita, si alguna vez sintió la necesidad de lastimar a alguien más durante esos intentos de suicidio.

“Nunca intenté llevarme a nadie más”, respondió ella.


Source link

Be part of our affiliated companies and receive a 20% discount.
www.onevirtualoffice.com
www.be1radio.com
www.rmcommunik.com
www.beonegroup.ca

Need Help?
Let our experienced staff help with virtual helpdesk. click for details.

Services:
– Laptop and Desktop Repair
– Virus and Malware Removal
– Computer Tune-up
– Remote Assistance
– Data Backup
– Data Recovery
– File Transfer and Sharing
– Hardware Diagnostics
– Antivirus Installation
– Software Installation
– Hardware Upgrades
– New System Setup
– Printer Troubleshooting
-Webmaster,hosting,Logo , Graphic design
-Social media Management
– Networking
– Install Windows Operating System (10, 8, 7, Vista and XP)

Business & Residential Toll Free: 1-800-432-1475 | Direct: (438)488-3296

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco