Wednesday , 22 November 2017

El Duero multiplica por seis su caudal en Zamora

La crecida del Duero a su paso por Zamora ha hecho que el caudal del río se haya multiplicado por seis desde principios de año hasta hoy y eso ha provocado que se hayan anegado algunos paseos ribereños del Duero a su paso por la capital zamorana. El agua ha dejado intransitable el paseo de la margen derecha a la altura del Puente de Piedra y ha afectado también a la zona del merendero de Los Pelambres y al arroyo de Valorio, que ha inundado un camino que se encuentra cortado en el barrio de Olivares, cerca de su desembocadura en el Duero. Los datos en tiempo real de la Confederación Hidrográfica del Duero han indicado que el caudal del Duero rebasó esta tarde en Zamora los 305 metros cúbicos por segundo. En la provincia de Zamora, en la jornada de este domingo se han cortado al tráfico cuatro carreteras, una de ellas, la ZA-103, por nieve en la subida a la Laguna de Peces. Por su parte, las lluvias y la presencia de agua en la calzada han obligado a cortar la carretera entre Vegalatrave y Domez de Alba, en la comarca de Aliste, y la que comunica Santibáñez de Tera y Santa María de Valverde, en la comarca de Benavente y Los Valles. Asimismo, el desbordamiento de cauces obligó a cortar por la mañana la carretera entre Villabrázaro y Benavente, que está de nuevo abierta al tráfico, ha inundado algunas casas y naves ganaderas en pueblos de Aliste. Los bomberos de los parques comarcales y los trabajadores del parque de maquinaria de la Diputación han tenido que atender numerosas incidencias a lo largo de la jornada, en la que la presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín, ha comprobado «in situ» los efectos del temporal en la comarca de Aliste. A lo largo del día, dos ríos de la cuenca del Duero superaron el nivel de alarma a su paso por la provincia, algo que ocurrió en el río Aliste en la estación de medición de aforos de Vegalatrave, y en el río Castrón a la altura de la localidad de Villaveza del Agua, en la comarca de Benavente y Los Valles. Sin llegar al nivel de alarma, la CHD también estuvo pendiente de los problemas que pudieran original los caudales de los ríos Negro y Tera en el norte de la provincia. La presencia de balsas de agua, los arrastres y desprendimientos obligan a circular con precaución por toda la red secundaria de carreteras en la provincia zamorana.


Última Hora

About rasco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2017 - Beone Magazine powered by rasco