Picky Soto hace un llamado a una reestructuración en la liga masculina



El otrora jugador esquina de la Selección Nacional de voleibol masculino, Héctor “Picky” Soto, se expresó más en tono conciliador en lugar de parcializarse con un bando, luego de que la Federación Puertorriqueña de Voleibol suspendiera el jueves la temporada 2019 de la liga masculina.

El anuncio, que se hizo por medio de un escueto comunicado vía redes sociales, produjo reacciones en contra por parte de varios jugadores activos en el deporte de la malla alta, que temen que la pausa forzada afecte el desarrollo especialmente del talento joven de la liga, que no tiene oportunidad de jugar en circuitos profesionales del extranjero.

La Federación decidió cancelar la campaña por insuficiencia de equipos, ya que solo cinco sextetos confirmaron su participación para el torneo que debía arrancar el 9 de mayo.

Soto, quien lleva un año y medio en el retiro pero fue una de las voces de peso entre los atletas del país durante sus 21 años de carrera local e internacional, lamentó la situación de la liga, a la vez que reconoció que era de esperarse.

“Hace varios años que la liga está atravesando momentos difíciles. Hay que ver ambas partes y hay que ser imparcial. No pensar en estos momentos como jugador nada más. Hay que entender la situación”, dijo el arroyano, quien fue el mejor anotador del Mundial de la Federación Internacional de Voleibol en 2006 y en la Copa del Mundo en 2007 vistiendo los colores de Puerto Rico.

Soto, quien además conquistó cetros nacionales en la liga local con los Caribes de San Sebastián, los Capitanes de Arecibo y los Mets de Guaynabo, reconoce que la cancelación de la temporada 2019 no es lo ideal. “Yo creo que no es algo que uno quiere (el receso). Pero si tomamos un año para reestructurar y para buscar nuevas soluciones, lo veo con buenos ojos. Pero si van a tomar un año libre para volver el año que viene con el mismo problema, no hace sentido. Cuando te coges un break así, es para buscar más soluciones y no es esperar a que falten dos meses para la temporada. Desde el día que tomaron la decisión (de recesar) hay que buscar cómo fortalecer la liga de nuevo, cómo llegar a ese momento en que la liga estuvo por todo lo alto y pensar en llegar ahí de nuevo”, apuntó.

Soto no solo brilló por más de dos décadas en el torneo superior y en las ligas profesionales de los continentes europeo y asiático, sino que también gozó de una de las mejores épocas que tuvo el voleibol boricua con sus ligas femenina y masculina. Ese éxito en las décadas de 1990 y de 2000, derivó también en excelentes resultados para las Selecciones Nacionales.

“Yo creo que en el momento uno tiene que ver las cosas como en realidad están pasando. Esto no es defendiendo a los apoderados ni a la liga, ni defendiendo a los jugadores, o tirándole a uno u otro”, aclaró Soto, cuya última temporada en la liga fue la del 2016 cuando ganó el título con los Mets.

A principios de agosto de 2017, tres semanas antes de retirarse previo al inicio de esa temporada, Soto y otros voleibolistas de ambas ramas se unieron en un reclamo a ambas ligas, no solo en términos económicos, sino también para que se les diera participación en la toma de decisiones en la junta.

Anticipaba la crisis

“Entendiendo la situación del país, ya en mi último año (2016) se lo estaba mencionando a los jugadores, de que iban a tener que ajustar los bolsillos, porque se veía que esto iba a suceder. Quizás no tan malo como bajar a 8,000 dólares el tope salarial, pero sí veía que venía en camino una reducción sustancial de los salarios”.

Soto sabe que el receso puede causarle daño a la imagen del voleibol, y también aumentar la desconfianza del fanático. Sin embargo, está convencido de que es un riesgo que hay que tomar.

“Puede ser que recesando el fanático pierda un poco el interés. Y que por ese rencor (del aficionado por el receso de la liga) decidan no ir a las canchas (cuando se vuelva a jugar). Hay varias cosas que pueden afectarse después de un año de receso”, dijo.

“Pero todo va a depender de cómo los apoderados lo trabajen. Ninguno de los apoderados trabaja a tiempo completo (en la liga) y eso es un problema. Aunque en muchas de las ligas que jugué en el extranjero, tampoco, pero sí tenían una estructura para trabajar todo el año, y aquí (en Puerto Rico) no lo hacemos”, analizó.

Soto dijo también estar consciente de la queja de algunos jugadores, quienes a falta de torneo se pueden afectar en su desarrollo. En ese sentido cree que hay que concentrarse durante el receso de la liga, en continuar trabajando con el voleibol de categorías menores, pensando en el futuro.


Source link

Be part of our affiliated companies and receive a 20% discount.
www.onevirtualoffice.com
www.be1radio.com
www.rmcommunik.com
www.beonegroup.ca

Need Help?
Let our experienced staff help with virtual helpdesk. click for details.

Services:
– Laptop and Desktop Repair
– Virus and Malware Removal
– Computer Tune-up
– Remote Assistance
– Data Backup
– Data Recovery
– File Transfer and Sharing
– Hardware Diagnostics
– Antivirus Installation
– Software Installation
– Hardware Upgrades
– New System Setup
– Printer Troubleshooting
-Webmaster,hosting,Logo , Graphic design
-Social media Management
– Networking
– Install Windows Operating System (10, 8, 7, Vista and XP)

Business & Residential Toll Free: 1-800-432-1475 | Direct: (438)488-3296

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco