Thursday , 23 November 2017

La adicción más peculiar de un comensal de «First Dates»

First dates Sí, «First Dates» sigue sorprendiéndonos. Y hoy, aunque pensábamos que por ser viernes se reservarían, lo ha vuelto a hacer. Esta vez el programa de Carlos Sobera nos ha presentado a un comensal con una adicción cuanto menos peculiar: la purpirina. Luis, Luisito para los amigos, se presentaba desde el primer instante en el que llegó al restaurante de «First Dates» como un adicto a la purpurina. «A mi la gente me la res… lo que la gente opine y sin ella no estoy feliz. Sin purpurina no soy nadie», aseguraba Luisito. Desde la consola que le acompaña desde su adolescencia hasta su propia cama, este comensal no puede vivir sin este material brillante. ¿Qué opinará su pareja? Para que Mariano supiese desde el primer momento este detalle de Luisito, dejó su consola como carta de presentación. Sin embargo, su pareja parece que no estuvo muy cómodo con tanta purpurina. «No es una consola al uso, ¿eh?», comentaba Lidia Torrent. «Es como la de una drag queen», decía Mariano. Tanto brillo hizo que la pareja de Luisito se asustase: «Con tanta purpurina me imaginaba que iba a venir una drag». Por suerte, Lidia sí que empatizó con Luisito y le comentó rápidamente que lo de la purupurina no le ha convencido. «Pero tienes toda una cita por delante para convencerle», decía la camarera a Luisito ante la intimidada mirada de Mariano.
Última Hora

About rasco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2017 - Beone Magazine powered by rasco