“Pitufo” Díaz anticipa una rápida victoria sobre el húngaro David Berna


El barranquiteño Christopher “Pitufo” Díaz realizará esta noche su primera pelea en dos años en las 126 libras y contempla que el combate ante el húngaro David Berna sea el inicio de un recorrido que lo lleve a optar por el cetro pluma para mediados del 2019.

Díaz, quien ayer marcó 126 libras por primera vez desde que derrotó a Raúl Hilares en septiembre de 2016, comentó que en sus planes está despachar “rápido” a Berna (17-5, 16 KO’s), pelear por el título regional de la división pluma en el primer tercio del 2019 y seguir al combate por el título mundial.

“Ya para febrero o marzo tengo una pelea de título internacional y después peleo por el título mundial en junio o julio”, detalló Díaz sobre los planes que tiene la compañía promotora Top Rank con su carrera. “Se está hablando para febrero o marzo pelear con (el colombiano Miguel) Marriaga. Vamos a despachar a éste (Berna) rápido para atender a Marriaga en febrero o marzo”.

Aunque reconoce que su oponente de esta noche es uno de calidad y gran pegada, Díaz confía en que se llevará la victoria antes del límite. “(Berna) Ha perdido solo con gente invicta. Él pega. Eso hace interesante el combate. Solo tiene derrotas con gente invicta, pero aquí está Pitufo. Tengo solo una derrota, pero lo voy a noquear”, aseguró Díaz, quien llegará al combate con récord de 23-1, 15 KO’s.

“Ojalá venga a pelear, como lo he visto anteriormente, que viene a pelear. Pero creo que cuando sienta mis manos, no va a durar mucho la pelea”, aseguró Díaz. “Vamos a seguir dando las peleas que sabemos dar, incluso un poquito más inteligente, pero vamos a seguir dándole a la gente lo que quiere”.

Sobre su vuelta a las 126 libras, Díaz reconoció que pudo haberse apresurado a invadir la división superpluma (130 libras). En julio pasado perdió por decisión unánime ante el japonés Msayuki Ito por el vacante cetro de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

“Le tenía miedo a las 126, en cuestión de sentirme mal (débil). Hice 126 bastante bien. El pesaje de hoy (ayer) era en 127 e hice menos y comiendo. Me quedo en 126 por bastante tiempo. Mi entrenador llevaba tiempo diciéndomelo. Incluso, él no quería subirme a 130, pero la oportunidad estaba y llegamos a pelear por el título”, dijo refiriéndose al pleito frente a Masayuki Ito, ante quien sufrió su primer revés como profesional. “Son cosas que se aprenden de los errores”, dijo.

El combate Díaz vs. Berna ocupará el turno estelar del cartel “Sábado de Campeones en Casino Metro Boxing Nights”, que dará inicio a partir de las 8:00 p.m. en el Ballroom del Sheraton Puerto Rico Hotel & Casino.

Defensa de Popeye

El mismo contará, además, con la segunda defensa del título pluma Latino (OMB) que realizará Luis “Popeye” Lebrón, (13-0-1, 7 KO’s) ante el mexicano Luis May (21-10-1, 8 KO’s). Lebrón detuvo la báscula en 124 libras, mientras que May pesó 125 libras.

“Hemos trabajado con conciencia. Trabajamos fuerte para hacer cómodo el peso. Nos sentimos fuerte y saludable. Contento porque es una defensa acá, ante mi gente”, indicó Lebrón, quien le lleva unas cinco pulgadas de estatura al mexicano Luis May.

“(Su estatura) No me causa problemas. La última pelea fue con un tipo así de chiquito (Darryl Hayes). Nos causó un poco de problema, no por la estatura, fue por la forma de pelear, se bajaba más y se nos hizo difícil conseguirlo (llegarle con los golpes)”, agregó Lebrón.

Otras dos peleas conforman la velada boxística y en ambos destacan dos prometedores prospectos puertorriqueños. Joseph “Blessed Hands” Adorno (10-0, 9 KO’s) se medirá a un máximo de seis asaltos al mexicano Luis Gerardo Ávila (6-14,3), y Henry Lebrón (6-0, 4 KO’s) se medirá al húngaro Mark Szoros (5-4, 3 KO’s).


Source link

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco