Saturday , 16 December 2017
Montreal garage phone , phone fix , phone repair the best in Montreal best service

El choque accidental de un Cercanías en Barcelona deja 56 heridos, tres de ellos graves

Sobresalto ferroviario en Barcelona que pudo terminar en una tragedia. Un tren de Cercanías que llegaba ayer a su destino final, en la estación de Francia, chocó con el bloque de hierro que tiene la vía como tope final y dejó a 56 pasajeros heridos, tres de ellos de gravedad. Los hechos sucedieron a primera hora por causas desconocidas. Se sabe, eso sí, que el tren, en el que viajaban 70 pasajeros, ya estaba frenando, lo que evitó una colisión con peores consecuencias. El tren, que daba servicio a la línea R2 Sur, había salido con total normalidad de la estación de Sant Vicenç de Calders (Barcelona) a las 6.02 horas dirección Barcelona y llegaba a tiempo y al entrar en la estación por la vía 11 acabó encastado con el tope final. «Ha sido como un terremoto», explicaban los propios afectados, todavía asustados poco después de salir del tren. Relataron que el tren ya había reducido la velocidad cuando un repentino golpe hizo que prácticamente todos los pasajeros que estaban de pie y que se preparaban para bajar del tren cayeran al suelo del vagón. «De repente estaba en el suelo. Y ya está. Lo único: un golpe en la cabeza y que me caí encima de una señora», comentaba Javier, una de las víctimas. Conductor experimentado El maquinista, que tiene 31 años y siete años de experiencia y ninguna incidencia como conductor de trenes en las líneas de Cercanía del Área Metropolitana de Barcelona, tuvo que ser rescatado de la cabina por los bomberos. Resultó herido de menor gravedad, aunque presentaba un estado de shock, y por ello fue trasladado al hospital Sagrat Cor de Barcelona. Según informó la policía autonómica, el maquinista dio negativo en los controles de alcolhemia y drogas. Tras el siniestro, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) derivó a todos los heridos a diferentes hospitales de la ciudad. Tres de los lesionados en el accidente resultaron heridos de grave –aunque en ninguno de los casos se teme por su vida–, 19 presentaban pronóstico menos grave y 34 tenían contusiones leves. A media tarde, 44 de los 56 atendidos ya habían sido dados de alta. Tanto Renfe como Adif abrieron informes internos para esclarecer el suceso y el juzgado de instrucción 11 de Barcelona abrió diligencias por el accidente. Desde un primer momento los investigadores barajan dos posibles causas: un error humano por una distracción del conductor o un percance inesperado, o un fallo mecánico. La declaración del conductor y el contenido de las cajas internas, que ya están en manos de los Mossos d’Esquadra, serán clave para acabar de resolver el suceso. Fuentes ferroviarias confirmaron que el tren entró en la estación realizando ya las maniobras de frenado, con lo que no se activó ningún sistema de emergencia. Desde Renfe también precisaron a ABC que todavía no era posible conocer la velocidad a la que iba el convoy, aunque sí se sabe que durante el trayecto en ningún momento se llegó a superar el límite permitido. El tren, que acabó con el morro chafado y algunos desperfectos por el choque pero sin ningún cristal roto, quedó medio descarrilado y tuvo que ser retirado por la tarde. Además, el ministro de Fomento, Íñigo De la Serna, que acudió a Barcelona para seguir el accidente, corroboró que el vehículo había pasado las revisiones y los controles de mantenimiento pertinentes, el último el pasado día 18 de julio. La rápida y efectiva coordinación entre cuerpos de emergencias permitieron atender con diligencia a los heridos. Al lugar de los hechos acudieron 11 dotaciones de los Bomberos de Barcelona, varias patrullas de la Guardia Urbana y de los Mossos, además de efectivos de Renfe y Adif y Protección Civil de la Generalitat activó la alerta del plan de emergencias en transporte de viajeros por ferrocarril (Ferrocat). Normalidad a las diez Para atender a los heridos, se improvisó una zona de atención en pleno andén de la estación, con camillas y sillas de ruedas para quienes lo necesitaran. Sobre las 10 horas, la estación ya recuperado prácticamente la normalidad, eso sí, dentro de lo que cabe en un día de huelga. A la estación de Francia se desplazaron diversas autoridades, como el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, o el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo. Sobre el mediodía, también llegó a las instalaciones De la Serna, que agradeció la celeridad con la que se activaron los protocolos de actuación. El vicepresidente Oriol Junqueras y los consejeros de Interior, Joaquim Forn, Salud, Toni Comín, Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, también se personaron al lugar de los hechos, que está muy cerca al Parlamento de Cataluña y en el que ayer se celebraba la última jornada del pleno de julio.
Última Hora

About rasco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2017 - Beone Magazine powered by rasco