Saturday , 21 July 2018

Para vivir un año…

Hay poemas en los que te quedas a vivir, versos que resuenan siempre que le dejas un hueco al eco de la memoria. Pocos autores consiguen retener los instantes vitales como lo hace Ángel González, atrapar ese retazo de experiencias, las pequeñas postales de una vida que luego serán recuerdos, recuerdos que cuentan toda una vida. Bien es cierto que yo gateo por la poesía con la inexperiencia del que está ahora aprendiendo que las palabras también te regalan alas. Miro cómo andan los maestros, admiro su forma de trazarse caminos, devoro las huellas de sus trayectorias. Cuando leí a Ángel González por primera vez vi que con su nombre premonitorio escribía volando. Y añado: hace tocar el cielo a los demás. Con versos daga haciendo diana, se me clavaron aquellas palabras para siempre. Después sería la vida la que me explicaría por qué a veces uno se enreda a las palabras casi por supervivencia, como si necesesitáramos encontrar una respuesta para tanto llanto, como si quisiéramos justificar que el peaje de la risa es haberle plantado cara al dolor. Uno aprende que «para vivir un año es necesario morirse muchas veces mucho», justo como escribe González. Feliz cumpleaños, maestro.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco