Monday , 18 June 2018

El nuevo Frente Nacional despoja a Jean-Marie Le Pen de la presidencia honorífica

El XVI Congreso del Frente Nacional (FN, extrema derecha) concluyó privando a su fundador, Jean-Marie Le Pen, del puesto de presidente honorífico, y confirmando a Marine Le Pen como presidenta, cuya primera y única decisión ha sido cambiar de nombre al partido fundado por su padre, proponiendo el de Rassemblement national (RN, Agrupación Nacional), que la extrema derecha ya utilizado en otras dos ocasiones. Prudente, Marine Le Pen propondrá la celebración de un referéndum para que el nuevo nombre de RN sea aprobado por los militantes del partido. El difunto FN ya utilizó su posible nuevo nombre entre 1986 y 1988, para calificar a su grupo parlamentario de la época. Jean-Louis Tixier-Vignancour, viejo cómplice de Jean-Marie Le Pen, también utilizó el mismo nombre en 1965, para nombrar el grupúsculo que más tarde se llamó Frente Nacional. Marine Le Pen cerró el XVI Congreso de su partido, en Lille, la tarde del domingo, con esa única decisión concreta, con un discurso de 70 minutos de duración, reconociendo que el ex FN no tiene cuadros, prometiendo futuras alianzas «nacionales y europeas», anunciando que, a su modo de ver, la «antigua división izquierda/ derecha ha sido sustituida por el enfrentamiento entre nacionales y mundialistas». Tras esa matriz ideológica, Marine Le Pen hizo un análisis apocalíptico de la situación de Francia y Europa. Apropiándose desde una óptica patriótica de muchos temas de la extrema izquierda populista, la presidenta y única figura relevante del ex FN, el futuro RN, avanzó un análisis programático ultra nacionalista, ultra anti europeo, ultra anti inmigrantes. A juicio de Marine Le Pen, el capitalismo y el liberalismo son hoy fuerzas «totalitarias» que ella compara al yihadismo y el integrísmo religioso: «El mundialismo y el islamismo son dos formas de totalitarismo, a través del comercio y la mundialización. Dos amenazas para nuestra identidad nacional». «Francia se encuentra en una situación de colonia en muchos terrenos». «La burocracia apátrida de la UE nos impone leyes liberticidas». «Solo nosotros representamos la fidelidad a la patria contra el capitalismo mundialista y apátrida». A juicio de Marine Le Pen, la Francia de Emmanuel Macron incrementa la pobreza, recorta las libertades, incrementa la inseguridad: «Inseguridad cultural, con las subversiones migratorias, creando zonas de no derecho, imponiendo costumbres contrarias a nuestros valores. Inseguridad física, con la explosión de la delincuencia y la amenaza terrorista permanente. Inseguridad patrimonial, a través de la reordenación autoritaria de la economía liberal. Inseguridad económica a través del liberalismo sin patria. Inseguridad social, imponiendo a los trabajadores los empleos precarios». A partir de esa matriz ideológica, Marine Le Pen clausuró el discurso del congreso de la refundación de su partido, sin presentar ningún programa concreto, articulando un rosario de críticas apocalípticas: ¿Emmanuel Macron? «El mejor representante del capitalismo liberal apátrida, una amenaza para las libertades y la prosperidad de Francia y los franceses». «Como Alain Juppé, el alcalde de Burdeos, y Daniel Cohn Bendit, el personaje de mayo de 1968, Macron encarna el nomadismo apátrida que hunde todos los valores de la nación». ¿La derecha tradicional? «Está condenada a la desaparición. Están tan mal como los socialistas. Sin líder, sin ideas, sin futuro». ¿La nueva economía mundial? «Una amenaza para la libertad y la prosperidad de los franceses más humildes, que solo beneficia a los capitalistas apátridas». «Solo nosotros defendemos a los obreros, los agricultores y los franceses más modestos, las clases medias». Esos proyectos chocan con patéticas realidades inmediatas: El ex FN ha perdido el 25 por ciento de los cuadros que ganó en las últimas elecciones municipales y departamentales.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco