Friday , 24 November 2017

Cristiano, en la búsqueda de su futuro más allá del fútbol

Mentira piadosa. Cristiano Ronaldo manifiesta que no sabe lo qué hará en el futuro cuando se retire del fútbol «dentro de cinco o diez años». No es cierto. Sabe muy bien lo que hará. Lo lleva haciendo desde hace cinco temporadas, cuando tenía 25 y solo había ganado un Balón de Oro. Nunca será entrenador. Viendo lo que sufre Rafa Benítez es lo más conveniente, pensará. Ha decidido ser empresario de moda y de hoteles y ligar su marca CR7 en esos dos sectores. Y consolidar su imagen mundial como fetiche de diversas multinacionales. Ahora, a los 30, en el otoño de su carrera que cantaría Sinatra, el portugués dedica cada vez más tiempo y dinero a ser Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro hombre de negocios. Su lema es no volver a ver en casa una familia desestructurada, la que soportó de niño, con el único apoyo de su madre, Dolores, como baluarte para manter la nave a flote. Aquello le marcó de pequeño. Ha querido contestar aquella vida de dureza con el triunfo personal. Su lema ha sido darle la máxima felicidad a mamá, que lo soportó todo. Ver ahora al niño libanés Haidar, que soportó un atentado vestido, como siempre, con la camiseta de su ídolo, le hace sentirse identificado con él. Haidar perdió a su madre. Ya ha conocido a Cristiano. Hoy estará en el Bernabéu. Florentino Pérez conoce bien la trayectoria personal de su estrella, a la que fichó en 2009. Ronaldo lo pasó muy mal de niño, con un padre borracho, Dinis Aveiro, y posteriormente con una supervivencia en Lisboa, solo, con once años, para intentar triunfar en el fútbol. Estuvo a punto de dejarlo todo. Su madre, «Doña Dolores», le convenció para que no volviera a Funchal y siguiera en el Sporting de Lisboa con el fin de labrarse un futuro mejor que su humilde familia. Menos mal que se hizo fuerte y continuó. Muchos triunfadores surgen de la pobreza y de una familia rota como la suya, protegidos por una madre coraje como baluarte. Ahora, Ronaldo lo ha alcanzado casi todo en el fútbol. Y desde muy joven ha sido previsor. Se ha dedicado a invertir su dinero en la creación de negocios propios y a vender su imagen con muy buenos consejeros, empezando por él mismo. Su reto ha sido no vivir más en una familia desmembrada. Su gusto por la moda le llevó a crear su marca CR7, que aborda todos los estilos, desde abrigos y chaquetones a zapatos, vaqueros, camisas, chaquetas, prendas deportivas y la famosa ropa interior que preside plazas como la Puerta del Sol con fotos de treinta metros de alto. Esa línea de moda ha supuesto una inversión de 45 millones de euros en todos estos años. «Los mejores zapatos se hacen en mi país» Su orgullo es que los productos CR7 se fabrican en su país. Sus zapatos, de alta gama, compiten en todas la ferias mundiales y se realizan en la fábrica de Guimaraes. «Portugal tiene los mejores zapatos del mundo», destaca el futbolista con admiración. Ahora acaba de diversificar sus inversiones con la creación de cuatro hoteles, fusionado con el Grupo Pestana, que se denominarán CR7 y estarán destinados a un público joven, de 18 a 34 años. Madrid será la sede principal de la cadena. El futbolista piensa vivir habitualmente en la capital de España, sitio idóneo para gestionar el grupo. Habrá hoteles en Madrid y Nueva York, que serán abiertos en 2017, mientras los previstos en Madeira y Lisboa serán inaugurados el próximo año. El tercer ámbito de negocio que desarrolla el «siete» es su imagen. Es el referente de cuatro grandes multinacionales. Es la bandera de Nike en España, contrato que le reporta ocho millones anuales. El Banco Espirito Santo luso le abona cinco millones por ser su reclamo. Percibe cuatro millones de Kentucky Fried Chicken y otros cuatro de Herbalife. Una visión de negocio similar a la de Rossi Actualmente desea desarrollar su marca en Asia. «Ese mercado es infinito», señala. Con ese fin ha vendido parte de sus derechos de imagen a la empresa Mint Media, propiedad del singapurense Peter Lim, dueño del Valencia. Quiere jugar «hasta los cuarenta años», dice Jorge Mendes ante ABC. «Tiene cuerda para mucho tiempo», subraya. Un análisis profundo de esa continuidad nos expone una visión de carrera similar a la de Valentino Rossi, que hace del motociclismo su imagen perenne. Ronaldo se cuida para rendir al máximo todos los años que pueda porque su marca y sus negocios van detrás de sus goles al más alto nivel. Su moda CR7 necesita que siga siendo importante en el fútbol. Sus hoteles serán un exponente de futuro. Los analistas de inversiones calculan que Cristiano percibe unos 34 millones anuales por sus rendimientos publicitarios y de imagen. Anteriomente fue la foto fija de la ropa interior de Armani. Gana mucho más dinero en estos segmentos que en el fútbol, que es la semilla de todos los emolumentos. El 2 de agosto su apoderado, Jorge Mendes, se casó oficialmente con la mujer de su vida, la inteligente Sandra Barbosa, y el goleador regaló a la pareja una isla en Grecia. Su valor fue de siete millones. El artillero del Real Madrid también quiere hacer más grande internacionalmente a Madeira. Además del próximo hotel con su nombre ya ha instaurado en Funchal el Museo Cristiano Ronaldo, donde deposita todos sus trofeos, fotos, camisetas, botas y recuerdos. Y dice que no sabe lo que hará en el futuro. Debe ser porque lo tiene todo planificado desde hace tiempo.


Última Hora

About rasco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2017 - Beone Magazine powered by rasco