El plan B para ver la final de Champions en Cardiff (si no tienes entrada)

Desde el pasado cinco de mayo, enfrente del majestuoso Castillo de Cardiff, en pleno centro de la ciudad, los amantes del fútbol y del deporte tienen un nuevo sitio donde reunirse, el «Elevens», un «sports bar» propiedad de Gareth Bale que en sus pocas semanas de vida ya es uno de los lugares preferido de los lugareños. La Champions de Milán colgada en el «Elevens», en el sports bar de Bale- R.C. Son dos plantas decoradas en tonos grises y con un sinfín de camisetas colgadas en la pared, con la rúbrica de sus propietarios. El 10 de Bergkamp, el 21 de Pirlo, el 1 de Schmeichel, el 9 de Ronaldo, el 11 de Giggs, el 6 de Baresi… Y también hay elásticas de otros deportistas de talla mundial, como Federer, Curry o Tigerwoods. Con hasta 20 televisiones, para ver in situ cualquier acontecimiento deportivo, la final de la Champions ya se anuncia como el gran evento de año. Un buen plan para los que van a la capital galesa sin entrada: «Ese día vamos a retirar las mesas de toda la planta baja para que entre la máxima gente posible y podamos ver a Bale ganar la Champions rodeado de las personas que le queremos», explica Alice, una de las encargadas del local. El «Elevens» también tiene en su pared una réplica a tamaño real de la Champions que ganó Gareth el pasado año en Milán, y aunque él es abstemio y jamás ha probado el alcohol, en la carta no falta la «Bale Ale», una cerveza rubia artesanal con cítricos y melón que es la estrella del menú.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco