Wednesday , 17 January 2018

Luan, el niño que se cortó una escayola para jugar una final

Campeón olímpico en Río 2016, fijo para Rusia 2018 y considerado el mejor futbolista brasileño de los que no juegan en Europa, Luan Guilherme de Jesús Vieira (27 de marzo de 1993) es la gran amenaza del Real Madrid para la final del Mundial de Clubes. Con la baja de Arthur, los focos iluminan más que nunca a este joven de 24 años del que Ronaldinho habla maravillas, precisamente su ídolo de la infancia junto a Ronaldo Nazario. Natural de la ciudad paulista de San José del Río Negro, Luan perdió a su padre con tan solo cinco años, en un accidente de tráfico, y su madre tuvo que doblar turnos como empleada doméstica. Hasta los 19 años, su vida fue el fútbol sala: «Lo que más me gustaba era marcar goles, pero en el fútbol tengo más espacios», confiesa a ABC, mientras relatas los incontables tatuajes que decoran su cuerpo: una carpa, un león, un agúila, un versículo de la Biblia, el nombre de su madre… Con su primer sueldo se compró unas zapatillas Adidas, porque hasta entonces jugaba con unas prestadas, y con su primer gran contrato le compró una casa a su madre. Años antes, en el colegio, donde no sacaba muy buenas notas, se cortó una escayola que tenía en el brazo para jugar una final, se puso una camiseta de manga larga para disimular, y su escuela acabó ganando aquel trofeo con dos goles suyos. Así es Luan, la figura del Gremio
Última Hora

About rasco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco