Monday , 22 January 2018

Espadas acuerda con la Junta el desbloqueo de la Gavidia para su venta

Todo el mundo cede para que la Gavidia pueda ponerse a la venta dentro de seis meses aprovechando el acuerdo que el alcalde ha alcanzado ya con la Junta de Andalucía para salvar los reparos urbanísticos que actualmente pesan sobre el edificio. Esta es la gran novedad que arrojó la reunión celebrada ayer entre Juan Espadas y los portavoces del resto de partidos políticos del Ayuntamiento para analizar el informe que ha elaborado el secretario municipal acerca del futuro urbanístico de la antigua comisaría, un documento adelantado por este periódico en el que se especifica que la tramitación más sencilla es la que daría al inmueble uso hotelero. El gobierno socialista asumirá la modificación urbanística que aprobó el PP a finales del mandato de Juan Ignacio Zoido, en 2015, para convertir ese suelo en gran superficie comercial. Esta medida se aprobó en el Pleno, pero nunca fue aceptada por la Junta de Andalucía, que hizo dos informes contrarios que prohibían la recalificación pretendida por los populares. Sin embargo, al estar la moción aprobada por la mayoría de concejales, técnicamente la Gavidia es actualmente suelo comercial, aunque para ejecutar su venta hay que salvar los reparos de la administración autonómica. Por otra parte, IU presentó otra moción a comienzos del mandato de Juan Espadas solicitando la reversión de los terrenos a su calificación inicial de 2006, concretamente Suelo de Interés Público y Social (SIPS). La propuesta fue votada por todos los partidos salvo el PP, por lo que se aprobó. Esta situación ha provocado un limbo administrativo en la comisaría, cuya seguridad anual cuesta más de 60.000 euros, que sitúa al Ayuntamiento en una disyuntiva que tiene que resolver ahora: continuar con los trámites para que sea suelo comercial o volver a la calificación de SIPS. En este contexto, el informe elaborado por el secretario plantea tres escenarios. En primer lugar, que la Junta publique el acuerdo plenario del gobierno del PP como gran superficie comercial. Esto obligaría a corregir los reparos que la Junta plantea en sus dos informes, lo que según el funcionario podría acabar en los tribunales y encallar durante años el futuro de la Gavidia, por lo que desaconseja esta vía rotundamente. En segundo lugar, regresar a la calificación de SIPS inicial, lo que descartaría definitivamente el hotel, e iniciar un nuevo proceso de modificación urbanística para usos deportivos, una posibilidad que supone empezar de cero. Y en tercer lugar, aprovechar la recalificación que hizo el PP para hacerle una corrección para uso lucrativo hotelero, una medida que salvaría los informes contrarios de la Junta y que no necesitaría dictamen del Consejo Consultivo. Este proceso es el más corto porque sólo habría que presentarlo al Pleno y ejecutar la modificación, ya que según transmitió ayer Espadas a los portavoces, la Junta aceptaría la medida. Al PP le parece una buena opción porque supondría mantener la recalificación que en su día hizo Zoido, por lo que cedería en su postura para que la Gavidia tenga uso hotelero. Y al PSOE le gusta este plan porque tendría desbloqueado este céntrico inmueble en apenas seis meses, aunque todavía tiene que sortear un obstáculo que, curiosamente, vuelve a depender de Juan Ignacio Zoido. La Gavidia cuenta con una carga del Ministerio del Interior, ya que en la compra por parte del Ayuntamiento se acordó la cesión de varios solares para construir comisarías en la ciudad y todavía falta por entregar uno, concretamente el de Nervión. Espadas ha propuesto al ministro canjear la carga por otro suelo en los terrenos de la Cruzcampo para agilizar el desbloqueo, que por esta vía tardaría cinco meses. Y Beltrán Pérez también cree que es una buena medida, por lo que se ha comprometido a trasladarle a Zoido la propuesta para que la Gavidia pueda venderse a lo largo de este año. Si este plan no se tuerce, en el último trimestre se podrá resolver el concurso de ideas convocado por el gobierno para vender el edificio a la mejor opción de las que han ofertado la construcción de un hotel de lujo junto con la rehabilitación de la iglesia de San Hermenegildo para uso público cultural y de la plaza de la Concordia. Esta vía deja sin posibilidades a las empresas que han presentado proyectos deportivos, sociales y culturales para la vieja comisaría. Es decir, elimina del concurso la iniciativa para montar un gimnasio, el centro social de Entreadoquines y las salas de cine y teatro de Al Andalus. Si el Pleno aprueba ir por el camino más corto planteado por el secretario municipal, Luis Enrique Flores, sólo podrá instalarse allí un hotel. Pero esto no reduce las posibilidades sólo a los tres que se han presentado hasta ahora, sino que a esa licitación pública podrán presentarse cuantas nuevas propuestas quieran siempre que sean para uso hotelero. De momento, las tres iniciativas que han mostrado su interés por la compra del edificio son la cadena Barceló, el fondo de inversión Activum y la empresa hotelera Milenium. Todas ofrecen una cantidad que ronda los doce millones de euros por la adquisición de la Gavidia y plantean una inversión para rehabilitar la antigua comisaría que va desde los diez a los veinte millones de euros. Las tres incluyen la restauración de San Hermenegildo para su posterior uso público, aunque Barceló también quiere reservarse la posibilidad de utilizar ese espacio para algunos eventos de su negocio. El PP ve factible, por tanto, que la venta de la Gavidia se ejecute a lo largo de este año, por lo que su presupuesto alternativo de ingresos cumpliría con esta partida. De hecho, la negociación con el PSOE va en esta dirección y tanto el gobierno como el principal partido de la oposición se han aliado de manera clara para que esta rémora inmobiliaria de la ciudad, cerrada desde hace más de una década y en paupérrimo estado de conservación, deje de ser cuanto antes un edificio fantasma en el corazón histórico de Sevilla.
Última Hora

About rasco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco