Wednesday , 17 October 2018

«El Chicle», pendiente de entrar en prisión por un delito de narcotráfico

José Enrique Abuín, alias «El Chicle,» vivía a menos de 15 kilómetros de donde desapareció Diana Quer, la distancia que separa la aldea de Taragoña en la que residía del paseo de A Pobra do Caramiñal en el que se vio por última vez con vida a la joven madrileña de 19 años. En el historial policial de este joven de 1,80 de estatura y amante del running, al que ha tenido acceso ABC, constan media docena de antecedentes, el más grave una agresión sexual con penetración, es decir, una violación, cometida en 2005 a su cuñada. Dos años después volvió a ser arrestado por un delito de lesiones y ese mismo año por otro de tráfico de drogas en la conocida como «operación Piñata», una macrocausa contra el tráfico de estupefacientes en La Coruña. Al volante del coche que conducía Abuín, la Guardia Civil halló dos kilos de cocaína. Le seguía otro viejo conocido de los agentes en un vehículo lanzadera. «El Chicle» fue condenado a un año y nueve meses de prisión, que al parecer tenía pendiente de cumplimiento. Los detenidos vivían con las persianas bajadas, casi no se dejaban ver Según fuentes del entorno confirmaron a este medio, el arrestado llegó a fanfarronear en más de una ocasión con su estancia entre rejas e incluso explicó que uno de los presuntos negocios por los que fue detenido le reportó los 40.000 euros con los que acabó de pagar una deuda. Sobre su comportamiento diario, sus vecinos explicaron que en su casa era raro ver una persiana levantada y que tanto él como su esposa vivían encerrados en la vivienda que adquirieron hace ahora cuatro años. Tampoco se relacionaban mucho y eran escasas las palabras que llegaban a cruzar de puertas para fuera. Tenían tres vehículos que ahora están en el punto de mira: un Audi, un Alfa Romeo y un Fiat Bravo. Su paradero, objetivo final De vuelta a su expediente policial, El Chicle ha sido detenido también por conducir sin carné dos veces y le consta otro arresto de este mismo agosto. Sobre el suceso que desencadenó su detención, los agentes creen que se confió tras cerca de quinientos días de infructuosa búsqueda por parte de los investigadores y por eso el lunes salió, de nuevo, de caza. El objetivo último de los encargados del complejo caso es dar con el paradero de la muchacha por lo que, indican, no se dará ningún paso en falso.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco