Nuevas detenciones tras la ruptura del alto el fuego entre Filipinas y los rebeldes comunistas

Las autoridades de Filipinas han detenido a Ariel Arbitrario, asesor del Frente Nacional Democrático (NDFP, por sus siglas en inglés), días después de la ruptura del alto el fuego entre el Gobierno de Manila y el grupo comunista. Arbitrario formaba parte de la amnistía concedida el pasado año en virtud a las conversaciones de paz iniciadas en agosto con el brazo armado de los rebeldes, el Nuevo Ejército del Pueblo (NPA). «(Arbitrario) fue arrestado en base al pronunciamiento del presidente (Rodrigo) Duterte de re-detener a todos aquellos liberados temporalmente para formar parte en las conversaciones de paz», aseguró el portavoz marcial Rhyan Batchar. La pasada semana, el presidente Duterte anunciaba el regreso a las hostilidades con el NPA, después de que la milicia comunista hiciera lo propio días atrás. Los guerrilleros aducen en su toma de decisión, entre otras cuestiones, la negativa del Gobierno de Manila a liberar a varios de sus detenidos (la amnistía inicial debía extenderse a más de 400 presos políticos). De igual modo, Duterte ordenó el arresto de todos los asesores del FDNF involucrados en las conversaciones de paz. El momentáneo fin de los combates con el NPA, grupo fundado en 1969 y con quien hasta seis mandatarios (siete, con Duterte) han tratado el cese definitivo de la violencia, había permitido al Ejército de Filipinas centrarse en otra campaña armada, la abierta con la milicia islamista de Abu Sayyaf, grupo armado que ha convertido la extorsión en su seña de identidad. Precisamente, en enero, el presidente Duterte mostraba su intención de «bombardear a todos» los milicianos implicados en los últimos secuestros en el país, incluso, aunque se encuentren rehenes en su poder.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco