Thursday , 24 May 2018

El corte del jurado de Got Talent a un aspirante: «No hables más, que la estás cagando»

Got Talent España Por segunda vez desde que empezó la semana, Got Talent ocupa la noche de Telecinco. Tras posponer el estreno de su serie La verdad, la cadena de Mediaset ha decidido emitir el programa dos veces en una misma semana. No se sabe de dónde saca Got Talent a tantos apsirantes con talentos ocultos, debe de ser que vivimos en un país de artistas frustrados o que se ven a sí mismo como infravalorados. El caso es que Risto Mejide, Jorge Javier Vázquez, Edurne y Eva Hache volvieron a sentarse a la mesa del jurado para quién merece un segundo minuto de gloria televisivo y quién ha tenido suficiente con el de la prueba de audición. Una vez más, y como es inevitable en un programa de este tipo con jueces de este tipo, las disputas estuvieron a la orden día entre los últimos decisores del programa, especialmente entre Risto Mejide y todos los demás. Uno puede encontrarse cualquier cosa cuando pincha Telecinco y están emitiendo Got Talent: talentos que uno ni siquiera sabía que existían, y otros más comunes, como el de cantar y bailar, pero nunca repartidos equitativamente. Los filtros de Telecinco para acceder al programa no deben de ser demasiado exigentes, no se sabe siquiera que existan tales filtros, pues lo mismo aparecen en plató virtuosos de lo suyo que se presentan auténticos oportunistas con la sola intención de llamar la atención. Más que para impulsar a los grandes talentos que llegan al escenario, que se cuentan con los dedos de una mano, el jurado de Got Talent está contratado para rechazar con educación a las decenas de frikis que aparecen por allí. Y todavía son más aquellos a los que no les saben muy bien qué decir porque no saben si son unos genios o todo lo contrario. Ese fue el caso de Daniel, llegado desde Cartagena para hacer «acroyoga», una especie de baile del que nadie había oído hablar. Vestido con un traje negro, Daniel comenzó a contorsionarse por el escenario sin que nadie comprendiese muy bien qué es lo que estaba pretendiendo hacer. Cuando terminó el espectáculo, Risto fue el primero en tomar la palabra con sus habituales circunloquios en los que habla sin decir. Daniel no parecía muy de acuerdo con lo que el juez empezó a decir y quiso interrumpirle, pero el catalán le cortó rápido: «No hables más, que la estás cagando». Las palabras de Jorge Javier sirven para ilustrar lo que todos pensaron al verle: «Al principio me ha parecido un rollo, la verdad. Luego ya no sabía qué pensar, no he acabado de entenderlo, me parecías un personaje de Ratatouille o algo…» Tuvo suerte el murciano porque, pese a sus roces con el jurado, se hizo con tres de los cuatro votos: solo Eva Hache se negó a dejarle pasar de fase. Contra todo pronóstico, Risto quiso darle una segunda oportunidad al hombre del acroyoga. Veremos qué hace en los próximos programas.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco