Panel de asesores de la FDA aprueba dosis de refuerzo de vacuna de Pfizer contra el COVID-19 para personas mayores de 65 años

Washington – El comité de asesores de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, en inglés) rechazó este viernes el plan de administrar una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19, como quería el gobierno del presidente Joe Biden.

El voto se saldó con 16 miembros a favor y 3 en contra. Aunque la votación del panel de asesores de la FDA no es vinculante, suele ser respetada por la agencia.

“Aparentemente los datos de Pfizer no son suficientes en términos de números para garantizar su seguridad. (En el panel experto de la FDA) dicen que los números de participantes en el ensayo clínico no son suficientes”, informó el doctor Marcos López Casillas, gerente de investigación del Fideicomiso de Salud Pública.

Sin embargo, en una votación posterior, el grupo sí aprobó la administración de dosis de refuerzo para personas mayores de 65 años o que pertenecen a grupos de alto riesgo de contagio, como pacientes inmunocomprometidos.

Pfizer había sometido ante la FDA una solicitud para la aprobación de terceras dosis para las personas mayores de 16 años cuya segunda dosis fue administrada seis meses atrás.

El resultado de la votación fue un rudo golpe para la administración Biden que busca aumentar el número de vacunados y elevar la protección contra el coronavirus SARS-CoV-2 y la variante delta responsable del repunte de contagios en toda la nación.

Los miembros del panel mostraron su frustración luego que Pfizer falló en presentar datos que apoyaran que una tercera dosis para personas mayores de 16 años sería segura. Se quejaron, además, de que los datos provistos por investigadores de Israel sobre su campaña para administrar terceras dosis no son confiables o que puediesen ser extrapolados a la población de los Estados Unidos.

No obstante, los líderes de la FDA y el panel llevarán a cabo otra votación en la tarde de hoy, viernes, para aprobar o no dosis de refuerzo para ciudadanos de mayor edad y para grupos de alto riesgo.

Dicha votación podría salvar parte de la estrategia del gobierno de Biden, pero distaría por mucho del plan original de ofrecer terceras dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna a toda la población luego de ocho meses de haber recibido su segunda inyección.

Varios miembros del panel cuestionaron el valor de ofrecer dosis de refuerzo a prácticamente todo el mundo.

“No pienso que dosis de refuerzo contribuyan significativamente para controlar la pandemia. Y pienso que es importante que el mensaje principal que debemos transmitirle a las personas es que todos deben recibir las dos dosis de la vacuna”, resaltó el doctor Cody Meissner, de la Universidad Tufts.

“Esta es una gran decisión, no entiendo que tengamos que apresurarnos. No entiendo cuál es la razón por la que no podamos dedicar más tiempo a mirar los datos”, indicó, por su parte, el doctor Paul Offit, del Centro de Educación de Vacunas del Hospital Infantil de Filadelfia, durante el debate.

Entretanto, la doctora Amanda Cohn, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), sostuvo que “en estos momentos, es claro que la personas no vacunadas están alimentando las tasas de transmisión en los Estados Unidos”.

Aunque investigaciones han demostrado que los niveles de anticuerpos en las personas vacunadas se reducen con el pasar del tiempo y que dosis de refuerzo pueden ayudar a mantener números altos en el torrente sanguíneo, la vacuna de Pfizer-BioNTech todavía ofrece un alto nivel de protección contra contagios graves de COVID-19 y contra la muerte por una infección severa.

Mientras, un panel asesor de los CDC a cargo de dictar la política de campañas de vacunación en los Estados Unidos se reunirá el miércoles para decidir quiénes, exactamente, deberían recibir dosis de refuerzo y cuánto tiempo se debería esperar luego de la segunda dosis para administrarlas.


Source link

About Rossana Marquez

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco