Saturday , 16 December 2017
Montreal garage phone , phone fix , phone repair the best in Montreal best service

«Cayetano se dio cuenta de la seriedad de la cornada y nos transmitió serenidad al entrar a la enfermería»

El torero Cayetano Rivera Ordóñez ha pasado la noche tranquilo, sin fiebre y todo hace prever una evolución favorable de las graves heridas que sufrió el miércoles en la plaza de toros de Zaragoza. Según el doctor Carlos Val-Carreres, jefe de la enfermería del coso de la Misericordia, aunque es todavía pronto para hablar de ausencia de complicaciones, todo indica que la «extensa e importante» herida evoluciona dentro de la normalidad. «Las molestias y los dolores son los normales al tratarse de una cornada que causó grandes destrozos musculares, pero el que no se haya presentado fiebre y el aspecto sea bueno, con ls drenajes funcionando perfectamente, nos hace ser optimistas». Val-Carreres se dio cuenta en la misma plaza de la gravedad del percance, «por la zona en que entró el pitón ya había que preocuparse», en el temido triángulo de Scarpa. «La suerte fue que en un área en donde la presencia vascular es tan importante el asta del toro hiciera carne destrozando fibras musculares», explicó el doctor a ABC, para subrayar, «las cosas pudieron ser mucho peor de haber afectado directamente una arteria o una vena» de esa temida zona. «Cayetano se dio cuenta de la seriedad de la cornada y entró en la enfermería transmitiendo serenidad, con una tremenda responsabilidad al ponerse en manos de los médicos. Todo fueron facilidades por su parte, y eso en una persona que llega con una profunda cornada es de resaltar, lo que valoramos mucho en momentos de tensión como los que se viven en una enfermería», explicó Val-Carreres. Tras la intervención de la herida en la propia plaza, Cayetano fue trasladado a la Clínica Quirón de la capital aragonesa en donde permanece ingresado, «si todo va bien, y con la cautela que hay que tener ante la evolución de una herida tan extensa, por lo menos estará hasta el próximo domingo». Cayetano fue cogido cuando toreaba al natural al segundo toro de la tarde del miércoles 11 de octubre. El astado de Juan Pedro Domecq le infirió una cornada a nivel de la cara interna del tercio superior del muslo izquierdo con un orificio de entrada de 6 centímetros y tres trayectorias. Una superior que llega al pubis, otra posterior de 10 centímetros y otra nferiro de 20 centímetros. Con una profusa hemorragia que hizo temer por la afectación de algún vaso importante, que afortunadamente los médicos descartaron. A la Clínica Quirón, acudió la misma noche del miércoles, la esposa del torero, Eva González.
Última Hora

About rasco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2017 - Beone Magazine powered by rasco