Thursday , 26 April 2018

Cifuentes ofrece wifi, teletrabajo y bus a medida para repoblar 78 municipios de la Comunidad de Madrid

La región madrileña supera los 7 millones de habitantes; en la capital, Madrid, residen más de 3 millones de almas, y en su corona metropolitana se sitúan algunas de las mayores ciudades de España: siete superan los 120.000 vecinos, y cinco están por encima de 160.000. Pero esta realidad corre paralela a otra: el 43 por ciento de los 179 municipios madrileños no llegan a 2.500 residentes, y una decena no tienen ni un centenar. El Gobierno de Cristina Cifuentes ha puesto en marcha una estrategia para repoblar estas localidades, atraer nuevos vecinos y lograr que los actuales tengan mejores servicios. Robregordo es el pueblo con menos habitantes de la Comunidad de Madrid: 44. En Madarcos no le van a la zaga: son 46 vecinos. Otras ocho poblaciones no llegan a los cien. Son vecindarios tan escasos que sus residentes soportan carencias de muchos servicios básicos, están lejos de otros y no siempre cuentan con medios -de transporte, de asistencia social, tecnológicos, etcétera- en igualdad de oportunidades con el resto de los madrileños. Aunque paguen sus impuestos igual que ellos. Sesenta medidas En el Gobierno regional han tomado conciencia de este problema. «Hay 78 municipios, de los 179 que tiene Madrid, con menos de 2.500 habitantes», explica Pedro Rollán, consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio. Pensando en ellos se ha diseñado desde su consejería la Estrategia para revitalizar los municipios rurales de la región y evitar su despoblación, un programa que incluye 60 medidas muy concretas, y en el que se van a invertir 130 millones de euros hasta 2021. Entre las acciones previstas, las hay tendentes a mejorar los transportes, con un sistema piloto «a demanda», que permitirá coordinar, desde una central, los viajes desde pueblos perdidos hasta puntos neurálgicos donde ir al médico, a hacer la compra o a conectar con el autobús a la capital. Entre las acciones previstas, las hay tendentes a mejorar los transportes, con un sistema piloto «a demanda» También habrá medidas relacionadas con la atención social: por ejemplo, reducir las ratio para que los colegios no cierren por falta de niños, o flexibilizarlas para que las residencias de mayores no tengan que ser de un mínimo de 150 plazas, algo que resulta sobredimensionado para estas zonas poco habitadas, recuerda Rollán. Todas las consejerías del Gobierno regional están involucradas en este plan, que fue uno de los anuncios de la presidenta Cifuentes durante el último debate sobre el estado de la región. El área de Medio Ambiente tiene además en cuenta otra circunstancia que en ocasiones es un hándicap para la revitalización de muchos de estos pueblos: las protecciones que pesan sobre ellos por encontrarse inmersos en parajes medioambientalmente singulares. Canon de reversión medioambiental La Estrategia trata de poner en marcha programas que hagan más atractivo quedarse a vivir en estos pueblos, o que atraigan a los mismos a nuevos pobladores. Por ejemplo, con wifi gratuita, que se implantará también mediante un programa piloto -empezando por El Atazar- gracias a la tecnología que ya utiliza el Canal de Isabel II en muchas de sus instalaciones de control en estas zonas. En estos municipios, especialmente los situados en la llamada sierra pobre y su entorno, se tiene la sensación de que el Canal «bebe de la sierra norte, pero los beneficios no llegan». El consejero de Medio Ambiente explica que la empresa pública del agua reparte sus dividendos en función de la población, por lo que las localidades con pocos vecinos reciben aportaciones muy pequeñas. Para paliarlo, desde el Canal se promoverá un decreto que regule el reparto de un canon de reversión medioambiental sobre áreas afectadas por presas y grandes conducciones. Sin normas urbanísticas Otro problema relacionado con su pequeño tamaño es que «no tiene casi ninguno normas urbanísticas actualizadas», explica Rollán: «Su prioridad es pagar la luz de una veintena de farolas, no redactar un Plan de Urbanismo». Pero cuando una empresa agropecuaria quiere instalarse en su término, esa carencia de normativa puede suponer un problema. Ahí también echará una mano el Gobierno regional. El empleo, básico para atraer más población o mantener a la actual, también se reforzará, con iniciativas como la modernizacíon del matadero de Buitrago, que podría ampliarse con una línea de despiece donde preparar el producto para ser comercializado.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco