El Sevilla deja a Mel al borde del precipicio

El Sevilla ganó 0-2 al Real Betis en el Villamarín y dio un gran paso hacia los cuartos de final de la Copa del Rey, en un derbi sin calidad en el juego y que los sevillistas resolvieron al ser mucho más efectivos que el inofensivo equipo verdiblanco. El duelo sevillano se decidió con un gol a los 13 minutos del danés Krohn-Dehli y otro del polaco Krychowiak, a los cuatro minutos de la reanudación, mientras que el Betis falló un penalti a diez minutos del final al tirarlo fuera Rubén Castro y acabó con uno menos por la expulsión de N’Diaye. Se medían los eternos rivales dieciocho días después del último derbi de Liga, el 19 de diciembre también en el Villamarín (0-0), y ambos técnicos sorprendieron de salida, sobre todo el del Betis, Pepe Mel, que dejó en la suplencia a cuatro indiscutibles: el meta Adán, Dani Ceballos, Joaquín y su máximo goleador, Rubén Castro. En el Sevilla, sin el sancionado Iborra ni el lateral brasileño Mariano, por decisión técnica, Emery también hizo cambios al dejar en el banquillo al extremo ucraniano Konoplyanka y los puntas Llorente y el galo Gameiro. Los béticos, como muchas veces en casa, salieron dormidos, con nervios, y pronto perdían el balón, con lo que el dominio del Sevilla fue absoluto en los primeros minutos, con un intento de cabeza, flojo, de Immobile, que paró Dani Giménez. Cuando parecía que el Betis quería reaccionar y llegar arriba, como en un peligroso centro de Piccini que sacó de cabeza Rami, los sevillistas le asestaron un duro golpe al hacer el 0-1 Krohn-Dehli, que se internó por la izquierda ante la pasividad local y marcó de tiro cruzado, a los 13 minutos. Mel, viendo el panorama, sacó a Joaquín por Petros diez minutos antes del descanso. En la reanudación, el Betis salió con más tensión a por el empate. Todo se quedó en buenas intenciones, pues fue víctima de su pésima defensa, que ayudó al 0-2 del Sevilla, cuando Krychowiak, casi a puerta vacía, resolvió un barullo en el área tras dos cabezazos y un tiro previo mal despejados por la zaga y el meta. «Pepe vete ya» A falta de 20 minutos, Mel cambió un delantero por otro (se fue Molina y entró Rubén Castro), lo que enervó a su afición, que, como en el último partido contra el Éibar, empezó a gritar «Pepe, vete ya». El Sevilla pudo ampliar el marcador en el último cuarto de hora en dos buenas ocasiones de Gameiro y, sobre todo, en dos tiros de Banega, al rozar uno el larguero y dar otro en un poste, pero fue el Betis el que tuvo todo a su favor para marcar al pitar el árbitro penalti en una acción de Kolodziejczak sobre Ceballos. Para colmo de males, Rubén Castro lanzó el balón a las nubes. . Ficha del Betis-Sevilla Betis: Dani Giménez; Piccini, Pezzella, Jordi Figueras, Varela; Petros (Joaquín, m.36), Digard, N’Diaye, Portillo (Dani Ceballos, m.52); Jorge Molina (Rubén Castro, m.69) y Van Wolfswinkel. Sevilla: Sergio Rico; Coke, Rami, Kolodziejczak, Trémoulinas; Krychowiak, Cristóforo; Vitolo (Reyes, m.55), Éver Banega, Krohn-Dehli (Konoplyanka, m.76); Immobile (Gameiro, m.64). Goles: 0-1, M.13: Krohn-Dehli. 0-2, M.49: Krychowiak. Árbitro: Carlos del Cerro Grande (C. Madrileño). Expulsó por doble amarilla al bético N’Diaye, que las vio en los minutos 26 y 86. Además, amonestó a los locales Petros (m.22), Piccini (m.48), Dani Ceballos (m.64) y Pezzella (m.92), y a los visitantes Rami (m.28), Krychowiak (m.60), Kolodziejczak (m.80), Coke (m.84) Incidencias: Partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el Benito Villamarín ante 36.832 espectadores, entre ellos 1.100 seguidores sevillistas que ocuparon una grada especial para la afición visitante. Césped en perfecto estado.


Deportes

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco