Wednesday , 22 November 2017

Así es el nuevo PSdeG de Caballero

Casi todos llevan más de una década militando en el partido, pero para el gran público son prácticamente unos desconocidos. Los miembros de la nueva ejecutiva del PSdeG de Gonzalo Caballero asumían hace apenas unos días sus nuevas responsabilidades orgánicas en la primera reunión de la dirección socialista tras la proclamación oficial del economista como secretario general. Pese a tratarse de una dirección numerosa —compuesta por 49 personas— el núcleo duro del vigués en esta nueva etapa estará formado por menos de una decena de personas para los que Caballero ha reservado los puestos de mayor relevancia dentro de la formación. Se trata de personas de la máxima confianza del nuevo líder del PSdeG entre los que destaca el secretario de Organización, José Antonio Quiroga, o el vicesecretario y portavoz Pablo Arangüena, estrechos colaboradores del economista durante los años en los que este representaba la cara visible del conocido como «sector crítico» del partido. En concreto, el vínculo entre Arangüena, Quiroga y Gonzalo Caballero se forjó en el Congreso que los socialistas celebraron en 2009 en Pontevedra y del que salió elegido Pachi Vázquez como líder de la formación. En aquella cita, el exconcejal vigués no fue capaz de reunir los 99 avales necesarios para registrar su candidatura y medirse al de O Carballiño. «Es un clásico de la política y de la historia. Las minorías de un día se acaban convirtiendo en las mayorías del futuro», explica en conversación con ABC el abogado coruñés Pablo Arangüena. Pero esa derrota orgánica no sería más que el principio de la trayectoria conjunta del economista vigués y los suyos. De cara a la cita congresual en la que fue elegido José Ramón Gómez Besteiro en 2013, Caballero y sus colaboradores impulsaron la plataforma «En Positivo» para reclamar una «renovación ideológica» en el seno de la formación que otorgarse una mayor voz a la militancia y restase espacio a las «baronías». Entre los integrantes, de nuevo Arangüena y Quiroga, pero también figuras como Martín Seco, Alberto Monedero o Dolores Villarino; nuevos responsables de Acción Electoral, Militancia y Política institucional, respectivamente, en la renovada ejecutiva del PSdeG. «Coincidíamos en lo que se acaba de plasmar ahora tras este último Congreso; por un lado la necesidad de darle un mayor protagonismo a las bases y, al mismo tiempo, hacer un proyecto dentro del PSOE que tuviese en cuenta las particularidades del país», explica a este diario el diputado lucense José Antonio Quiroga. Tras años trabajando mano a mano con el economista en la trinchera del partido, el parlamentario lucense reconoce que no se sorprendió cuando el vigués le pidió que fuese su número dos en esta nueva etapa. «Me lo dijo unos días antes de la composición de la ejecutiva, pero son cosas que se van mascando a medida que entras en campaña. Mi colaboración con él fue siempre muy estrecha», apunta. A quien sí pilló por sorpresa su nombramiento es a Iván Puentes, concejal en Pontevedra y desde el pasado domingo nuevo responsable del área de Política Municipal del PSdeG con las elecciones locales de 2019 en el horizonte. Puentes fue una de las caras visibles del equipo de Xoaquín Fernández Leiceaga en el pasado proceso de primarias, si bien admite que tras la integración del portavoz parlamentario en la candidatura de Gonzalo Caballero, «pasamos a trabajar en el mismo proyecto». Aunque no siempre formaron parte de las mismas corrientes internas, Puentes y Caballero estrecharon lazos en las numerosas tertulias radiofónicas y televisivas en las que participaron durante los últimos años, y de las que también eran habituales otros miembros de la renovada dirección. No obstante, el concejal pontevedrés apunta a la «cuestión generacional» como el «factor determinante» que les ha unido a ambos y a otros miembros de la nueva ejecutiva a lo largo de los años. «Se nos consideraba los más jóvenes dentro del PSdeG y en parte por eso también coincidíamos en foros como las tertulias de los medios de comunicación. La verdad es que siempre compartimos reflexiones en parte por esa cuestión generacional», explica el responsable de Política Municipal en conversación con ABC. Sin dedicación exclusiva Al igual que el propio Gonzalo Caballero, que combina su cargo de nuevo secretario general del PSOE gallego con su trabajo de profesor en la Universidade de Vigo, los hombres fuertes de la dirección socialista esperan compaginar sus nuevas responsabilidades con su actividad laboral fuera del partido. «Voy a seguir dedicándome a mi profesión. Supongo que la fórmula para compatibilizar ambas cosas será trabajar mucho, organizarme bien y dormir menos», admite el abogado Pablo Arangüena. También tendrá que hacer un hueco en su agenda diaria el responsable de Organización, José Antonio Quiroga, que además de parlamentario autonómico ejerce como profesor de secundaria en el concello lucense de O Saviñao y dirige un ecomuseo en la Ribeira Sacra. Entre los principales objetivos fijados por la nueva dirección del PSdeG destaca la necesidad de completar la renovación orgánica del partido con la celebración de los correspondientes congresos provinciales y locales. Ya a principios de 2018, la formación espera perfilar los equipos y las personas que encabezarán las distintas candidaturas socialistas en las próximas elecciones locales, en las que la formación irá «a por todas», especialmente en las ciudades. «Siempre que el PSdeG consiguió llegar a la Xunta fue por que obtuvimos buenos resultados en las municipales, así que toca poner toda la carne en el asador. Las mareas están ahí, y tenemos que recuperar el espacio que nos quitaron en 2015», reflexiona Arangüena, consciente de que ahora él y el resto del equipo de Caballero tienen en frente el reto que siempre ansiaron como caras visibles del «sector crítico»: liderar una nueva etapa en el socialismo gallego.
Última Hora

About rasco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2017 - Beone Magazine powered by rasco