El Senado federal programó dos votaciones que buscan acabar con el cierre del gobierno


Nueva York – El Senado estadounidense programó para mañana, jueves, dos votaciones que persiguen terminar con el cierre parcial del gobierno federal, pero que pueden acentuar el tranque que existe entre republicanos y demócratas en torno a cómo reabrir oficinas que llevan cerradas más de un mes.

No hay garantías que ninguna de las dos medidas se apruebe.

Pero, los más optimistas esperan que si son derrotadas, incentiven negociaciones verdaderas entre la Casa Blanca, los republicanos y demócratas del Congreso, en beneficio de los cerca de 800,000 trabajadores federales, incluidos 4,500 en Puerto Rico, que han estado sin cobrar sus salarios.

La primera votación ocurrirá a partir de las 3:30 p.m., hora de Puerto Rico, para determinar si es posible cerrar el debate y llevar a votación final el proyecto republicano que financiaría todo el presupuesto federal hasta el fin del año fiscal en septiembre, otorgaría $5,700 millones para “barreras físicas” en la frontera con México y normalizaría durante tres años la vida de cerca de 700,000 jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos de la mano de sus padres.

La legislación incluye asignaciones para mitigar recientes desastres naturales.  No obstante, el proyecto del presidente del Comité de Asignaciones, el republicano Richard Shelby (Alabama), incluye menos fondos para atender desastres naturales que el aprobado en la Cámara baja.

Por ejemplo, contrario al proyecto cameral, no incluye las asignaciones dirigidas a Puerto Rico, como los $600 millones en fondos de asistencia alimentaria para Puerto Rico que recomendó la mayoría demócrata en la Cámara baja.

Si el proyecto de Shelby no alcanza los 60 votos necesarios para ir a votación final, entonces se llevará a votación la propuesta del líder de la minoría demócrata, Charles Schumer (Nueva York), que permitiría reabrir, sin condiciones, todas las oficinas del gobierno que han estado parcialmente cerradas – como los departamentos de Vivienda, Tesoro, Comercio, Justicia y Seguridad Interna-, hasta el 8 de febrero.

La intención de los demócratas es que las negociaciones sobre la seguridad en la frontera y cualquier alternativa sobre asuntos de inmigración, incluida una solución permanente para los jóvenes indocumentados conocidos como “Soñadores”, se den una vez reabran todas las oficinas del gobierno federal. “Esta es la forma de reabrir el gobierno mientras resolvemos nuestras diferencias”, indicó Schumer.

La esperanza de algunos es que las votaciones de hoy, jueves, aunque no alcancen los 60 votos, provoquen nuevas conversaciones. Aunque los demócratas tienen pleno control de la Cámara baja – 235 a 199-, los republicanos tienen una mayoría ligera en el Senado, 53 a 47, lo que les requiere obtener votos demócratas para el trámite regular de medidas.

El presidente Donald Trump ha demandado que cualquier solución al cierre parcial de oficinas del gobierno federal incluya $5,700 millones para financiar la construcción de partes de un “muro” que ha propuesto para grandes zonas de la frontera con México.  El pasado sábado, ofreció, sin consultar con los demócratas, la alternativa de extender tres años el lenguaje del decreto conocido como DACA que bajo la administración de Barack Obama ayudó a los ‘soñadores’ a normalizar su situación en los Estados Unidos.

Mientras continúe el cierre parcial del gobierno federal, la speaker Nancy Pelosi confirmó ayer que la Cámara baja no aprobará una resolución que autorice el mensaje del presidente Trump ante el Congreso sobre el estado de la Unión, pues teme que el cierre parcial de la oficina del Servicio Secreto afecte la seguridad del evento.

Trump notificó ayer a Pelosi que planifica ofrecer el mensaje el martes, como estaba previsto.

Pero, Pelosi le indicó que espera que puedan acordar una nueva fecha.

Si no hay un acuerdo con Pelosi, Trump considera ofrecerlo fuera del Congreso. “Siempre  nos gusta tener un plan B”, dijo a la cadena Fox la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders Huckabee.

Mientras, la presión política sobre el cierre parcial ha provocado que los republicanos de la Cámara baja aplacen el ‘retiro’ que tenían previsto para la semana próxima en Virginia Occidental, por temor al impacto de la imagen de estar discutiendo su agenda en un hotel de lujo.

Esta semana, la Cámara baja estaba supuesta a estar sin sesiones legislativas, días que los nuevos congresistas esperaban utilizar para ordenar sus oficinas de distrito. Pero ante la misma presión política de estar fuera de Washington en momentos en que 800,000 trabajadores van a su segunda quincena sin cobrar su salario, la mayoría demócrata decidió programar sesiones.

Ayer, la mayoría demócrata de la Cámara baja, mientras, aprobaba nuevas medidas – ya han ratificado cerca de una docena de alternativas diferentes-, para financiar las oficinas que están bajo el cierre parcial y reabrir todo el gobierno federal. Por el momento, las nuevas iniciativas de los demócratas de la Cámara baja no serán consideradas por el Senado.


Source link

Be part of our affiliated companies and receive a 20% discount.
www.onevirtualoffice.com
www.be1radio.com
www.rmcommunik.com
www.beonegroup.ca

Need Help?
Let our experienced staff help with virtual helpdesk. click for details.

Services:
– Laptop and Desktop Repair
– Virus and Malware Removal
– Computer Tune-up
– Remote Assistance
– Data Backup
– Data Recovery
– File Transfer and Sharing
– Hardware Diagnostics
– Antivirus Installation
– Software Installation
– Hardware Upgrades
– New System Setup
– Printer Troubleshooting
-Webmaster,hosting,Logo , Graphic design
-Social media Management
– Networking
– Install Windows Operating System (10, 8, 7, Vista and XP)

Business & Residential Toll Free: 1-800-432-1475 | Direct: (438)488-3296

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco