Alex Cora está a gusto con la edición 2019 de los Medias Rojas


La gerencia de los campeones Medias Rojas de Boston estuvo un tanto pasiva durante la celebración de las reuniones invernales efectuadas en Las Vegas en relación a firmas de jugadores agentes libres o posibles cambios, pero eso no significa que en las próximas semanas puedan involucrarse en algún tipo de movimiento.

Después de retener al lanzador Nathan Eovaldi con un acuerdo de cuatro años y $68 millones, y al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, Steve Pearce, por una temporada, la administración de los Medias Rojas están siendo muy cautelosa a la hora de invertir su dinero, pensando en el futuro de la organización.

El vicepresidente de la organización, Dave Dombrowski, parece estar consciente de que tendrá una serie de discusiones contractuales con varias de sus figuras jóvenes hasta el 2020.

El boricua Alex Cora, dirigente de los flamantes campeones de la Serie Mundial, estuvo presente en dichas reuniones y habló con El Nuevo Día sobre la estrategia de la administración del equipo y algunos planes con miras a la temporada del 2018.

Se destaca el hecho de que los Medias Rojas estuvieron un tanto silentes durante las reuniones invernales. ¿A qué se debió esa actitud pasiva?

—Ya nosotros sabíamos que habíamos hecho los movimientos más grandes con las firmas de (Steve) Pearce y (Nathan) Eovaldi. Era cuestión de escuchar y ver lo que había en el ambiente. Uno de las virtudes que tiene Dave (Dombrowski) es tener buen pulso de las cosas que están pasando. Hay veces que uno tiene que ser un poco más agresivo y otras veces más paciente. Han pasado muchas cosas en las últimas 24 horas con lo de los relevistas y ese mercado va a comenzar a moverse. Veremos a ver lo que sucede de ahora en adelante.

Terminaron las reuniones invernales, ¿pero podrían los Medias Rojas seguir activos en el mercado de agentes libres?

—Nosotros siempre estamos pendientes de cómo mejorar el equipo. Si hace sentido en la plantilla y económicamente, pues Dave lo va hacer. Es cuestión de saber dónde estamos. Hay muchas reglas ahora. Todo esto de los taxes y los distintos tipos de multas, —si pasas de cierta cantidad de dinero— también viene al escenario y hay que tener cuidado con eso.

Como él dijo: ‘a nadie le gusta pagar impuestos’. Él está pendiente a lo que está haciendo.

Los Medias Rojas tienen una serie de jugadores franquicias que son elegibles para arbitraje y luego para la agencia libre. ¿Está la gerencia preparándose para ello? ¿Es por eso que están siendo cautelosos?

—Tenemos muchos jugadores que van a dar un salto alto en cuestión de salarios. Son jugadores que controlamos como Xander (Bogaerts), Mookie (Betts) y Jackie (Bradley) que son elegibles para arbitraje. Ellos van a hacer su dinero.

Son jugadores controlables que sabemos son parte de la ecuación y van a hacer su dinero también.

¿Está siendo Dombrowski más juicioso en la cuestión del presupuesto en comparación al año pasado cuando la nómina estuvo en los $223 millones?

—No. Sabemos donde estamos parados. Ellos tienen su presupuesto. De entender donde estamos como organización y de entender que esos jugadores como Mookie, Xander y Jackie tuvieron buenas temporadas y los salarios van a subir.

¿Podemos inferir que la gerencia está centrada más en resolver los asuntos contractuales de sus jugadores franquicias a la hora de la evaluación del dinero?

—No. Nosotros estamos evaluando todo. Agentes libres (de ahora), del año que viene y los próximos años. Hay que mantenerse flexibles en todo, y no solamente este año, sino también en el futuro”.

Hace unos días Dombrowski dijo que los Medias Rojas no firmarían al taponero Craig Kimbrel. El jueves, los Dodgers de Los Ángeles firmaron a Joe Kelly. ¿Cuáles son los planes del equipo ahora en relación a la posición del taponero?

—(Hay que) Ser pacientes… Si hay oportunidad de firmar a alguien se hace, pero a base de las necesidades y de la estructura que tenemos como organización.

¿Tienen material interno para subsanar esa ausencia de Kimbrel?

—Sí, lo tenemos. Tenemos ambas opciones. Es cuestión de ver cuál nos beneficia más. Nos sentimos cómodos con lo que tenemos.

En el béisbol de las Grandes Ligas es difícil ganar una Serie Mundial, pero más difícil es repetir el cetro. ¿Con el material que tienes ahora, entiendes que cuentas con el talento para repetir el año que viene?

—Nosotros tenemos un buen equipo. Hay jugadores que van a dar un paso agigantado. Van a seguir mejorando. Ofensivamente hablando vimos lo que hicimos el año pasado y creemos que tenemos más espacio para seguir mejorando. No me gusta presumir, pero la rotación del 1-5 (Chris Sale, David Price, Rick Porcello, Eduardo Rodríguez, y Eovaldi) es bastante sólida. Estamos en una era en el que todo el mundo habla del bullpen y lo importante que es, pero cuando los abridores, del uno al cinco, todos son capaces de lanzar seis entradas cada cinco días es bastante tentador.

Ahora que los Medias Rojas no cuentan con un taponero con la absoluta certeza de que no firmarán a Kimbrel, ¿hay alguna posibilidad de que Nathan Eovaldi vaya al bullpen?

—No, no. En octubre (para los playoffs), si Dios quiere.

¿Podría haber algún movimiento grande de parte de Boston en las próximas semanas?

—Uno nunca sabe en este negocio. Es cuestión de evaluar lo que está sucediendo. Pero nos sentimos bien contentos con el grupo que tenemos y preparados para ir a los campos de entrenamientos, pasar la página y hacer las cosas que tenemos que hacer.


Source link

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco