Saturday , 18 August 2018

El ciego que se ganó al jurado de «Got Talent» riéndose de sí mismo

Got Talent España Got Talent alcanza ya su séptimo programa de esta nueva edición, que a partir de ahora se emitirá los lunes. Telecinco ha aprovechado que Operación Triunfo para trasladar su talent show, hasta ahora programada para los viernes, al primer día de la semana. Está por ver si el espacio en el que Risto, Jorge Javier Vázquez, Edurne y Eva Hache ejercen de jurado, está en condiciones de convertirse en el líder de audiencia de la noche de los lunes. Hasta el momento, Got Talent se ha sustentado mucho más en el espectáculo que dan sus jueces que en el de sus aspirantes. Los miembros del jurado, entre los que se cuenta el siempre polémico Risto, no dejan pasar la ocasión de enzarzarse en rencillas por sus opiniones sobre las actuaciones de los concursantes. En uno de los programas, Mejide llegó a abandonar el plató enfadadísimo y amenazando con sabotear las siguientes galas de Got Talent. Como es habitual en el programa, por el escenario pasaron los talentos más variados e inesperados: músicos, bailarines, humoristas, actores, magos…Cualquier cosa tiene cabida y cualquier cosa saben valorar los cuatro jueces de Got Talent, aunque su criterio sea más que discutible en muchas ocasiones. No son escasas las ocasiones en las que auténticos frikazos en busca de su minuto de gloria televivisa que, incomprensiblemente, consiguen pasar a la siguiente fase del programa. Uno de los números más especiales de la noche fue el protagonizado por David, un vendedor de cupones ciego que llegó al programa para intentar hacer reír al público y al jurado. Con su actuación, aseguró, buscaba acabar con algunos de los prejuicios más extendidos sobre la ceguera en clave de humor. «No hay nada mejor que alguien riéndose de sí mismo», le dijo Jorge Javier Vázquez. «Bueno, en cualquier momento os podéis marchar que no me voy a dar cuenta ni me voy a quedar con vuestras caras», empezó David, arráncandole una sonora carcajada a los asistentes. «La verdad que yo preferiría ser vidente que invidente, porque de no ver nada a ver hasta el futuro, hay una gran diferencia…», continuó el humorista, «os voy a responder algunas de las preguntas que suelen hacerme habitualmente, como por ejemplo si me duele que me metan el dedo en el ojo, o que si hago el amor con la luz apagada o encendida». Con sus chistes David se metió al jurado en el bolsillo. Risto le dijo que le parece «fantástico que haya gente cargándose esos prejuicios y normalizando algo tan corriente como es una ceguera». Por su parte, a Eva Hache le pareció «un pelín oportunista utilizar la ceguera para tus chistes, pero tu actitud es envidiable». Al final, el humorista consiguió los síes del jurado y pasó a la siguiente ronda.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco