Oportunidad para ayudar a salvar vidas a través de la donación de células madre

Hace 20 años, Wanda fue diagnosticada con un linfoma (un tipo de cáncer del sistema linfático) del que se pudo recuperar. Pero a finales de agosto del año pasado, en medio de las dificultades de la pandemia, recibió otra inesperada noticia durante su chequeo anual de salud: tenía leucemia linfoblástica aguda, un cáncer de la sangre y la médula ósea.

La mujer, de 51 años, quien prefirió no usar su apellido, está a la espera de un donante de células madre del registro Be the Match Puerto Rico (del Programa Nacional de Donantes de Médula Ósea), debido a que es hija única y sus padres son muy mayores para hacer este tipo de donación.

“Te cambia la vida por completo. He pasado un año saliendo y entrando del hospital”, explica la paciente, quien ha recibido tratamientos de quimioterapia e inmunoterapia, lo que ayudará a que el trasplante de células madre pueda crear un nuevo sistema inmunológico cuando finalmente encuentre un donante compatible.

Wanda, paciente de leucemia linfobástica aguda, está a la espera de encontrar un donante compatible para un trasplante de células madre.
Wanda, paciente de leucemia linfobástica aguda, está a la espera de encontrar un donante compatible para un trasplante de células madre.

Wanda, al igual que otros puertorriqueños en su misma situación, cifran sus esperanzas de vida en un trasplante de células madre o de médula ósea de un donante que, en su caso, no es un familiar cercano, lo que se conoce como trasplante alogénico. Y la mejor oportunidad que tienen estos pacientes es encontrar un donante hispano.

Precisamente, con el objetivo de aumentar el registro de donantes hispanos en la isla y ofrecer esperanza a pacientes con cáncer en la sangre, Be the Match Puerto Rico, hace un llamado a la comunidad para que se una a la iniciativa “El gran día de salvar una vida” y forme parte del registro de donantes de células madre.

“Como organización sin fines de lucro necesitamos que nos ayuden a salvar vidas ya que actualmente el cáncer en la sangre y todas sus variantes afectan a nuestro pueblo todos los días”, indica el gerente de Be The Macth Puerto Rico, David Rivera Díaz, quien destaca que la misión de la organización es que todo paciente en necesidad pueda encontrar su donante.

De hecho, señala que al no haber suficiente puertorriqueños en el registro de Be The Match, los pacientes de la isla tienen menos probabilidad de encontrar un donante compatible.

En eso coincide el hematólogo oncólogo Alexis Cruz Chacón, del Programa de Trasplante de Médula Ósea para Adultos en el Hospital Auxilio Mutuo. “Hay pacientes que no encuentran la opción de tener un donante 100% compatible debido a que en el registro no hay muchos hispanos y latinos”, añade el médico, quien tiene una subespecialidad en trasplante de médula ósea.

“El donante ideal es un hermano del mismo padre y madre que sea 100% compatible. Pero solo del 25 al 30% de los pacientes tienen esa oportunidad, que es lo que permite que el trasplante se adapte mejor y haya mayor probabilidad de cura. Pero tenemos todavía un 70% de pacientes que no van a tener un hermano 100% compatible. Para esos pacientes buscamos en el registro de donantes voluntarios de médula ósea de Be The Match”, explica el médico, al resaltar que solo el 10% de los donantes que hay en ese registro son hispanos o latinos.

Más aún, señala que las probabilidades de que un puertorriqueño consiga un donante hispano o latino es de un 46% versus un paciente de raza caucásica que tiene más de 75% de probabilidad.

Para registrarte no puedes tener historial de cáncer o de alguna enfermedad autoinmune, como lupus o artritis reumatoide. Tampoco debes tener una infección de alto riesgo, como hepatitis C o VIH y debes tener entre 18 a 44 años.

Según explica el doctor Cruz, un trasplante de médula ósea se hace cuando ésta no produce adecuadamente las células de la sangre o debido a algún tipo de cáncer. Entre ellos, leucemias (cáncer de las células sanguíneas), los síndromes mielodisplásicos (trastornos causados por células sanguíneas mal formadas o que no funcionan correctamente), linfomas (término amplio que describe un cáncer que comienza en las células del sistema linfático) o mieloma múltiple (cáncer de células plasmáticas).

“Lo que se hace es que primero se le da al paciente un tratamiento de quimioterapia para borrar o limpiar la médula ósea. Luego de eso se utilizan células madre sanas para rescatar o reemplazar la médula, pero va a depender del tipo de trasplante”, explica el doctor Cruz.

Puede ser, por ejemplo, un trasplante autólogo que utiliza células madre sanas del propio cuerpo del paciente. En este caso, no hay que preocuparse por la incompatibilidad. Estas células, además, pueden ser recolectadas con anticipación, congeladas y almacenadas para su uso posterior.

Mientras que el trasplante alogénico de células madre se obtienen de la sangre o la médula ósea de un donante emparentado o de uno que no sea familiar, pero que tiene características genéticas similares a las del paciente.

“Cuando un paciente necesita un trasplante alogénico buscamos en ese registro de donantes voluntarios de Be the Match los genes HLA (de compatibilidad). Hay pacientes que no encuentran la opción de tener un donante 100% compatible debido a que en el registro no hay muchos hispanos. También tenemos otra opción, utilizar lo de un hermano o familiar, aunque sea 50% compatible o más”.

El procedimiento de donación de células madre, afirma el doctor Cruz, es muy sencillo y es parecido a donar plaquetas o plasma. Sin embargo, dice que la mayor razón para que las personas no sean donantes es porque piensan que las células madre se van a extraer directamente del hueso y que hay que hacerlo a través de una cirugía o aguja.

“No es así. Para extraer las células madre, se usa un procedimiento conocido como aféresis (técnica mediante la cual se separan los componentes de la sangre y se seleccionan los necesarios para su aplicación y se devuelven al torrente sanguíneo el resto de los componentes)”, explica el hematólogo.

Aclara que, normalmente, no tenemos células madre circulando en la sangre. Por eso, antes se le administra al paciente unos medicamentos (factores de crecimiento) que estimulan a la médula ósea para que aumente la producción de células madre al punto que, al ser tanta, la circulación de la sangre eventualmente se llena de células madre.

“Es cuando se conecta al paciente a esa máquina de aféresis (que es la misma a la que se conecta la persona que va a donar plasma o plaquetas), pero en este caso se programa para que extraiga las células madre que están circulando. Es un procedimiento sencillo y el donante está conectado de cuatro a seis horas. El acceso se hace de una vena periferal, aunque hay veces que se pone un catéter si el paciente no tiene muy buenas venas”, explica el doctor Cruz.

Cabe señalar que desde 2017 en el Hospital Auxilio Mutuo se han realizado más de 70 trasplantes con células madre. Pero el doctor Cruz indica que todos han sido de un familiar que es 100 % compatible o de un familiar que es 50% compatible. De hecho, es la única institución en la isla en la que se hace este procedimiento.

“Ahora estamos haciendo un esfuerzo con Be the Match para empezar a hacer trasplantes con donantes del registro en la isla. Por ejemplo, si tengo un paciente y el donante del registro está en New York, se puede hacer el trasplante aquí. Si más puertorriqueños se añaden al registro vamos a aumentar la probabilidad de compatibilidad y de un donante incluso en la misma isla”, agrega esperanzado el hematólogo.

El proceso, según dice el médico es sencillo. “Al paciente se le toma una prueba de compatibilidad y la enviamos a Be the Match y ellos comparan con los que tienen registrados y envían una lista de posibles donantes que son compatible. Cuando se identifica cuáles de esos son ideales, hay un proceso y se determina a través de laboratorios y examen físico que el donante es adecuado. Una vez eso se completa, se hace la gestión para colectar esas células madre para hacerlas llegar al paciente. Y usualmente toma unos dos meses”.

Según las últimas estadísticas de cáncer en la isla, del Registro de Cáncer de Puerto Rico, para el periodo 2012 al 2016, un total de 2,095 pacientes fueron diagnosticaron con leucemia. “La incidencia mayor es en el área sur de la isla y es más común en hombres que mujeres”, indica el doctor Cruz.

Las personas interesadas en convertirse en donantes voluntarios de Be the Match Puerto Rico pueden hacerlo a través de:

http://my.bethematch.org/elgrandia

– En la página de Facebook de la entidad https://www.facebook.com/bethematchpr

– También puedes textear desde tu teléfono móvil la palabra elgrandia al número 61474 para iniciar el proceso de registro.


Source link

About Rossana Marquez

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco