Saturday , 20 January 2018

Llega la manga exposición «Seis mil años de cerámica»

Ese será el nombre de la magna exposición que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha está preparando desde hace meses: «Seis mil años de cerámica», una muestra que llevará hasta la ciudad de Talavera de la Reina valiosas piezas de cerámica provenientes de todo el mundo y que se distribuirán en varias sedes, una de ellas el Museo Ruiz de Luna. Así lo ha dicho a ABC el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, quien ha explicado que la no aprobación de los Presupuestos regionales el pasado verano retrasó la apertura de la muestra, que en un princio estaba previsto inaugurarse en 2017. Ahora, con las cuentas ya aprobadas la semana pasada, su departamento, junto al Ayuntamiento de Talavera y la Fundación Impulsa, han redoblado esfuerzos para que la exposición, que Felpeto desea que signifique «un antes y un después de Talavera», pueda abrirse al público la próxima primavera, entre marzo y abril. 500 piezas «Seis mil años de cerámica» formará parte de la marca genérica «A tempora» (como lo es Las Edades del Hombre en Castilla y León), bajo la que ya se han organizado muestras como la del artista Ai Wuei Wuei en la catedral de Cuenca o o «De Cervantes a Shakespeare» (1616-2016), en la de Sigüenza. «Queremos utilizar A Tempora para todas las grandes exposciones que se van a hacer en la región», señala el consejero. En cuanto a las sedes, aunque aún no están cocretadas todas, además del Ruiz de Luna, podrían ser el antiguo asilo San Prudencio, la Colegial, el Centro Cultural Rafael Morales y la iglesia de El Salvador. En estas y otras decisiones participa la Fundación Impulsa, que depende de la Junta de Comunidades y de la que forman parte como patronos las consejerías de Educación y Cultura, Economía, Empresa y Empleo, y Agricultura. Tampoco está fijado aún el presupuesto de la muestra, que podría alcanzar el millón de euros como lo hicieron las grandes exposiciones organizadas por el Gobierno regional en este y años anteriores. «Pero no tiene que ver el presupuesto con lo que pone la Junta o la consejería en este caso, ya que en estos momentos estamos trabajando con la iniciativa privada, como lo hemos hecho en todas las exposiciones», explica Felpeto, en alusión a los patrocinadores habituales como son Globalcaja, Iberdrola, Gas Natural, y otras grandes empresas. «Estamos buscando ayuda de la iniciativa privada a través de la Fundación Impulsa y estableciendo relaciones con los prestatarios de las distintas colecciones, aparte de lo que nosotros tenemos, que es, en Talavera, lo que hay en el Museo de Ruiz de Luna y, en Toledo, la Colección Carranza del Museo de Santa Cruz. Pero, lógicamente, para abordar seis mil años de cerámica hay que acudir a prestatarios de todo el mundo, ya que serán unas 500 piezas de todas las épocas, de culturas y estilos, desde el Neolítico al siglo XXI. Las entidades prestatarias españolas serán el Museo de Cerámica de Talavera, los fondos mudéjares del Museo de Santa Cruz, los fondos de los museos provinciales de Castilla-La Mancha, el Museo Nacional de Cerámica, los fondos del Museo Nacional de Artes Decorativas, del Museo Arqueológico Nacional, Museo de Ávila, Museo de Valencia, la Colección Carranza antes mencionada y la colección del experto Ángel Sánchez-Cabezudo, de Malpica de Tajo, una de las más importantes del mundo. El propio Sánchez-Cabezudo y Fernando González Moreno, profesor de Historia del Arte de la UCLM, formarán parte del comité de expertos que coordinará, como comisario de la exposición, Alfonso Caballero Klink, que fue director del Museo de Santa Cruz. «Sé que están buscando piezas por todo el mundo porque queremos que sea una gran exposición, como lo fue Sigüenza y lo fue Cuenca», apostilla Felpeto. Como el Año Greco Además del objetivo divulgativo y cultural, la exposición «Seis mil años de cerámica» busca conseguir una repercusión económica importante para Talavera. «En Cuenca y Sigüenza tuvo una repercusión enorme para el turismo. Yo suelo decir que el Año Greco supuso para Toledo una desestacionalización del turismo. Todos recordamos que antes había unos momentos muy bajos de turismo en la ciudad, -al final del otoño, noviembre y diciembre, y los meses de julio y agosto también eran flojos-. Y ya no es así. Ahora el turismo tiene una temporada muy alta, como puede ser el otoño y la primavera, pero ya no está vacío Toledo como estaba en noviembre y en febrero, muy al contrario. Ahora vemos que los fines de semana está lleno en cualquier época del año porque el Año Greco dio a conocer la ciudad. Y en Sigüenza y Cuenca ha pasado lo mismo. Una gran muestra tiene un gran objetivo, que es el efecto llamada, pero si nada más se produce durante la exposición, hemos perdido el tiempo. Se busca un efecto que tenga continuidad y eso es lo que pretendemos en Talavera. Que la gente no solo venga a ver la exposición sino que conozca su patrimonio, que gira en torno al río, en torno a las murallas, en torno, en este caso, a la cerámica». La muestra permanecerá abierta, como mínimo, seis meses, «de feria a feria, de San Isidro a San Mateo», dice el consejero. Museo Ruiz de Luna en Talavera de la Reina – ABEL MARTÍNEZ Felpeto: «Queremos que el Ruiz de Luna tenga director propio» El consejero de Eduación, Cultura y Deportes dice que «siempre hemos aspirado a que el Museo Ruiz de Luna tenga un director propio, porque en estos momentos, desde siempre, es un museo estatal que depende del Museo de Santa Cruz. Y queremos que tenga entidad propia». Explica Ángel Felpeto que su departamento sacó a concurso la plaza de director de este famoso museo talaverano, pero quedó desierto al renunciar el único aspirante. Ello les obliga ahora a sacar otro concurso. No obstante, Felpeto no pierde el tiempo y anuncia que, a partir del 8 de enero de 2018, su departamento va a poner en marcha un programa escolar de visitas «para ir creando ese caldo de cultivo de conocimiento de la cerámica en los centros educativos, y no solo de Talavera sino de toda la comarca y el resto de la provincia de Toledo». De esta forma, los escolares que visiten el Ruiz de Luna conocerán al mismo tiempo todo el patrimonio histórico de la ciudad de Talavera. Y los niños dirán en casa: «Papá, vámonos a Talavera, que es muy bonita».
Última Hora

About rasco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco