Wednesday , 18 July 2018

El padre de la joven desaparecida hace cuatro años en Calviá cree que su hija está muerta

El padre de la adolescente Malén Zoe Ortiz, que desapareció hace cuatro años en el municipio mallorquín de Calviá, ha grabado un vídeo en el que da por muerta a su hija. «Sé que el asesino o los asesinos de mi hija están en Palma de Mallorca, y alguien sabe lo que pasó», afirma Alejandro Ortiz en dicha grabación. Por ello, pide y suplica a dichas hipotéticas personas que digan lo que le habría pasado a su hija, «que lo digan por dinero o que lo digan por ser mejores seres humanos». Por último, señala que «hay que buscar y hay que encontrar a las personas que le hicieron daño a Malén». «Hago este vídeo debido a la terrible noticia de Diana Quer», explica Alejandro Ortiz al inicio del citado vídeo, en el que da el pésame a la familia y a los amigos de la joven asesinada en 2016 por José Enrique Abuín Gey, «El Chicle». Por otro lado, en la mencionada grabación Alejandro Ortiz critica a los medios de comunicación y a la Delegación del Gobierno en Baleares. En su opinión, la prensa «juega mucho con los sentimientos» de aquellas familias que pueden verse afectadas por casos como el de Malén. «En mi caso, tuve que soportar incluso que la persona encargada de la Delegación del Gobierno en 2013 saliera por televisión diciendo que mi hija se había escapado, relajando a la gente y dando a entender que era culpa de mi hija, y no era así», lamenta también. Desaparecida desde 2013 Malén Zoe Ortiz desapareció en Calviá el 2 de diciembre de 2013. En aquel momento, tenía 15 años de edad. Su desaparición se produjo en torno a las cuatro de la tarde de aquel fatídico día. Apenas una hora antes, a las tres de la tarde, Malén había salido del instituto en el que estudiaba y llamó a su novio, Dani, que entonces tenía 17 años, para pedirle si podía ir a comer con él. A continuación, la joven telefoneó a su padre con el objetivo de comentarle su propósito. Al no localizarle, dejó un mensaje a una de las empleadas que trabajaban en el pequeño negocio familiar. Una cámara registró una imagen de Malén tomada poco antes de las cuatro de la tarde de aquel día, en dirección hacia la zona donde vivía su novio. En otra cámara próxima, ella ya no aparecía unos pocos instantes después. La búsqueda de Malén se centró inicialmente en diversas zonas de Calviá, como Santa Ponça, El Toro, Son Ferrer, Cala Vinyes, Cala Figuera o Magaluf, entre otras. Además, se siguieron también en su momento posibles pistas en la Península. La investigación siempre ha continuado abierta desde entonces. Aun así, transcurridos ya más de cuatro años desde la desaparición, se desconoce todavía qué pudo haber ocurrido aquel 2 de diciembre. Búsqueda por separado Malén nació en Argentina, pero con tres años de edad llegó a Mallorca junto con sus padres, que se separarían un tiempo después. El núcleo familiar estaba compuesto hace cinco años por ella, su padre y su hermano Bruno, que entonces tenía 12 años de edad. La madre de Malén, Natalia Rodríguez, mantenía el contacto con su hija, pero no con su ya exmarido. Desde que el matrimonio se separó, la relación entre ambos ha sido prácticamente inexistente, salvo por las acusaciones mutuas de malos tratos. Todo ello explicaría por qué a lo largo de estos cuatro últimos años no ha sido posible un mínimo acercamiento entre Alejandro Ortiz y Natalia Rodríguez para trabajar conjuntamente en la búsqueda de su hija. A lo largo de 2014, el padre de Malén se hizo bastante conocido entre la opinión pública, tanto por sus intervenciones en distintos canales de televisión como por algunas de las iniciativas que impulsó. Así, a principios de aquel año puso en marcha una labor de búsqueda sobre el terreno paralela a la que estaba realizando la Guardia Civil. Esa iniciativa personal sería abandonada poco tiempo después. Asimismo, Alejandro Ortiz anunció que ofrecería 30.000 euros «recogidos entre amigos y familiares» a quien aportase algún «dato concreto» sobre el posible paradero de su hija. Esa cifra fue elevada posteriormente y pasó a ser de 80.000 euros. En el vídeo grabado ahora, el padre de Malén ha vuelto a recordar el ofrecimiento de esa recompensa económica. En cualquier caso, a partir de 2015 y a lo largo de los dos últimos años ha sido la madre de Malén quien ha liderado la mayoría de los actos de apoyo y de recuerdo de la joven. Cabe destacar, en ese sentido, la concentración promovida por Natalia Rodríguez el pasado 2 de diciembre. «El mensaje que quiero lanzar es que se siga buscando, que se siga investigando», afirmó hace un mes ante los medios. «Quiero saber quién me robó a mi niña, quiero saber dónde y cómo está mi hija», recalcó, para concluir: «Quiero verdad y justicia para mi hija».
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco