El fichaje del Real Madrid se llama Solari

La grandeza del fútbol se fundamenta en estas situaciones que cambian radicalmente a un equipo al apostar con decisiones nada políticas. El entrenador que fichará el Real Madrid no se llama Conte, ni Pochettino, se denomina Santiago Hernán Solari y estaba en la casa blanca desde hace mucho tiempo. La asunción de medidas con «sentido común» ha revolucionado el Real Madrid y ha conseguido acabar con una crisis muy grave. «Mi futuro no importa, ya lo veremos, lo importante es que hemos conseguido todo lo necesario para el bien del equipo», explicó el argentino al cuestionarle por su continuidad en el puesto. Solari critica la violencia celeste: «El Celta ha sido muy duro; me preocupan las lesiones de Casemiro, Nacho, Reguilón y Bale» Se lo ha ganado con cuatro victorias en dos semanas. «Era imposible hacerlo mejor», argumentaba Lucas Vázquez. El entrenador ha tomado determinaciones necesarias para dar un vuelco a la crisis. Dio la titularidad a un guardameta y eligió a Courtois. Otorgó su sitio a laterales puros, Odriozola y Reguilón. Concedió minutos a Vinicius. Y sentó a Isco y Asensio. El malagueño vivió en Vigo su tercera suplencia consecutiva. No jugó en Balaídos por culpa de las lesiones de los defensas. Y Asensio vivió su segunda reserva consecutiva, para saltar al campo en el segundo periodo. Solari ha dado golpes de timón y ha logrado cuatro triunfos seguidos. «Esto no es solo tocar una tecla de un órgano, es mucho más complicado», adujo el responsable de la plantilla al valorar su dirección. Por fin gana fuera También ha roto una racha que preocupaba. El Real Madrid no ganaba a domicilio desde el 26 de agosto, en Gerona. Anoche consiguió la segunda victoria fuera del Bernabéu, tras el empate en Bilbao y las derrotas en Sevilla, Vitoria y Barcelona. Los datos colocan a Solari de forma definitiva. El técnico blanco y su continuidad: «Mi futuro no importa, ya veremos, lo importante es conseguir el bien del equipo» El argentino, de todos modos, lo pasó mal en Balaídos, preocupado ante el parte médico del club. El encuentro se le complicó demasiado por culpa de una violencia que Undiano permitió. Casemiro tuvo que ser sustituido tras una dura entrada. Sufre un esguince en el tobillo derecho. Nacho fue relevado, aquejado de un fuerte golpe en una rodilla. Reguilón fue cambiado por molestias en los isquiotibiales. Y Bale tuvo que aguantar hasta el final, con el tobillo dolorido por una entrada espantosa, porque las tres bajas anteriores impidieron su marcha del campo, aunque el galés la solicitó en varias ocasiones. Tres jugadores, al médico El entrenador se quejó de la antideportividad del cuadro celeste: «Fue un partido muy duro. El Celta lo planteó así, golpeó, jugó muy agresivo, al límite del Reglamento. Casemiro, Reguilón, Nacho y Bale están lesionados y las bajas de las defensas nos obligaron a hacer sustituciones muy pronto, y por golpes. No pudimos plantear el segundo tiempo como habríamos deseado. Gareth jugó tocado y aguantó con el tobillo hinchado hasta el final». El galés, de todos modos, viajó a Gales y espera poder competir con su selección. «No se llama penalti a lo Panenka, se llama penalti a lo Ramos», decía un directivo del Real Madrid en Vigo al final del partido El Real Madrid consiguió restar puntos al Barcelona y se introduce de nuevo en la lucha real por el título liguero. Solari elogió a sus hombres por el salto adelante: «Es mérito de los jugadores, que hicieron un gran partido y se sobrepusieron a muchas cosas». El nuevo penalti a lo Panenka lanzado por Ramos fue otra demostración de la confianza del equipo blanco. «Se llama penalti a lo Ramos», advertía un directivo del Real Madrid.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco