La zona central del país, donde mayor riesgo de incendios hay este verano

Aunque el mes de junio no ha hecho más que empezar, las temperaturas parecen ya más propias del verano. Esta situación pone en peligro a los montes de nuestro país porque aumenta el riesgo de incendios. Según datos facilitados por el Ministerio de Agricultura, desde enero a abril de 2017 la superficie forestal arrasada por el fuego en España ha sido de 28.382,84 hectáreas. Si se compara con el mismo periodo desde el año 2007 la cifra no es esperanzadora. Los cuatro primeros meses de 2017 solo son superados por los de 2008, 2009 y 2012. Respecto al año pasado, la cifra de superficie quemada se ha multiplicado por 14. Sin embargo, Eduardo Rojas Briales, presidente del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes matiza que la meteorología es una «ruleta rusa», y aunque haya llovido en una zona (o, por el contrario, haya habido sequía), si la situación se pone crítica en un momento concreto con viento seco y mucho calor, «hay probabilidades de que se produzca un fuego». Por eso, «hay que hacer hincapié en lo único que podemos controlar, que es el estado de los montes», concluye. Dos puntos críticos Los dos puntos críticos de incendios en España se ubican en la zona del Cantábrico en invierno, y en la España mediterránea, Islas Canarias y la zona central del país, en verano. «Como hemos tenido una primavera mala y un mes de abril muy seco, la zona que peor pinta este año es el centro norte, desde Madrid hasta unos 200 kilómetros alrededor». El área más afectada hasta ahora ha sido el noroeste (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, así como las provincias de León y Zamora) con un 62,35% de siniestros (conatos más incendios). Rojas Briales explica que era probable que sucediera ya que la época de incendios en esta área va desde diciembre hasta abril. «Hay años en los que llueve mucho en invierno y al llegar marzo y abril, cuando la vegetación no ha brotado y es más combustible, se producen los fuegos. Además, este año sufrimos viento del sur». Por su parte, el Ministerio de Agricultura aconseja, «ante el inicio de la campaña de verano y, en un año con escasas precipitaciones, extremar las precauciones en aquellas actividades que puedan ocasionar un fuego, con el convencimiento de que la mejor estrategia para actuar contra los incendios forestales es evitar que se produzcan».
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco