Tuesday , 23 October 2018

Exposición antológica (1949-2018) de José Herreros

Hasta el día 2 de mayo puede admirarse en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan una exposición del artista José Herreros que recoge una interesantísima muestra de sus trabajos pictóricos y escultóricos. Bajo el calificativo de antológica, presenta cerca de 150 piezas, entre las que junto al trabajos de óleo encontramos escultura en bronce, guache, trabajos en papel, grabados y un amplio conjunto de técnicas pictóricas. Herreros es hoy uno de los decanos de los pintores manchegos, habiéndose dedicado al arte desde 1949 hasta estos mismos días. La exposición, preparada en los dos últimos años, es un regalo que el pintor hace a sus vecinos, paisanos y amigos del arte con motivo de su noventa cumpleaños. Galería de imágenes Vea la galería completa (6 imágenes) Pepe Herreros estuvo ligado al arte desde muy joven. Primero, diseñando piezas cerámicas en la industria madrileña. En las décadas de los años 50 y 60 mostró sus obras en diferentes países europeos y reputadas galerías madrileñas. Mediados los cincuenta, decidió instalarse en Alcázar de San Juan, presentando su trabajo desde su pueblo. Esta idea fue, también, un acto de modernidad y coraje artístico y social. Desde el primer momento de su trayectoria artística quiso dedicarse a sus paisanos, tanto en la cercanía como en la temática de buena parte de su obra, que siempre ha estado matizada de fuerte humanismo. Esa dinámica ha sido mantenida en el tiempo, llevando su producción por toda España. En Alcázar comenzó a realizar desde los años 60 una importante una obra pública, fundamentalmente murales y grandes cuadros. Destacan entre ellas las tablas de la fonda de la Estación, «Seis personales del Quijote», conocidos en todo el mundo por los viajeros que durante décadas pasaron por aquellos andenes y se fotografiaron junto a las pinturas de Herreros. También debemos recordar los paños de las ermitas de Villajos o Zalamea, o el mural del Hotel Barataria, «Los días y las horas», fechado en 1961. Estos trabajos son representación plástica de la epopeya manchega de los decenios precedentes. Su trabajo mural se extendió a un tiempo por la geografía nacional. En Madrid destacan los situados en el Banco Popular Español. O la «Epifanía del trabajo del edificio ministerial. En el Banco de Galicia de Vigo, «El Trabajo». En Burgos, «Pasó el Cid Campeador» para el Banco de Salamanca. O «Con todos vosotros» en el Centro Residencial Guadiana, Módulo I, de Ciudad Real. Su último gran trabajo publico en este aspecto fue «En la tierra», Mural para las oficinas de la antigua Caja Toledo en Alcázar de San Juan. En la década de los años noventa, entre otras presentaciones, Herreros realizó una singular gira de exhibición de su pintura y escultura por los museos provinciales de Castilla La Mancha. Durante el siglo XXI ha intensificado su trabajo en técnicas artísticas como la escultura y el grabado, entre otras, siendo muy activo en el panorama artístico. En reconocimiento de su trayectoria y su entrega a la vida social y cultural alcazareña, el ayuntamiento de su pueblo, en 2008, puso su nombre a una nueva calle de la población. Escultura, realización tardía Lamentablemente su escultura, de realización más tardía, ha tenido, hasta el momento, poca presencia como obra pública, aunque podemos encontrar monumentos muy singulares fuera y dentro de España como «Velando Sueños» en la Biblioteca Publica «Miguel de Cervantes» de la Universidad de Occidente, Santa Ana (El Salvador) o «El Manteo de Sancho» en la Rotonda Correderas-Avenida 1º de Julio de Valdepeñas. La dedicación artística ha sido permanentemente para Herreros su motor y horizonte, compartiendo la creación con la difusión del arte y la enseñanza, animando a varias generaciones a la expresión artística. Su trabajo y múltiples técnicas forman un universo artístico y de expresión muy personal, donde la figura humana en todas sus circunstancias es el tema central. Hombres y mujeres que trabajan, que sufren, que se esfuerzan o se divierten, mantienen constantemente un rasgo de humanismo que los eleva por encima de cualquier otra cualidad. El sentido social de su obra inunda como el color o el dibujo a sus personajes. Desde el dibujo la concepción de las manos en la pintura de Herreros es fundamental, a veces sus personajes crecen alrededor de unas manos fuertes, constructoras de vida y de la actividad del hombre. Un hombre que hace su vida en el esfuerzo continuo que se señala con sus manos, con ellas, trabaja, se esfuerza, lucha y crece. Ayudando unos a otros a construir el mundo en el que viven. Visitar esta exposición antológica no es solo un ejercicio cultural sino, igualmente, un acercamiento a la vida esforzada de los hombres y mujeres de La Mancha en los últimos setenta y cinco años. Sin lirismos. Su observación minuciosa es como asistir a una clase magistral de pintura y de humanismo social. La presentación de la mujer junto al hombre en muchas de sus pinturas, la sitúa en el mismo plano, de entrega y esfuerzo en la supervivencia cotidiana. Hombres y mujeres como protagonistas de su obra, son una unidad, en la misma actitud de esfuerzo y de disfrute, en un plano de paralelismo, de concepción muy actual. Como artista atento a la concepción artística contemporánea y animador tanto a la protección del patrimonio, como a la divulgación artística, Herreros ha compartido estos tres aspectos en un equilibrio magistral durante estas siete décadas. Impulsando un espíritu patrimonialista en su entorno, fomentado la cercanía al arte entre diferentes sectores sociales. Animado o ayudando a los artistas jóvenes a entender todo tipo de procesos. En su trabajo técnico destacan con maestría y amplitud dos aspectos: el uso del color, definiendo actitudes y emociones, y el uso de un sistema muy personal de planos y contraplanos, de fuerte regusto cubista. Un cubismo dulcificado en la obra de Herreros que consigue hacerla enormemente popular.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco