Caracas envía a prisión a seis empresarios estadounidenses en represalia por la extradición de Saab | Internacional



Al duro golpe asestado por Estados Unidos al régimen venezolano con la extradición de Alex Saab, Caracas ha respondido con el envío a prisión de seis antiguos directivos de Citgo, la filial de la petrolera estatal venezolana en EE UU, que fueron condenados por corrupción el año pasado y puestos bajo arresto domiciliario. La detención y traslado a la cárcel de los “seis de Citgo” se produjo nada más conocerse la extradición del presunto testaferro del presidente Nicolás Maduro, detenido en Cabo Verde desde hace más de un año y medio, y en posesión de valiosa información de los negocios e intereses económicos de Maduro, su familia y entorno.

“Como consecuencia de la extradición de Alex Saab, nuevamente los seis de Citgo son utilizados como monedas de cambio. Fueron trasladados al Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) para un presunto examen médico”, escribió en Twitter la abogada de los empresarios, María Alejandra Poleo. En conversación telefónica con la agencia EFE, la letrada confirmó que José Pereira Ruimwyk, José Luis Zambrano, Alirio José Zambrano, Jorge Toledo, Tomeu Vadell y Gustavo Cárdenas, quienes poseen nacionalidad estadounidense y venezolana, se encuentran detenidos en la sede del Sebin. Poleo dijo que había sido informada por las autoridades de que los empresarios serían devueltos a la celda que antiguamente ocupaban cuando fueron detenidos, acusados de firmar contratos que comprometían el futuro de Citgo.

La voz de la diplomacia norteamericana no ha tardado en levantarse. Washington ha reclamado este domingo la liberación “inmediata” de los seis exdirectivos de Citgo. El Departamento de Estado seguirá trabajando para lograr “la liberación de los estadounidenses detenidos de forma injusta en Venezuela”, ya que la seguridad de sus ciudadanos en el extranjero es su “máxima prioridad”. Según declaraciones de una portavoz del Departamento de Estado realizadas a la agencia Efe, “esos seis estadounidenses y sus familias han sufrido ya demasiado”. “Estados Unidos sigue pidiendo su inmediata liberación y su regreso a Estados Unidos”.

Caracas llevaba más de un año tratando de impedir la extradición a EE UU de Saab, donde el ciudadano colombiano con nacionalidad también venezolana se enfrenta a una pena máxima de 160 años, que podría verse reducida si acepta un acuerdo con la fiscalía a cambio de detalles sobre los negocios ilícitos del chavismo. Este lunes, Saab, de 49 años, debe comparecer ante el juez en un tribunal de Florida para responder a las acusaciones de lavado de dinero por más de 350 millones de dólares.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí




Source link

About rasco

Be Happy the future is friendly.
Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco