Thursday , 24 May 2018

Reino Unido pagará 50 millones de euros a Francia para que siga controlando la zona fronteriza de Calais

Reino Unido ha llegado a un acuerdo para pagar a Francia 44,5 millones de libras, unos 50 millones de euros, por continuar vigilando el paso fronterizo de Calais. Según varios medios británicos, la primera ministra Theresa May cede así a las presiones del presidente francés Emmanuel Macron, que había amenazado con abandonar después del Brexit el acuerdo Le Touquet, que permite a los guardias fronterizos británicos patrullar en suelo francés. Esto habría supuesto que miles de inmigrantes ilegales pudieran acceder a Gran Bretaña a través del Túnel del Canal de la Mancha en lugar de ser detenidos por las autoridades galas. Lo ha anunciado un portavoz del Gobierno británico, que indicó que la aportación económica pretende «mejorar la seguridad de la frontera del Reino Unido». «Igual que se invierte en las fronteras en otras partes del país, lo correcto es vigilar constantemente qué más se puede hacer en los controles británicos en Francia y Bélgica, para asegurarnos de que sean lo más seguros posibles», señaló. Algo que, además, según el Ejecutivo, ahorrará cientos de millones que se habrían utilizado para el sistema de procesamiento de inmigrantes ilegales y solicitantes de asilo una vez que estuviesen ya en Gran Bretaña. Además de esta nueva partida, que se suma a la realizada en los últimos años de más de 100 millones de euros para mejorar varios puntos fronterizos, Reino Unido se compromete a acoger a más niños que viajan sin compañía de adultos y que pretenden acceder al país. Visita de Macron a Reino Unido Este acuerdo se anuncia el mismo día que Macron visita Reino Unido y se reúne con May en la trigésimo quinta cumbre entre ambos países. Un encuentro en el que no se hablará del Brexit (al menos no consta en la agenda oficial), pero sí de las relaciones bilaterales, inmigración o seguridad. Este miércoles la propia «premier» difundía un comunicado defendiendo la estrecha relación entre ambos países, que «siempre ha ido mucho más allá de la defensa y la seguridad». Después de almorzar juntos, ambos mandatarios se trasladarán a la academia militar de Sandhurst, al sur de Inglaterra, donde tendrán una reunión de trabajo. Más tarde se reunirán con varios de sus ministros y los jefes de las agencias de inteligencia tanto británica como francesa antes de ofrecer una rueda de prensa conjunta y asistir a una recepción en el Victoria and Albert Museum. Durante este encuentro también se espera que la propia May anuncie el envío de tres helicópteros de carga a la zona de Malí para apoyar a las tropas francesas que se encuentran en la región.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco