Los separatistas quieren volver a reventar la visita del Rey a Cataluña

El Rey regresará esta tarde a Cataluña para asistir a la cena de bienvenida del Congreso Mundial del Móvil (MWC) y apoyar a Barcelona como anfitriona de la mayor feria de telecomunicaciones del mundo, cuyo impacto económico asciende a 470 millones de euros. Este evento se celebra en la capital catalana desde 2006 y, aunque amagó con cambiar de sede por la inestabilidad política de la autonomía, sus responsables prefieren continuar en Barcelona. Salvo sorpresas, este domingo o el lunes anunciarán su permanencia hasta 2023, siempre que se garantice un «entorno estable y seguro». A pesar de lo que está en juego, los separatistas siguen empeñados en reventar la presencia del Rey en Barcelona, la primera desde los atentados del pasado verano. Al boicot se han sumado el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, y la alcaldesa, Ada Colau, que no acudirán a recibir a Don Felipe, aunque sí asistirán a la cena del MWC. Colau dice que no rendirá pleitesía «a un Monarca que debe revisar su relación con Cataluña», tras los sucesos del 1-O, y su decisión fue muy criticada por Inés Arrimadas (Cs), Jaume Collboni (PSC) y Alberto Fernández (PP). Torrent, que dio a conocer sus intenciones por la tarde, después de días de incógnita y después de haberlo hablado con Colau, tampoco estará este lunes en la inauguración del salón, todo ello como protesta a su papel en la crisis de Cataluña. Tampoco asistirán otros cargos menores de la Generalitat, como los secretarios de Tecnologías, Empresa y Tecnología, Jordi Puigneró, Pau Villòria y Joan Aregio, ni el líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch. Con el fin de no generar más tensión, tanto Sociedad Civil Catalana como Tabarnia decidieron aplazar «por responsabilidad» las manifestaciones que habían convocado para este domingo. Sin embargo, algunos sectores separatistas tratarán de mostrar su hostilidad a Don Felipe, como hicieron en agosto, cuando el Rey se sumó a la manifestación contra el terrorismo y los radicales le hicieron una encerrona de abucheos, silbidos e insultos. Aquella fue la última vez que el Jefe del Estado estuvo en Cataluña. Es muy excepcional que Don Felipe no haya viajado en seis meses a esta Comunidad, que suele ser la que acumula más actos de la Corona, después de Madrid. Desde que fue proclamado Rey, la ha visitado 26 veces. Pero también han sido muy excepcionales los acontecimientos vividos desde el verano en Cataluña: las «leyes de desconexión», un referéndum ilegal, una declaración ilegal de independencia, la intervención de la Generalitat por el artículo 155, unas elecciones autonómicas legales, la fuga al extranjero de algunas autoridades autonómicas y el encarcelamiento de otras. «Deslealtad inadmisible» Desde la última visita del Rey, la hostilidad separatista ha ido creciendo, especialmente tras el mensaje que Don Felipe dirigió el 3 de octubre, en el que acusó de «deslealtad inadmisible» a «determinadas autoridades de Cataluña» e instó a los legítimos poderes del Estado a «asegurar el orden constitucional». Los grupos radicales llevan días promoviendo iniciativas para mostrar su hostilidad en las calles. Pero la presencia de Don Felipe en Barcelona también ha suscitado apoyos, y la Unión Monárquica de España ha convocado a socios y simpatizantes a las seis de esta tarde en la plaza Urquinaona para recibir al Rey. Hace un año, en la cena de bienvenida al MWC, Don Felipe tuvo sentado a su derecha al entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que ahora se encuentra fugado en Bruselas, y al día siguiente, en la inauguración del Congreso, estuvo acompañado por el vicepresidente autonómico, Oriol Junqueras, ahora encarcelado. Esta noche, acompañarán al Rey la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que será su anfitriona al haber asumido las funciones del presidente de la Generalitat; el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal; el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y la alcaldesa de Hospitalet de Llobregat, Nuria Marín (PSC), entre otros.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco