Bajo amenaza los deportes no tradicionales en la isla



Las medallas y los logros internacionales conquistados por atletas como Adriana Díaz y Brian Afanador en el tenis de mesa, y los luchadores olímpicos Jaime Espinal y Franklin Gómez, por mencionar algunos, tienen algo en común.

Todas esas preseas tienen su origen en los Centros de Formación Deportiva del Departamento de Recreación y Deportes (DRD), un programa cuyo enfoque era masificar deportes no tradicionales y que, desde el pasado verano, ha dejado de funcionar ante la falta de fondos.

Estos centros —y los fondos destinados a ellos— son vitales para el desarrollo de atletas de los llamados deportes no tradicionales, que no cuentan con una amplia gama de entrenadores ni instalaciones. Con fondos del DRD, se les pagaba a entrenadores para adiestrar jóvenes interesados en estos deportes y que, a la larga, podrían representar el país.

Además de tenis de mesa y lucha olímpica, otros deportes impactados eran balonmano, taekwondo, judo, tiro con arco y bádminton, entre otros.

La decisión de no darles continuidad a los centros, según varias personas entrevistadas por El Nuevo Día, pone en peligro la posibilidad descubrir y desarrollar atletas que puedan representar a Puerto Rico en las competencias del ciclo olímpico.

El “muñeco lindo” del DRD

La iniciativa fue fundada en 1990 durante la incumbencia del secretario Leonardo González y fue bautizada bajo el nombre de Programa de Masificación Deportiva. Hasta 1993, fue dirigida por el profesor Luis Domenech. A partir de ese momento, ha tenido varios nombres, aunque ha mantenido su esencia de ser un programa para atender el deporte de base.

“Originalmente, era un programa para llevarse a cabo después del horario regular de clases con los mismos maestros de Educación Física y con líderes recreativos a los que el Departamento les daba un estipendio para que rindieran una labor después de las 3:00 o 4:00 de la tarde, hasta las 8:00. La idea original era atender 15 deportes”, recordó Domenech en entrevista con este diario.

El retirado profesor de Educación Física agregó que la idea era identificar niñas y niños hasta los 18 años “de talentos especiales” para desarrollarlos para el alto rendimiento, además de capacitar a los líderes recreativos. Agregó que el proyecto contaba con un “enfoque científico” para el desarrollo de los futuros atletas desde lobásico hasta lo más avanzado, y con un programa de competencias que se realizaba de manera consistente.

El programa, expuso Domenech, era considerado “el muñeco lindo” del DRD por su alcance en todo el país y por la cantidad de deportes no tradicionales que desarrolló.

“Recreación y Deportes se enfocó en ese programa de masificación”, puntualizó el otrora educador de la Universidad de Puerto Rico en Cayey, al rememorar que se trajeron expertos en materia deportiva como el presidente de la Asociación de Atletismo de Norte, Centroamericana y del Caribe (Nacac, por sus siglas en inglés), Víctor López, para robustecer el proyecto.

Esa visión que se tenía del programa duró hasta tiempo reciente, según corroboró el exsecretario del DRD y hoy senador por el gubernamental Partido Nuevo Progresista (PNP), Henry Neumann.

El político, quien estuvo a cargo del DRD durante la administración del gobernador Luis Fortuño (2008-2012), insistió en que los logros internacionales que se han conquistado en deportes como el tenis de mesa y la lucha olímpica ejemplifican lo que ese programa ha logrado.

“El tenis de mesa es el ejemplo clásico de lo que se quiso hacer y se logró hacer”, apuntó Neumann, al recordar que el Club de Tenis de Mesa Águilas de la Montaña, en Utuado, era uno de los centros de formación deportiva del DRD.

En ese centro, entrenan las hermanas Adriana y Melanie Díaz, Brian Afanador y Daniel González, entre otros destacados atletas que han representado a Puerto Rico a nivel internacional. Esta cuarteta sumó ocho medallas (cuatro de oro, dos de plata y dos más de bronce) en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia, en el 2018.

Culpan a la Junta

La actual secretaria del DRD, Adriana Sánchez Parés, reconoció la importancia de los centros y negó que el programa haya sido cerrado. Sí confirmó que no están en funcionamiento desde el verano pasado, cuando cerró el año fiscal 2017-2018 y comenzó un nuevo presupuesto.

“Los centros de formación han sido esenciales en Puerto Rico, y lo hemos visto sobre todo en estos últimos años con Adriana Díaz, Brian Afanador y toda la cepa de tenismesistas que tenemos. Las muchachas de balonmano y la mayoría del equipo femenino, que tan bien nos representó en los Centroamericanos (de Barranquilla, donde obtuvieron plata y la clasificación para los Juegos Panamericanos (Lima 2019), son producto de los centros. Nos enorgullece mucho tener ese proyecto en Puerto Rico, tenerlo en el DRD y decir que, aunque no pueda estar consecutivamente como en años anteriores, lo mantenemos como parte de nuestra oferta en el Departamento”, expresó Sánchez Parés durante una entrevista con El Nuevo Día.

La funcionaria compartió que cuando llegó al DRD en febrero del pasado año, tras reemplazar al anterior secretario, Andrés Waldemar Volmar Méndez —quien renunció de manera sorpresiva por “razonespersonales”—, había 85 centros distribuidos alrededor de toda la isla que ofrecían 18 disciplinas. Además, tenían otros ocho centros de formación para deportes adaptados, que atienden a personas con discapacidades.

En una lista que el DRD suministró a este diario, solo aparecen enumerados 73 centros agrupados en nueve regiones: Central, Este, Metro, Noreste, Norte 1, Norte 2, Oeste, Sur y Sureste.

Según información suministrada por el DRD, un total de 6,320 participantes estuvieron activos en los centros en el 2015, y 6,500 en el 2016 y 2017. La agencia no precisó el dinero invertido en el programa en esos años.

La operación de los centros se vio detenida al terminar el año fiscal 2017-2018, a consecuencia “de los retos que estamos enfrentando con la Junta de Supervisión Fiscal”, insistió Sánchez Parés.

La funcionaria informó que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) aprobó $3 millones para la programación de categorías menores, lo que incluye los centros de formación deportiva. Ese dinero sale de los premios no reclamados de la Lotería. Ese fondo nutre otros proyectos y agencias, abundó Sánchez Parés.

La secretaria no pudo precisar la cantidad exacta que le destinaría a este programa; solo dijo que le aumentaría el presupuesto en comparación con el pasado año pues espera aumentar la cantidad de centros para deportes adaptados.

La inversión para los casi cuatro meses que pudo correr el programa el pasado año (de marzo a junio de 2018) fue de $300,000.

“Nosotros aspiramos este año a tener los mismos 85 centros de formación. Si hubiese necesidad de alguno más, también lo vamos a estar evaluando. Donde sí vamos a ampliar nuestra oferta es en deporte adaptado, donde esperamos tener 25 centros”, apuntó la exatleta, quien espera reabrir los centros en abril.

Hasta el momento de la suspensión del proyecto, el DRD tenía en su nómina a 85 técnicos, uno por centro, explicó la secretaria. Cada técnico cobraba $480 mensuales. En cuanto a la matrícula que atendía, dijo que “allí se atiende a todo el que llegue. Todo el que llegue, es bienvenido para practicar el deporte que se esté llevando a cabo”.

Ante las críticas de la comunidad deportiva de no mantener el programa corriendo, la secretaria le pasó la culpa a la JSF, “que lamentablemente en ese momento, eliminó la partida” (dirigida a los centros). Dijo que la mayoría del presupuesto del DRD, que este año ascendió a $32 millones, ha sido dirigido a la nómina, los gastos operacionales, seguridad y mantenimiento, “que prácticamente te comen el presupuesto asignado por el Fondo General”.

En ese presupuesto, explicó Sánchez Parés, se incluye el Programa de Parques Nacionales, que debe pasar a manos del Departamento de Recursos Naturales.

A preguntas de si sabía cómo se habían manejado los centros durante la incumbencia de Volmar Méndez, quien estuvo al frente de esa agencia de enero de 2017a enero de 2018, Sánchez Parés dijo que desconocía.

No obstante, líderes deportivos como la presidenta del Comité Olmpico de Puerto Rico (Copur), Sara Rosario; y los presidentes de la Federación Puertorriqueña de Boxeo (FPB) y la Federación Puertorriqueña de Tenis de Mesa (FPTM), José “Chicky” Laureano e Iván Santos, respectivamente, dijeron que la actual situación comenzó desde el 2017, con la llegada del predecesor de Sánchez Parés.

Un daño al deporte

En tono de ironía, Laureano fingió haber olvidado qué eran los centros de formación deportiva. “¿Qué es eso? Están inexistentes. Nos afectamos, eso dejó de operar. Desde el 2017 eso está así”, dijo.

Laureano señaló que nunca les informaron que los centros iban a dejar de funcionar, sino que solamente no renovaron los contratos de los técnicos. Sin embargo, algunos de los entrenadores se han quedado trabajando en los centros.

Por su parte, Santos aludió que “la última vez que yo tuve conocimiento de eso fue el año pasado cuando contrataron en abril, mayo y junio. Se hicieron los Juegos de Puerto Rico, y ya no dieron más contratos”.

Rosario y Santos fueron enfáticos en que este programa es muy importante para el Copur y las federaciones porque de ahí es que salen los deportistas que posteriormente representan a Puerto Rico. “Eso le hace un daño al desarrollo del deporte de base, y cuando vengan las generaciones futuras, dentro de ocho, 12 años, que viene el relevo, ahí es que nosotros lo vamos a ver”, expresó Santos.

En el caso del tenis de mesa, Santos dijo que el programa impactaba hasta un máximo de 40 jóvenes al año. Por su parte, Laureano mencionó que tenían unos 15 centros que atendían entre 20 y 30 atletas.

“Para las federaciones ha sido un hueco grande porque había muchas federaciones que se nutrían de los atletas que iban despuntando y mostrando un talento”, puntualizó Rosario, presidenta del Copur.


Source link

Be part of our affiliated companies and receive a 20% discount.
www.onevirtualoffice.com
www.be1radio.com
www.rmcommunik.com
www.beonegroup.ca

Need Help?
Let our experienced staff help with virtual helpdesk. click for details.

Services:
– Laptop and Desktop Repair
– Virus and Malware Removal
– Computer Tune-up
– Remote Assistance
– Data Backup
– Data Recovery
– File Transfer and Sharing
– Hardware Diagnostics
– Antivirus Installation
– Software Installation
– Hardware Upgrades
– New System Setup
– Printer Troubleshooting
-Webmaster,hosting,Logo , Graphic design
-Social media Management
– Networking
– Install Windows Operating System (10, 8, 7, Vista and XP)

Business & Residential Toll Free: 1-800-432-1475 | Direct: (438)488-3296

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco