Gerardo, de finalista de la Champions a pelear en los playoff por ascender a Segunda B

La Segunda división B del fútbol español ha perdido esta temporada a uno de los equipos más entrañables de la categoría. El Somozas ha acabado colista del Grupo I y el club de este municipio gallego de menos de un millar de habitantes no estará el próximo curso en la división de bronce. Sin embargo, un conjunto de Tercera de una localidad riojana aún más pequeña está inmerso en los playoff de ascenso que comienzan este fin de semana y sueña con dar el dato de categoría. A pesar de la modestia del CD Anguiano, representante de un pueblo de poco más de medio millar de habitantes, en su plantilla cuenta con un futbolista que llegó a disputar una final de la Champions League con el Valencia. Se trata del defensa Gerardo García León, un jugador que ha militado en varios equipos de Primera y que ahora es feliz ayudando a un conjunto que destila un aroma familiar. Formado en las categorías inferiores del Real Madrid, Villarreal, Osasuna, Málaga o Real Sociedad fueron algunos de los escudos que defendió Gerardo durante su etapa como profesional. En la temporada 1999-00, como jugador del Valencia, este sevillano (7- diciembre 1975) llegó a disputar la final de la Champions League ante el Real Madrid. Un recuerdo inolvidable a pesar de la derrota. Una sensación, salvando las distancias, parecida a la que puede sentir en los días previos al partido más importante de su actual equipo, el modesto CD Anguiano. (Horarios de los playoff) Ahora es feliz en La Rioja, donde ha montado una escuela de fútbol. Colgó las botas hace tres años después de su estancia en el SD Logroñés, pero el gusanillo por correr detrás de la pelota no le abandonó en todo ese tiempo. El pasado verano recibió una oferta para jugar en el CD Anguiano, un equipo donde manda la amistad, y este fin de semana aportará su experiencia en el partido de ida de la primera eliminatoria del playoff de ascenso. El club que representa a un municipio de apenas medio millar de habitantes tendrá enfrente a la Unión Balompédica Conquense, el conjunto de una ciudad de más de 55.000 habitantes. En el CD Anguiano lo importante son los valores que se transmiten y en el que coincide con Candelas, uno de sus tres hermanos, todos ellos futbolistas (Moisés y Eduardo son los otros dos). Un conjunto muy familiar en el que este veterano que mantiene las ganas de un principiante ha querido demostrar a las nuevas generaciones que con ilusión y con ánimo de mejorar se puede llegar lejos. Tanto como este modesto conjunto, que no se pone techo en este playoff. En ilusión y ganas, seguro que nadie les gana.
Deportes

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco