Evo Morales renuncia como presidente de Bolivia después de la auditoría electoral de la OEA, protestas

La renuncia fue un final ignominioso a un mandato de 13 años en el que el primer presidente indígena de Bolivia luchó contra la pobreza y transformó las ciudades con la inversión estatal incluso cuando aumentaron las críticas a sus tendencias autoritarias. Pero, en última instancia, el socialista de 60 años se encontró aislado: los jefes de las fuerzas armadas y la policía nacional le pidieron a Morales que renunciara, y el principal sindicato del país le pidió que renunciara para ayudar a calmar a una nación que se sumergía rápidamente en la mafia. regla.

Morales y sus altos funcionarios denunciaron la presión como un golpe efectivo orquestado por su retador de derecha, el ex presidente Carlos Mesa y otros líderes de la oposición, incluido Luis Fernando Camacho. Los manifestantes saquearon e incendiaron las casas de miembros de alto rango del partido Movimiento por el Socialismo de Morales y, en al menos una instancia, secuestraron a un pariente. El inquieto domingo culminó con tres semanas de violencia que comenzaron con la quema de centros electorales por parte de simpatizantes de derecha enfurecidos por lo que vieron como una toma de poder por parte de Morales.

“Renunciamos porque no quiero ver a más familias atacadas por instrucciones de Mesa y Camacho”, dijo Morales. “El 21 de octubre, el golpe comenzó con los incendios encendidos en los tribunales electorales y las papeletas quemadas. Estamos renunciando, y esto no es una traición a los movimientos sociales. La lucha continúa. Somos el pueblo y, gracias a esta unión política, hemos liberado a Bolivia. Dejamos esta patria libre “.

” Mesa y Camacho han logrado su objetivo “, agregó Morales. “Ahora deja de quemar las casas de mis hermanos y hermanas”.

La renuncia de Morales se produjo en un día en que varios de sus ministros y legisladores socialistas abandonaron sus trabajos como tensiones en la nación más pobre de América del Sur se disparó El líder de la cámara de diputados, miembro del Movimiento para el Socialismo, Víctor Borda, renunció después de que su casa en la ciudad montañosa de Potosí fuera incendiada y su hermano fuera secuestrado por los manifestantes.

La derecha, mientras tanto, retrató la renuncia forzada de Morales como una liberación de la nación, y la única forma de restaurar la democracia.

“A Bolivia, su gente, los jóvenes, las mujeres, al heroísmo de la resistencia pacífica. Nunca olvidaré este día único ”, dijo Mesa en un tweet. “El fin de la tiranía. Estoy agradecido al pueblo boliviano por esta lección histórica. ¡Viva Bolivia! ”

Las tensiones se desbordaron después de la publicación de una auditoría de votación por parte de la Organización de Estados Americanos, que determinó que la elección estuvo marcada por profundas irregularidades.

La comisión electoral boliviana había demostrado que Morales venció a su rival más cercano en poco más del 10 por ciento, el margen requerido para evitar una segunda vuelta. Si la votación hubiera pasado a una segunda vuelta, Morales y sus socialistas probablemente se habrían enfrentado a una oposición más unida con una buena oportunidad de derrocarlo.

En una conferencia de prensa organizada a toda prisa en La Paz, Morales dijo el domingo que aceptaría la recomendación de la OEA, una institución multilateral con sede en Washington compuesta por naciones del hemisferio occidental, y reemplazará la comisión electoral, que la organización acusó de supervisar importantes “irregularidades”.

“He decidido convocar nuevas elecciones nacionales para que, a través de la votación, se permita al pueblo boliviano elegir democráticamente a sus nuevas autoridades “, dijo Morales.

Mesa, que terminó segundo detrás de Morales en la votación el mes pasado, dijo que Morales no debería ser un candidato en las nuevas elecciones porque él es “responsable de este fraude que causó esta convulsión social . ”

Morales, preguntado por los reporteros locales si planeaba huir, no respondió.

“Por el momento, las candidaturas deben ser secundarias”, dijo. “La prioridad es pacificar a Bolivia, ir a un diálogo y acordar cómo cambiar el Tribunal Supremo Electoral que trabaja con la Asamblea Legislativa”.

Pero dijo en ese momento que no renunciaría: “Tengo un papel constitucional y mi período termina el 21 de enero del próximo año”.

Sin embargo, los planes de Morales fueron objeto de intensas especulaciones durante todo el día. en el poder parecía estar fallando. En una conferencia de prensa el domingo por la tarde, Williams Kaliman, jefe de las fuerzas armadas, “sugirió” que Morales se haga a un lado. Ese anuncio se produjo un día después de que Kaliman advirtió que los militares no serían desplegados contra los manifestantes.

Gen. Vladimir Calderón, jefe de la policía nacional, también solicitó la renuncia de Morales para “pacificar a la nación en estos tiempos difíciles”.

Posteriormente, Morales fue filmado saliendo del avión presidencial en Chimoré, un pueblo en el departamento boliviano de Cochabamba.

El anuncio de nuevas elecciones se produjo después de que los guardias de la policía en el palacio presidencial de La Paz abandonaron sus puestos el sábado, parte de una huelga más amplia en la que la policía dijo que no serían utilizados como políticos herramientas del gobierno. La huelga amenazó con socavar el control de Morales sobre el poder.

Las huelgas, protestas y bloqueos de carreteras han paralizado a la nación más pobre de América del Sur. En la ciudad de Vinto a fines de la semana pasada, los manifestantes de la oposición secuestraron al alcalde socialista, la arrastraron por las calles, la rociaron con pintura roja y le cortaron el pelo a la fuerza.

Mientras continuaban las protestas, Morales denunció el “golpe” contra él. Llamó a un diálogo con los principales partidos políticos de oposición, un llamado que rechazaron rápidamente.

“No tengo nada que negociar con Evo Morales”, tuiteó Mesa el sábado. “Ha perdido, lamentablemente, su vínculo con la realidad”.

Sin embargo, su golpe más fuerte vino de fuera de Bolivia, en la forma de la auditoría de la OEA, que Morales y su Movimiento por el Socialismo tuvieron comprometido con el honor. En su informe preliminar, emitido el domingo, la organización dijo: “Las manipulaciones al sistema informático son de tal magnitud que el estado boliviano debe investigarlas profundamente para llegar al fondo y asignar responsabilidades en este grave caso”.

Los auditores de la OEA dijeron que el sistema de transmisión de votaciones no estaba “100% monitoreado” o bajo el control del técnico apropiado. La información se redirigió en un punto, por lo tanto, “no es posible tener certeza sobre los … resultados”.

La OEA también dijo que las “buenas prácticas” no se aplicaron a la votación oficial contando porque el sistema “permitió que alguien tomara el control” de partes del proceso que se suponía que eran seguras. La integridad del software no fue respetada, dijeron los auditores; En un momento, dijeron, el sistema se congeló y se arregló de una manera que violaba los “principios esenciales de seguridad”.

La OEA concluyó que 78 de 333 evaluaron los recuentos de votos de las encuestas Las estaciones mostraron irregularidades y manipulación. El último 5 por ciento del recuento de votos fue especialmente “inusual”, dijeron los auditores, ya que mostró un aumento significativo para Morales y una fuerte disminución para Mesa.

“En algunos casos verificamos que todas las papeletas en una [polling station] habían sido completadas por la misma persona”, escribió la OEA. “En algunos casos confirmamos que esa persona era un representante de [Morales’s Movement for Socialism] … También encontramos muchas papeletas en las que el partido gobernante obtuvo el 100% de los votos”.

En una declaración separada, la OEA dijo: “La primera vuelta de las elecciones celebradas el 20 de octubre debe ser anulada y el proceso electoral debe comenzar de nuevo, y la primera vuelta tendrá lugar tan pronto como haya nuevas condiciones que le den nuevas garantías. que se llevará a cabo, incluido un cuerpo electoral recién compuesto “.

En 2016, jugó en un referéndum nacional que le habría permitido eludir los límites del mandato y buscar un cuarto mandato. Perdió por poco ese voto, en medio de un escándalo por presuntamente tener un hijo fuera del matrimonio, pero luego se aseguró un fallo judicial que le permitió volver a presentarse.

Sus oponentes llaman a eso un abuso de poder, uno que se ajusta a un patrón que, según ellos, también ha incluido la mano dura con los manifestantes contra el desarrollo, la prensa y los opositores políticos.


Source link

Be part of our affiliated companies and receive a 20% discount.
www.onevirtualoffice.com
www.be1radio.com
www.rmcommunik.com
www.beonegroup.ca

Need Help?
Let our experienced staff help with virtual helpdesk. click for details.

Services:
– Laptop and Desktop Repair
– Virus and Malware Removal
– Computer Tune-up
– Remote Assistance
– Data Backup
– Data Recovery
– File Transfer and Sharing
– Hardware Diagnostics
– Antivirus Installation
– Software Installation
– Hardware Upgrades
– New System Setup
– Printer Troubleshooting
-Webmaster,hosting,Logo , Graphic design
-Social media Management
– Networking
– Install Windows Operating System (10, 8, 7, Vista and XP)

Business & Residential Toll Free: 1-800-432-1475 | Direct: (438)488-3296

Eventos Montreal
conciertos Montreal

About rasco

Be Happy the future is friendly.
Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco