La llamada desesperada de una alumna en el tiroteo de Florida: «Están todos sangrando, van a morir»

«Instituto Stoneman Douglas. Hay un tiroteo en el instituto. Por favor, por favor, por favor, por favor, deprisa». Así comenzaba la llamada de socorro a los servicios de Emergencias de una de las estudiantes del instituto Stoneman Douglas de Parkland, en Florida, el pasado 14 de febrero, cuando Nikolas Cruz, un exalumno, la emprendió a tiros con alumnos y personal de centro y acabó con la vida de 17 personas. Esta es una de la docena de nuevas grabaciones de los avisos desesperados que recibió el teléfono 911 en aquella aciaga mañana de San Valentín y que la Policía hizo públicas este miércoles. Los nuevos documentos sonoros son el testimonio más completo hasta ahora de aquellos angustiosos momentos y se suman a otras llamadas que se dieron a conocer hace unos días. «Por favor, por favor, hay gente aquí. Están todos sangrando. Van a morir», se oye decir a la joven estudiante entre sollozos desde el aula 1216, desde donde habla. «No cuelgues el teléfono», se oye decir al otro lado. Listen to the newly released 911 calls from the #StonemanDouglas #Parkland shooting: https://t.co/9n61CfW3xk pic.twitter.com/KXuFYpayOf— South Florida Sun Sentinel (@SunSentinel) March 14, 2018La chica asegura que tres personas han sido disparadas, sin que se pueda hacer nada por dos de ellas, mientras que hay otro estudiante tumbado a su lado que aún sigue con vida, a pesar a haber recibido un tiro en la cabeza. «Entonces, ¿respira? Sí o no», le pregunta la operadora. «Sí», responde la estudiante. Esta joven describe lo que ve desde el aula 1216: «Hay agujeros en la pared», se le escucha. «Hay mucha gente alrededor de nosotros que está herida, gente que está sangrando», añade. «Por favor, por favor, está en el piso de arriba» También se le oye preguntar en susurros a alguien en su clase: «Está muerto, está muerto?». «Hay un chico, creo que está muerto», informa a la telefonista llorando. «Sigue al teléfono, hay mucha ayuda en camino, ¿vale?», le aseguran de Emergencias. De acuerdo con el sonido de los disparos, cuenta dónde se encuentra el tirador: «Por favor, está en el piso de arriba ahora, por favor, oh, Dios mío». «Cariño, siento mucho lo que estás pasando, pero estoy aquí contigo, permanece tranquila», dice su interlocutora del 911 de Coral Springs, la localidad vecina a Parkland que atiende este tipo de avisos. En total, entre las dos y las cuatro de la tarde del día de la masacre se recibieron hasta 115 llamadas de estudiantes, profesores y familiares.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco