La FDA aprueba la administración de dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 para personas mayores de 65 años

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) aprobó en la tarde de hoy, miércoles, la administración de dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech a personas mayores de 65 años y personas en grupos de alto riesgo de contagio que recibieron la segunda dosis del fármaco hace seis meses.

Con dicha determinación, el ente federal acogió la recomendación aprobada, el pasado 17 de septiembre, por un panel de expertos que dio el visto bueno la administración de dosis de refuerzo en dicha población. El panel, sin embargo, no aprobó administrar inyecciones de refuerzo a personas entre los 16 y 64 años de edad.

La FDA aprobó, además, la administración de dosis de refuerzo en adultos con alto riesgo de contraer una infección severa de COVID-19, como pacientes inmunocomprometidos o personas con un alto nivel de exposición al coronavirus.

“Mientras aprendemos más sobre la seguridad y eficacia de las vacunas contra el COVID-19, incluyendo el uso de dosis de refuerzo, continuaremos evaluando los avances científicos para mantener informado al público”, resaltó la comisionada interina del FDA, la doctora Janet Woodcock, mediante declaraciones escritas.

La funcionaria añadió que la decisión permitiría administrar dosis de refuerzo a trabajadores en los sectores de la salud, comercios al por mayor y al detal, maestros y personas sin hogar o deambulantes.

La agencia federal comenzó, hace varias semanas, una serie de discusiones para determinar qué sectores de la población, si alguno, debía recibir dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer-BioNTech que, hasta el momento, es la única que cuenta con aprobación final de la agencia para su uso en personas mayores de 16 años.

La aprobación por parte de la FDA acerca un poco más a la administración del presidente Joe Biden, que desea poner en marcha la campaña para reforzar las defensas de las personas ya vacunadas contra el repunte de casos impulsados por la variante delta del coronavirus SARS-CoV-2. El plan del gobierno federal era comenzar la administración de dosis de refuerzo esta semana.

La decisión, se podría decir, propinó un fuerte golpe al plan de Biden de administrar dosis a prácticamente toda la población de 16 años o más. La administración de dosis adicionales también enfrenta otro escollo antes de su aprobación, pues los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) llevan a cabo sus propias reuniones con la meta de formular recomendaciones más específicas en cuanto a quiénes deben recibir una tercera inyección y cuándo.

En la primera reunión de los CDC, celebrada hoy, varios expertos, inclusive, propusieron posponer la decisión por un mes a la espera de recibir más datos, estadísticas y evidencia de que las dosis de refuerzo son necesarias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha mostrado su oposición a las campañas de refuerzo de vacunas en los países ricos cuando los países pobres todavía ostenta niveles de vacunación extremadamente bajos por falta de dosis.


Source link

About Rossana Marquez

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco