Cómo relajarte junto a tu mascota

Toda persona que tiene o ha tenido una mascota sabe el vínculo tan estrecho que puede crearse entre ambos, al punto que algunos se convierten en compañía y apoyo emocional. Pero, más allá de esos casos especiales, cuando se habla de ese perro que llegó a tu vida, ya sea de manera inesperada o luego de una búsqueda de mucho tiempo, es imposible no mencionar ese lazo invisible de amor que se crea.

“Nuestras mascotas a veces son la mejor medicina. Son nuestra conexión con el amor incondicional y la gratitud. La conexión con la mascota de manera terapéutica siempre ha existido. Se recomienda en personas mayores, niños con problemas de aprendizaje, personas con problemas de ansiedad y depresión. Las mascotas han evidenciado que ayudan muchísimo, sobre todo para la salud mental, independientemente de la edad”, destaca Nayda Fernández, creadora de transformateconyoga.com y coach de salud integral e instructora de yoga.

En una investigación conjunta realizada por National Institutes of Health y el Centro WALTHAM para Nutrición de Mascotas de la Corporación Mars se demostró que “la interacción con animales disminuye los niveles de cortisol (una hormona relacionada con el estrés) y disminuye la presión arterial”.

No obstante, ambas entidades destacaron que otros estudios han descubierto que los animales pueden “reducir la soledad, aumentar los sentimientos de apoyo social y mejorar su estado de ánimo”.

Estos beneficios de tener una mascota en casa se hicieron más notables durante el encierro causado por la pandemia, pero de igual forma puede convertirse en un problema de ansiedad con el regreso paulatino a la normalidad.

“Nuestras mascotas también están pasando por una etapa de cambio. Primero porque estuvimos mucho tiempo en casa y ahora estamos regresando a la normalidad. Esto le puede causar ansiedad por la separación”, menciona Fernández.

Ajustarse a los cambios

La pandemia llegó con un cambio en el estilo de vida y, si no te preparas emocionalmente, puede acarrear problemas para tu salud.

“Hemos visto que el mundo cambió y tenemos que aprender a adaptarnos al cambio. El sistema nervioso en todos se ha visto afectado y se ve porque se han disparado los casos de ansiedad, depresión, etcétera”, asegura Fernández.

La coach menciona que según las guías terapéuticas de los médicos, se recomiendan detener la actividad regular diaria por unos 15 a 20 minutos para, al menos, respirar de manera consciente y relajar la mente.

“Parar no significa quedarte viendo el celular, sino parar, respirar, utilizar técnicas de relajación que nos ayuden a que nuestro sistema nervioso al menos se equilibre. En casa podemos hacer ejercicios de relajación”, sugiere.

Un ejemplo de ejercicio de respiración es inhalar por la nariz contando hasta cuatro y exhalar más lento contando hasta seis.

Cuando queremos trabajar nuestro sistema nervioso, se recomienda que la exhalación sea más larga que la inhalación. Eso va a ayudar que la respuesta de relajación en el cuerpo ocurra más rápido. Los ejercicios de relajación, como son los de respiración que en el yoga se les llama pranayama, han evidenciado que ayudan a todas las edades. Es el primer paso para equilibrar el sistema nervioso”, explica Fernández.

Además de esos ejercicios de relajación, en los que puedes incluir a tus mascotas, puedes dedicarle tiempo al ejercicio físico con una actividad tan sencilla como caminar al aire libre.

“A todas estas actividades que envuelven ejercicios de respiración, yoga, aromaterapia, terapia con las mascotas se les conoce como medicina integrativa, que es la unión de medicina tradicional y estas modalidades de terapias para empoderar al paciente y que su salud mejore a nivel físico, emocional y espiritual”, menciona Fernández.

perro  y gato
perro y gato

Integra a tu mascota

Para mantener el balance en tus emociones, la coach de salud integral e instructora de yoga Nayda Fernández, sugiere sacar al menos 15 minutos diarios para relajar tu mente.

En este tiempo, si deseas integrar a tu mascota en esos ejercicios de relajación, Fernández sugiere lo siguiente.

Encuentra un área en la que no tengas interrupciones, ni de otras personas que vivan contigo ni de aparatos electrónicos.

Trata de tener ropa cómoda y sentarte en una postura que resulte cómoda para ti y donde tu perro o gato se sienta a gusto.

“En un principio pueden buscar juego, pero ellos reconocen el sistema nervioso nuestro instantáneamente. Si estás triste o alegre, lo perciben. Lo que debes hacer es seguir realizando ejercicios de relajación y, poco a poco, la mascota se va adaptando”, sugiere Fernández.

Si te relaja, pon música instrumental o sonidos de la naturaleza. En caso de que prefieras el silencio, procura que sea un lugar donde no entre el sonido de afuera.

Aplícate un poco de aceite esencial en la palma de tu mano y frótalas.

Comienza cruzando las piernas frente a ti y acomodando a tu mascota entre ellas. Ve pasando tus manos desde la cabeza hasta la cola a la vez que vas inhalando y exhalando poco a poco. Luego, acaricia tu mascota desde el pecho hasta las piernas. Este ejercicio los relajará a ambos.

“Hay que dedicarles tiempo. Ese tipo de masaje a través de la columna vertebral, desde el tope de la cabeza hasta la colita y regresar, masajear el abdomen llegando hasta las piernas, son cosas que ayudan a la mascota y al humano”, asegura la experta.

Aprovecha este momento para dejar a un lado los pensamientos negativos y los problemas, y ocupa tu mente con frases de agradecimiento y amor hacia tu mascota, tu entorno y hacia ti misma.

Una vez la mascota se relaje, puedes mantenerte meditando, respirando o realizar posturas de yoga integrando a tu mascota.


Source link

About Rossana Marquez

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco