Thursday , 24 May 2018

Los padres del pequeño Abel piden amparo a la Fiscalía de Menores

La familia de Abel Vázquez Castillo no sabe a quién recurrir ya para que contraten a un enfermero en el colegio en el que su hijo está matriculado, en la localidad de Marchena. Después de meses de reivindicación en todos los organismos de Educación de la Junta de Andalucía, los padres han acudido a la Fiscalía de Menores. El padre y madre de Abel pusieron la denuncia en la Fiscalía de Menores el pasado 9 de febrero junto con el responsable de la Plataforma de Atención Temprana de Andalucía, Antonio Joaquín Guerrero. Según informa Guerrero, el fiscal Daniel Valposta ha solicitado documentación «que se presentará la próxima semana» para abrir diligencias contra la Consejería de Educación. «La justificación legal de esta demanda se basa en el artículo 14 de la Constitución que dice que todos somos iguales ante la ley, sea cual nuestra condición o circunstancia personal», aclara. En la denuncia hacen constar que el niño está matriculado en primero de Infantil y sufre una enfermedad. Dicho padecimiento, supone que si el niño entra en una crisis, necesita de oxígeno auxiliar y, en ocasiones, maniobras de reanimación cardiopulmonar que deben, según indicación médica, practicarse en un máximo de 4 minutos. Sin embargo, en el CEIP Maestra Ángeles Cuesta donde está matriculado no existe profesional cualificado para atender dichas crisis por lo que Abel no puede asistir al colegio ya que, de lo contrario, su vida corre peligro. Hasta ahora lo que le han ofrecido es que, en caso de crisis, acuda al del centro de salud de Marchena, situado en el extremo opuesto del pueblo por lo que tardan más de esos 4 minutos, prescritos por los facultativos médicos que han atendido al niño en sus 4 años de vida. En la denuncia exponen que «una crisis, dado el corto espacio temporal que existe para atenderla, colocaría a su hijo en riesgo vital o de sufrir daños irreversibles». El pequeño, hasta el año pasado, estuvo en la guardería porque en las instalaciones había una enfermera que podía atenderlo. La familia y la misma Plataforma de Atención Temprana han acudido ya a las instituciones pertinentes para que la asistencia a clase de Abel sea segura, como ocurre como cualquier niño de su edad. Además, según ha contado a ABC José Luis Vázquez, el padre de Abel, en el mismo centro hay más alumnos que necesitan de esta atención por otras razones: «Hace unas semanas, un alumno con parálisis cerebral del mismo colegio, sufrió una crisis y tuvieron que llevarlo en coche hasta el centro de salud». Se han realizado gestiones ante el Ayuntamiento de la localidad, la delegación provincial de Educación y la misma Consejería, que de momento no han dado resultados. Socialización Por eso, la familia de Abel quiere hacer constar la preocupación por el cumplimiento de dicha garantía para la salud de su hijo. Consideran a su vez que ya se está viendo afectado «su proceso de socialización, tan necesario a esa edad», razón por la que solicitan amparo a la Fiscalía de Menores para que pida a la Delegación de Educación que garantice lo antes posible lo que Abel necesita y «pueda asistir con normalidad al centro escolar». El pequeño está recibiendo terapia en el Centro de Atención Infantil Temprana en su propio pueblo, pero, dicen los padres, «como más aprende un niño es interactuando con otros niños». La Plataforma de Atención Temprana atiende casos en toda Andalucía. «Las familias llegan desesperadas y en poco tiempo comienzan a motivarse porque encuentran otros casos parecidos a los suyos», explica Antonio Guerrero. El caso de Abel es incompresible para ellos. En este sentido, aclara que en ningún momento están pidiendo un enfermero para que espere sin hacer nada a que al niño le dé una crisis. «Hay una asignatura en Andalucía que se denomina Educación para la Salud y este profesional tendría mucho trabajo en este sentido porque, según los datos que maneja la Plataforma, en la región, «hay más de 20.000 embarazos no deseados de jóvenes entre 15 y 29 años, 7 de cada 10 niños de 14 años han consumido alcohol y 2 de cada 10 menores ha visto porno», por lo que consideran que es razón suficiente para implantar esta asignatura en los centros escolares. Guerrero asegura que llegarán hasta donde sea necesario para que niños como Abel tenga su oportunidad.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco