Ponce, Morenito de Aranda y Roca Rey, cartel para San Isidro en Talavera

Seis años después, Talavera de la Reina volverá a ver en su centenaria plaza de «La Caprichosa» a las figuras del toreo (el último que la pisó fue Alejandro Talavante en 2012). Aunque aún no es oficial, diversos medios de comunicación dan por seguro que el próximo sábado 12 de mayo, para las ferias de San Isidro, se celebrará una corrida con Enrique Ponce, Morenito de Aranda y Andrés Roca Rey en el cartel. La terna lidiará un encierro de El Tajo y LaReina, los dos hierros de la ganadería de José Miguel Arroyo «Joselito», y el festejo estará organizado por la empresa Talatauro. Ponce, máxima figura del orbe taurino, lleva sin pisar el coso de «La Caprichosa» desde el 16 de mayo de 2001, cuando abrió la puerta grande al cortar dos orejas de un lote de Zalduendo. Entonces alternó con Curro Vázquez y El Juli. Hace cuatro años estuvo anunciado para San Mateo, pero una rotura fibrilar producida unos días antes le impidió torear. Jesús Martínez Barrios «Morenito de Aranda» pertenece a la clase media del escalafón, aunque hace no mucho salió a hombros de Las Ventas. El año pasado actuó en la ciudad de la cerámica para San Mateo y triunfó con tres orejas y rabo. Mientras, el peruano Roca Rey es el último niño prodigio de este arte, con sitio entre las figuras desde que tomó la alternativa en septiembre de 2015. Los talaveranos le verán por primera vez. Con este festejo la ciudad terminará de recuperar la normalidad en el tema taurino después de unos años en los que se han vivido situaciones esperpénticas. El día de San Isidro de 2015 un novillo preparado para el concurso de recortadores se escapó de la plaza y provocó el pánico en la calle, hiriendo a once personas, hasta que fue abatido en el puente del Príncipe. En 2016 se conoció la intención de las propietarias de «La Caprichosa» de vender el coso y su negativa a dar festejos, y para San Mateo se organizó una corrida en una portátil. El asunto se volvió inverosímil en las ferias de San Isidro del año pasado, cuando dos empresas pretendían organizar sendos festejos en portátiles separadas por solo unos cientos de metros. Al final una de ellas se retiró, pero la corrida que se celebró fue un ridículo absoluto: menos de 200 espectadores en las gradas y un ganado lamentable en el ruedo. Para San Mateo, «La Caprichosa» volvió a abrir sus puertas y la empresa Talatauro (la misma que ahora) organizó un festejo digno con Diego Urdiales, Morenito de Aranda y Paco Ureña ante ganado de El Tajo y La Reina. El resultado artístico fue un éxito y «Pocosol», el sexto toro, fue indultado por Ureña. Ahora, para San Isidro, se sube la apuesta con un cartel que no desentonaría en las principales ferias.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco