El exdirector del FBI James Comey declarará este jueves que Trump le presionó

Donald Trump anunció este miércoles el nombramiento del nuevo director del FBI, Christopher Wray, un veterano del Departamento de Justicia de trayectoria impecable. Es imposible desligar el anuncio de la comparecencia prevista para este jueves de su antecesor en el cargo, James Comey, ante el Comité de Inteligencia del Senado. Las declaraciones del exdirector del FBI sobre las presiones del presidente de EE.UU. a las investigaciones de las injerencias de Rusia en las elecciones son un momento crucial para el futuro de Trump y su hipotético procesamiento. Desde hace días, las televisiones anuncian la comparecencia como uno de los eventos políticos con más peso de esta joven Administración y toda la atención de EE.UU. estará puesta en desentrañar si las palabras de Comey indican una posible obstrucción de la acción de la justicia por parte del presidente. Trump despidió de forma fulminante a Comey después de que medios estadounidenses revelasen que le exigió dar por terminada la investigación a Mike Flynn, su exasesor de seguridad nacional, que tuvo conversaciones inapropiadas con el embajador de Rusia. El nombramiento de Wray pocas horas antes de esta comparecencia parece una cortina de humo ante la inevitable atención a las palabras de Comey. El efecto de distracción, sin embargo, duró muy poco. A primera hora de la tarde, el Comité de Inteligencia publicó la declaración preparada por Comey para el día siguiente. En ella confirma muchas de las exclusivas publicadas por medios estadounidenses como «The Washington Post» y «The New York Times» sobre las polémicas presiones de Trump hacia su labor como director del FBI, una agencia celosa de su independencia de la Casa Blanca. Las conversaciones, al detalle La declaración es un relato detallado de las conversaciones en privado entre Trump y Comey desde el pasado enero. En una de ellas, el presidente le pidió que «dejara pasar» la investigación a Flynn, a lo que Comey asegura que no accedió. En otras conversaciones, describió las investigaciones sobre Rusia y las informaciones sobre ello en la prensa como una «nube» que le impedía gobernar y le pidió que la «despejara». La presión en estos encuentros en persona, que Trump forzó, fue suficiente como para que Comey pidiera al fiscal general, Jeff Sessions, que impidiera reuniones de este tipo, en las que el presidente también le exigió «lealtad». Comey tendrá que ampliar este jueves sus declaraciones con las preguntas de los senadores. Es muy probable que Trump siga en directo la comparecencia, con una mano en el mando de la tele y la otra en Twitter.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco