El coche eléctrico solo despunta en los países más ricos

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (Acea, por sus siglas en inglés) ha advertido de la “gran fragmentación” que sufre el vehículo eléctrico en relación al PIB per cápita de los países comunitarios. Según sus últimos datos, solo en los países de la Europa Occidental con un PIB per cápita superior a 30.000 euros los vehículos eléctricos tienen una cuota de mercado superior al 1 %. Por el contrario, en casi la mitad de todos los estados miembros de la Unión Europea (UE) el peso del vehículo eléctrico es del 0,5 % o inferior. De hecho, en los países con un PIB per cápita por debajo de 17.000 euros la cuota de mercado sigue siendo cercana a cero, incluidos los nuevos Estados miembros de la zona central y oriental de la UE, así como la “Grecia devastada por la crisis”, afirma Acea. Sin embargo, para la patronal europea de fabricantes de automóviles la accesibilidad al vehículo eléctrico es un “tema importante”. Para el secretario general de Acea, Erik Jonnaert, los datos demuestran “que, aunque está creciendo el mercado europeo del vehículo eléctrico, sigue siendo extremadamente desigual, lo que hace difícil concebir algo parecido a un mandato de acreditación a escala europea”. En su opinión, “las futuras medidas de descarbonización deberían de ser inclusivas en lugar de suponer que todos los países se encuentran en la misma posición que un puñado de mercados en materia de vehículos eléctricos”. Los fabricantes también alertan de que los incentivos para la compra de un vehículo eléctrico, y especialmente su valor monetario, son “muy diferentes en toda Europa”. De hecho, en los países con amplios incentivos la adquisición de eléctricos es “significativa”, mientras que es testimonial en los que no hay ayudas. Al respecto, el secretario general de Acea ha apuntado que “mucha gente considera el mercado noruego como un punto de referencia, pero al igual que su PIB es de 64.000 euros por habitante, más del doble de la media de la UE, la participación de Noruega en el mercado del vehículo eléctrico es del 29 %, algo que es una excepción en Europa”. “Por el contrario, a nadie le interesa Grecia, por ejemplo, donde el año pasado se vendieron solo 32 coches con carga eléctrica”, ha añadido. Desde la patronal europea advierten de que además de unos incentivos al consumidor “armonizados y coherentes” para estimular las ventas, “se necesitan más inversiones en infraestructura de recarga y reabastecimiento de combustible en todos los estados miembros de la UE”. Otra de las problemáticas de los vehículos eléctricos, según Acea, es que los consumidores que buscan una alternativa al diésel “a menudo” optan por vehículos de gasolina o vehículos híbridos, pero no apuestan por los primeros. De acuerdo con Acea, los países en los que el vehículo eléctrico tiene una penetración más alta son, además de Noruega, los Países Bajos (un 6 %), Suecia (un 3,6 %) y Suiza (un 2 %). Por el contrario, Bulgaria y Grecia ocupan las últimas posiciones en cuanto a la penetración del vehículo eléctrico, seguidas de Eslovaquia y Rumanía (ambas con un 0,1 %), Italia (0,2 %) y España, Lituania y Letonia (con un 0,3 % del total de las matriculaciones de este tipo de vehículos).
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco