Sunday , 24 June 2018

Rubiales: «Villar dimitió de UEFA y FIFA, pero no entiendo por qué no de la Federación»

Nació en Las Palmas en 1977, tiene 40 años y puede decir con orgullo que conoce todos los entresijos del fútbol. Ha sufrido la pobreza de los clubes modestos, ha estado en huelga por no cobrar. De abajo a arriba siempre, esas experiencias y la defensa de los derechos de los jugadores le llevaron a presidir AFE. Ahora se siente avalado para ser presidente de la Federación Española de Fútbol. Larrea: «La Federación no puede seguir con un presidente interino como Larrea» —¿Por qué tiene que ser Luis Rubiales presidente de la Federación? —Tiene que ser presidente de la Federación Española quien quiera el fútbol y tengo claro que hay una mayoría muy importante del fútbol español que apuesta por mí. Es una cuestión de democracia. En una situación de crisis, tenemos que pasar página y abrir un nuevo ciclo con lo mejor que tiene nuestro fútbol, con la aportación de todos los que quieran ayudar a construir y también con la visión de hacer algo grande y de lo que sentirnos orgullosos. Villar: «No es bueno que un presidente de la RFEF utilice el cargo para su defensa» —Juan Luis Larrea, actual presidente, no se presenta como candidato a la moción de censura. Hay dos opciones: elegirle a usted o comenzar todo de nuevo. —No seré yo quien comente lo que hagan posibles candidatos, tengo muy claro lo que quiero hacer yo. Hay un número tan importante de personas que han confiado en mí que es una gran responsabilidad y sé que me encuentro con juventud pero con experiencia, con humildad pero con capacidad y con ganas de mejorar, y todo eso me ha llevado liderar este cambio. Sea presidente de la Federación Española con moción de censura o con elecciones, el camino para mí es lo de menos, lo importante es que el fútbol español pueda elegir quien es el presidente para los próximos años. —Si hubiera elecciones, ¿piensa que Larrea se presentaría? —Le escuché decir que no tenía apego al cargo, pero como cada día cambia de opinión…. que conteste él. Larrea, junto a otros muchos, decidieron unánimemente pedirme dar el paso que estoy dando. Después se bajó del barco dando la espalda a la gran mayoría….y ahora habla de unidad? Aquello provocó que 14 presidentes territoriales dimitieran. A cambio de su vuelta, Larrea y el resto en el CSD pactaron pedir la dimisión de Villar o, en su caso, la Moción de Censura. Ahora dice que tampoco quiere la Moción. También se le ha olvidado aquel pacto. Hay cosas que no entiendo. Resulta que Larrea y Tebas ahora van juntos. Las cosas que hay que ver!! Moción o elecciones…de una u otra manera comenzará una nueva etapa y podré llevar a cabo todas las tareas que me he propuesto para llevar el fútbol español a otro nivel. —¿Tiene el apoyo de la mayoría del fútbol español? —Con toda humildad lo digo, tengo el apoyo y sí, ganaría con mayoría absoluta a la primera. Estoy convencido, lo digo con humildad, pero con seguridad. Hablo con la gente del fútbol. Es un sentimiento que crece. Tengo su respaldo. Esa transformación que necesita el fútbol español va a llegar. —¿Con Villar hubo mucho oscurantismo? —Creo que desde la Federación tiene que haber una apertura a la sociedad y a los medios de comunicación. El fútbol no es nada sin los futbolistas, sin los árbitros, sin entrenadores, clubes…. pero también es importante la prensa y, por supuesto, la afición, que lo es todo. Tenemos la obligación de hacer una Federación más cercana. Interacciones con la sociedad como se debería. Cada cual tiene su estilo. El mío es aperturista. —¿Que ha hecho mal Villar para llegar a esto? —-Villar ha hecho cosas mal, pero sin duda, ha hecho cosas también muy bien. Pero ahora hablamos del futuro. Yo sé lo que falta en la Federación y lo voy a hacer. Quedan dos años por delante para las siguientes elecciones, es un espacio corto pero se verán los cambios. Hay que modernizar mucho, engrasar la maquinaria, hay mucha gente potencialmente muy buena en el organigrama de la RFEF a la que sacaré el máximo partido, hay que incentivar y el fútbol español merece una Federación que sea “top”, que esté entre las mejores del mundo, que tire del carro en cuanto a liderazgo, tecnología, relaciones, eficacia, gestión, ingresos… todo esto tiene que revertir en los más modestos, mujer y salud. Ahora mismo hay un desequilibrio muy, muy grande, teniendo algunos de los mejores equipos y una de las mejores selecciones. Dedicamos pocos recursos para la base y para la mujer. —Usted apoyó a Villar en la lucha frente a Tebas y al anterior secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal ¿Por qué se ha separado de Villar? —Yo no he estado ni a favor ni en contra de nadie, sino que estoy a favor del fútbol. Siempre defiendo lo mejor para el fútbol. No me gusta el intervencionismo ni el autoritarismo. Hay quien piensa en el fútbol espectáculo como modelo de negocio y olvida el trabajo de las federaciones territoriales. Por tanto, si alguien piensa en el fútbol como negocio, olvidando el fútbol más modesto, eso es pan para hoy y hambre para mañana. Hay que regar las raíces de nuestro fútbol, si no se pudrirán. Yo jugué en las selecciones inferiores de Andalucía y Valencia. El trabajo que se hace en las Territoriales es imprescindible para el éxito del fútbol español. Las Territoriales son el alma de nuestro deporte. —Siempre dirán sus enemigos que usted estuvo con Villar durante muchos años. ¿Nunca sospechó nada? —En primer lugar, hay gente que está juzgando y sentenciando mediáticamente cuestiones que están subjudice. Tenemos que ser muy respetuosos con todo el mundo ¿Y si hay personas que al final demuestran su inocencia? Nadie les va a resarcir ante tantos momentos duros. En segundo lugar, mire: yo he sido miembro de la Junta Directiva de la Federación, además era mi obligación como presidente de AFE. Debes estar ahí, porque en la Junta directiva explicas las cosas que necesitan los jugadores. Hay ocho o diez reuniones anuales de la Junta Directiva, pero otra cosa es el día a día. Y yo no he estado en la gestión de la Federación. Todas los asuntos que están subjudice son asuntos del día a día, asuntos de gestión. No merece una mayor explicación esto. Es una ventaja no haber estado en la gestión. Por supuesto, todo esto ha sido una desagradable sorpresa para mí. Todo está en fase de instrucción, dejemos trabajar a la Justicia, dejemos también a las personas que están ahí defenderse y cuando termine podremos emitir una opinión rigurosa. —Parece difícil que con tantas acusaciones, con personas en la cárcel, la operación Soulé quede en nada. —Puedo dar mi opinión como abogado, pero vamos a dejar que la Justicia actúe. —¿A Villar se le ha pisoteado durante estos meses, como dice él? —Él ha tenido la oportunidad de expresarse. Yo puedo estar de acuerdo en algunas cosas que ha dicho y en otras no, pero respeto su opinión y el principio de presunción de inocencia. —¿Pondría la mano en el fuego? —No soy yo quien debe juzgar a Villar y al resto de personas que puedan estar implicadas. Tienen todo el derecho del mundo a que su principio de presunción de inocencia sea preservado. —Villar le reprocha que no le defendió en la comisión directiva del CSD que decidió que él no continuara. —En el momento en el que un presidente de la Federación es privado de libertad, de su pasaporte, tiene también algún tipo de restricción patrimonial o económica… Estas cuestiones, que son limitaciones de derechos fundamentales, hacen inviables que pueda seguir en la presidencia de la Federación. Además pienso que la institución está por encima de la persona y no se puede utilizar a la Federación para la propia defensa. Ahora mismo tenemos una Federación débil tanto a nivel político como a nivel de imagen y si se mantiene esta situación estaremos acercándonos mucho más a la idea del monopolio del fútbol que quieren unos pocos. Villar liberó a la UEFA y a la FIFA de esa carga al dimitir en esas entidades, por eso muchos no entendemos que no dimitiera también como presidente de la RFEF. —¿Esta interinidad debilita a la federación Española? —Sí, porque el organismo representativo del fútbol español es y siempre debe ser la RFEF. Muchos que ponían el grito en el cielo contra algunos miembros de la Federación, muchos que han llamado corrupta a esta Asamblea del Fútbol, que han dicho que esto es un desastre, ahora están encantados con esta debilidad, con esta situación de que Juan Luis Larrea se aproveche y se mantenga como presidente en funciones. Saben que así se debilita a la RFEF. No es bueno para el fútbol que haya un presidente no elegido. No es bueno para la Federación ni por imagen ni a nivel político. Cuanto antes dejemos atrás esta lamentable crisis, mucho mejor, de la manera que sea, bien con moción de censura, bien con elecciones. Merecemos elegir a un presidente y si la mayoría del fútbol piensa que ese presidente debo ser yo, asumo el reto. —¿La Federación está también debilitada ante la UEFA y la FIFA? —Yo hablo con UEFA y hablo con FIFA, pero esta es una situación del fútbol español que tenemos que resolver con solvencia. FIFA y UEFA respetan a la RFEF, y quieren que nuestro fútbol esté representado como merece España. —¿Qué opina sobre la amenaza de la FIFA de dejar a España sin Mundial por injerencias políticas? —Igual que FIFA, pienso que esta Asamblea es legítima. España estará en La Copa del Mundo de Rusia porque FIFA no tiene la voluntad de sancionar a nuestra Selección, pese a que Larrea y la RFEF no se lo están poniendo nada fácil. El problema, como casi todo alrededor de la RFEF, es la creciente debilidad, la falta de credibilidad y la imagen tan devastada de la actual dirección federativa. Larrea no está teniendo ni la habilidad ni la mano izquierda deseables, hasta el punto de poner entre la espada y la pared al fútbol español y a su afición, transmitiendo incertidumbre y creando una crisis de la nada entre nuestro Gobierno y las instituciones internacionales del fútbol. FIFA y el Gobierno Español arreglarán este malentendido y sacarán del atolladero al presidente interino, aunque Larrea intentará salir en la foto, como hace siempre. «Los horarios televisivos están echando a los aficionados del campo» —¿Se llevará usted mejor con Tebas y con la Liga, o entre Federación y Liga nunca puede haber concordia? —La Liga es parte de la RFEF. Tebas debe entender que hay más intereses y no sólo los suyos. Si entiende esto, daremos un paso gigante. No hago balance a nivel personal sino que hago un balance institucional, pero sí que es importante una cuestión: hay algunos dentro del fútbol que quieren liderar un movimiento que monopolice todo o que pertenezca o que esté movido por una persona o un grupo de personas. Eso sería muy malo para el fútbol modesto español. Yo, en cambio, estoy en el grupo mayoritario. Pienso en la afición, en el fútbol modesto, en el fútbol Sala, en los árbitros, en el fútbol femenino y, por supuesto, también en el profesional, pero en equilibrio. Esto es tarea de la RFEF y ese equilibrio de intereses será mi responsabilidad y lo ejerceré con justicia. Es equivocado en estos momentos plantear un debate de nombres y apellidos. Nos llevaremos bien con La Liga, eso sí, reconociendo que la Federación es el ente gestor y matriz del fútbol español. Y eso creo que en los últimos años se ha olvidado por algunos. —¿Quieren Tebas y La Liga monopolizarlo todo? —Todos los que estamos en el fútbol sabemos que hay quien quiere dominarlo todo. Si solo uno tiene el poder o piensa que tiene la razón y que los demás estamos equivocados, es un mal modelo de fútbol. Si cada uno pone lo mejor de su parte, tendremos lo mejor de lo mejor. Seguramente nadie tiene toda la razón ni nadie está equivocado al cien por cien, pero todo es más fácil teniendo un equilibrio, una balanza. No pueden estar todas las instituciones controladas por los mismos intereses. Tenemos que obrar con inteligencia, con humildad, pero sobre todo sabiendo que no podemos entregar el fútbol a una sola corriente, eso sería equivocado. Mire, un ejemplo muy claro de lo que está sucediendo: los horarios televisivos de Primera y Segunda división están matando al fútbol modesto y a las aficiones. Esos horarios están echando a los aficionados de los campos y eso, si soy presidente, no lo permitiré en la medida de mis posibilidades. Lucharé contra eso en beneficio de la afición española. Esta medida es algo muy coherente y llegaremos a acuerdos. -¿Quién es Rubiales como persona? -Soy un exfutbolista, un abogado, pero sobretodo soy un hombre que tiene muy claro que para conseguir algo en la vida tienes que prepararte, trabajar y sobre todo escuchar y tener la humildad de comprender que siempre hay quien sabe más que tú. Entonces, partiendo de la base de que en la Federación ya hay muy buena materia prima en cuanto a trabajadores, solo falta ordenar aquello mejor, implantar nuevas tecnologías y nuevas metodologías de trabajo. Soy un gestor, pero en la esencia soy un exfutbolista que pone cabeza pero también mucho corazón en todo lo que hace. -¿Siempre se continúa siendo futbolista o en esta situación se es un gestor y uno se olvida el fútbol? -No puedes olvidar que eres futbolista porque hasta las personas que ven un partido de fútbol sin haber sido futbolistas profesionales han jugado aunque sea en la plaza de su pueblo. Y todos, cuando alguien en el campo remata, sentimos que se te va el pie y hasta giramos la cabeza para hacer un remate y meter gol como si estuviéramos en el césped. Ser futbolista, la verdad, es que crece contigo, se apodera de tu cuerpo y nunca sale de él. -Que es lo mejor que tiene la Federación después de lo que ha pasado? -Sin lugar a duda los trabajadores, que están cualificados, que tienen una gran experiencia. Hay mucha gente con ganas de mejorar, de prosperar y eso es importante. Obviamente, en esta etapa también hay otras cosas que se han hecho muy bien, como por ejemplo a nivel deportivo. No hace falta que recuerde como se ha clasificado España para el Mundial, soy un enamorado de nuestra Selección. Somos unos privilegiados al poder disfrutar de estos futbolistas y de este cuerpo técnico. Hablo de la Selección masculina pero también de la femenina y como Selecciones de altísimo nivel hay que rodearles de lo mejor y poner a su disposición todo lo necesario para que consigan con trabajo y paciencia los mejores éxitos. Además, es que en categorías inferiores también se ha hecho un trabajo bestial, por lo que yo creo que a nivel deportivo tenemos mucho músculo, calidad y corazón. Aún así, en la Federación hay que implantar unas nuevas políticas de comunicación, de transparencia y fiscalización. Hay mucho que mejorar. Hay que poner más y mejores medios para la mujer en el fútbol, la gestión eficaz, los árbitros, el fútbol modesto, el fútbol sala.
Deportes

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco