Sanidade estrecha el control: el agua es apta pero de «baja calidad»

Los análisis realizados por las empresas concesionarias del servicio de agua en los municipios de Vigo, Moaña, Redondela y Soutomaior sitúan todos los parámetros dentro de los umbrales autorizados y catalogan las aguas como aptas para el consumo. En todo caso, precisó ayer la jefa territorial de Sanidade, Ángeles Feijóo, se trata de un agua «de muy baja calidad», dentro de los límites legales, pero con niveles elevados en determinados índices, de modo que la Xunta continuará realizando muestreos para garantizar que no se sobrepasen los umbrales permitidos. El Gobierno gallego había notificado el jueves por carta a estos ayuntamientos que el agua analizada presentaba valores «por encima de los límites establecidos en la normativa vigente del agua de consumo humano» y había puntualizado que esos «valores anormales» no suponían un riesgo sanitario por el momento, aunque «de mantenerse en el tiempo, obligarían a tomar medidas», como decretar que el agua no era apta para la ingestión. Tras las mediciones de la Xunta, fueron los gestores de los servicios municipales de agua los que trasladaron sus propios datos para confirmar si se ratificaban los parámetros anormales. Como no ha sido así, por el momento no se restringe el consumo humano de agua en ninguno de los municipios en los que habían saltado las alarmas. Las lluvias previstas este fin de semana podrían contribuir a que puntualmente se rebasen los valores legalmente establecidos en cuanto a turbidez, hierro y color del agua. Por ello, aparte de Vigo, Moaña, Redondela y Soutomaior, también se toman muestras en el Consorcio de Louro, que abastece a O Porriño y Salceda y en el abastecimiento de Cangas. En cuanto al ayuntamiento de Vigo, informó Ep, los últimos datos en poder de la Administración autonómica son los remitidos durante la tarde del viernes por Aqualia, concesionaria del servicio, que revelaron 514 microgramos por litro de hierro a la salida de la ETAP de O Casal, un parámetro que se elevó a 559 microgramos por litro en el punto de la red en Canido donde se habían disparado los valores. El Ayuntamiento de Vigo ha asegurado que los parámetros han mejorado, insistiendo una vez más en que «toda el agua de la ciudad es potable al 100%». En cualquier caso, subraya el consistorio, seguirán «atentos a su evolución para garantizar el consumo seguro».
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco