Saturday , 16 December 2017
Montreal garage phone , phone fix , phone repair the best in Montreal best service

Hoy también se jugará un partido en el Camp Nou

El 30 de octubre de 1977, el presidente de la Generalitat, Josep Tarradellas, que había recuperado su cargo un mes antes, pisaba por vez primera el Camp Nou tras su regreso del exilio. Una señera de 60 metros reposaba en el césped y miles de banderas catalanas ondeaban en las gradas. «El Barça es grande porque siempre ha sabido mantener la fidelidad a Cataluña, es lo que hará posible que sea más rica que nunca, más fuerte y más libre», arengó el político justo antes de que sonara por megafonía Els Segadors, himno catalán que hasta hacía pocas fechas estaba prohibido. Los jugadores se unieron a la proclama política goleando a Las Palmas (5-0). Justo 40 años después, el mismo rival y un clima similar se citan en el estadio azulgrana en una jornada rodeada por una atmósfera política y social intensa. El referéndum de independencia promovido por el Parlament de Cataluña, con Carles Puigdemont al frente, y tachado de ilegal por el Gobierno central y las instancias judiciales, centra toda la actualidad de una jornada que desde el mismo club se define como histórica. El Barça y su presidente se han posicionado a favor del referéndum, ya que el club, «fiel a su compromiso histórico con la defensa del país, de la democracia, de la libertad de expresión y el derecho a decidir, condena cualquier acción que pueda impedir el ejercicio de estos derechos». El vicepresidente Jordi Cardoner aseguró que «ante las Palmas jugaremos con la señera en el corazón», y Piqué se manifestó públicamente: «Votaremos». Hay que recordar que el Barcelona convive en su estadio con las aclamaciones a favor de la independencia, que se cantan en el minuto 17 y 14 segundos de cada parte, cifra elegida simbólicamente porque en 1714 las tropas borbónicas tomaron Barcelona en la Guerra de Sucesión. El club incluso ha sido sancionado por la UEFA por la exhibición de esteladas en los encuentros de la Champions League. No obstante, desde el vestuario y el banquillo se recuerda que la cita es deportiva y, aunque el Camp Nou ha sido siempre un escenario reivindicativo a lo largo de la historia, se centran en los tres puntos en juego. Es lo que reclama Ernesto Valverde: «No espero nada diferente. La gente vendrá a disfrutar con su equipo y a verle ganar. Espero, además de ganar el partido, que haya calma y respeto, que no pase nada. Parece que aquí hay mucho ruido, pero yo siento mucha más tranquilidad de lo que se percibe desde fuera. Tratamos de mantenernos al margen y estar centrados en nuestro trabajo. Nos jugamos tres puntos importantes y cada cual tiene su opinión personal al respecto, pero lo vivimos con normalidad». El Barcelona, en este sentido, tratará de prolongar la racha de seis victorias consecutivas en LaLiga (ocho contando la Champions) antes del parón que provocan los compromisos de las selecciones. Por este motivo no se prevén demasiados cambios en el once de Valverde, aunque Deulofeu podría regresar al equipo tras dos partidos fuera de la convocatoria. Las Palmas, con novedades El momento del Barcelona contrasta con el de Las Palmas, que transita peligrosamente por las zonas cercanas al descenso. Será el debut de Pako Ayestarán en el banquillo insular tras la dimisión el pasado lunes de Manolo Márquez. Situación convulsa y escenario poco propicio, ya que los canarios solo han ganado en dos ocasiones en el Camp Nou en toda su historia. Con dos entrenamientos y casi son conocer a sus jugadores, Ayestarán tratará de generar un punto de inflexión repitiendo un triunfo en el feudo culé como el que logró en 2016 desde el banquillo del Valencia. «A Barcelona no podemos ir sólo a defender, tenemos que disputarles la pelota aunque sabemos que habrá momentos que seremos sometidos», expuso el técnico, que ve el duelo como una «oportunidad» de empezar con buen pie su nueva andadura en el equipo isleño.
Última Hora

About rasco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2017 - Beone Magazine powered by rasco