«Sled», el proyecto más madrugador y más kiwi de las 52 Super Series

El nuevo Sled del armador Takashi Okura ha tenido el honor de ser el primer barco de última generación de las 52 Super Series que ha tocado el agua. El velero diseñado por el estudio de Marcelino Botín y construido en Core Builders Composites (Nueva Zelanda) hizo sus pinitos en el mar de los antípodas el pasado 15 de febrero. Tras una productiva semana de entrenamientos el velero ya se encuentra en un carguero rumbo a Valencia. Don Cowie, experto regatista de los desafíos kiwis en Copa América y también con una amplia experiencia en la clase TP52, ha sido uno de los líderes del equipo en el proceso de construcción del nuevo velero junto con el Project Manager, Brad Marsh. Los dos han trabajado en la supervisión del velero que han construido en Nueva Zelanda el astillero de Tim Smyth y Mark Turner. Tras su construcción y entrenamiento inicial en Auckland, Cowie está convencido de que el barco está listo ya para competir y se atreve a decir que es: “El mejor TP52 que he visto en mi vida”. La premura en la entrega y los primeros entrenamientos en Auckland con toda la tripulación les van a dar una pequeña ventaja. También cuentan para ir mejorando con unos entrenamientos que van a realizar en Valencia a principios de mayo junto a otros equipos y, finalmente, han confirmado su presencia en la PalmaVela con lo que todo este trabajo previo creen que les va a dar cierta ventaja en el estreno de la campaña el próximo 23 de mayo en Croacia en la temporada 2018 de 52 Super Series. Su pretemporada parece la más completa de la flota. Mr. Okura es un armador de costumbres ya que todos sus barcos de competición se han construido en el país austral. El caña japonés, que acumula mucha experiencia en el circuito y no se pierde una regata, ha confiado en el equipo de Core para este nuevo TP52. En Core han estado trabajando últimamente en varios proyectos de Copa América y se han tomado el encargo del armador con total compromiso. No en vano es el primer TP52 de competición que construyen. Han puesto el máximo cuidado en el ahorro de peso, la fiabilidad y el esmero por cuidar los más pequeños detalles. “El barco es impresionante, el mejor que yo jamás he visto. La actitud de los constructores de que cada gramo cuenta y el grado de afinar los detalles han sido dos aspectos que me han dejado impresionado”, dice emocionado Cowie. Sled viene de hacer dos séptimos puestos en la clasificación final de las 52 Super Series en 2017 y 2016 mientras que en 2015 fue tercero. Okura quiere volver al podio y para ello ha fichado a algunos de los regatistas que han salido de la factoría del Team New Zealand en los últimos años, incluidos algunos que, juntos, ganaron el título de las TP52 MedCup dos veces con el Emirates Team New Zealand TP52. Ray Davies, varias veces ganador de la Med Cup, vuelve al circuito como el táctico del Sled y con él llega una pléyade de grandes regatistas kiwis como son: Tony Rae, Robbie Naismith, Jeremy Lomas, Chris McAsey and Adam Beashel. “Ha sido más una casualidad que hayamos podido fichar a todos estos grandes regatistas. Por ejemplo, ha ayudado que el proyecto Rán Racing ha dejado de competir… Hemos fichado a grandes regatistas que van a navegar en sus posiciones y que, además, todos ya han navegado antes juntos. Y hasta durante la construcción del barco hemos estado todos en Auckland viendo cómo iba haciéndose el barco”, dice un Cowie que ha estado controlando la fabricación desde principios de noviembre. Después de haber ganado la Copa América con el Team New Zealand en 2017, Davies está encantado de regresar para competir en 52 Super Series: “Este proyecto es casi como una reunión de regatistas del Team New Zealand. Mr. Okura tiene unas grandes expectativas esta temporada y todos hemos puesto mucho esfuerzo para que la temporada sea lo mejor posible. Los primeros entrenamientos han ido de maravilla y hemos comprobado que el barco tiene mucha calidad constructiva. Tuvimos días de buenas olas y viento lo que nos permitió poner el barco en algunas situaciones complicadas. Tener con nosotros a Southern Spars y North Sails ha sido muy beneficioso, también han querido navegar con nosotros la gente de Core que se sienten muy identificados con el proyecto”, dice Davies. Por su parte, Don Cowie explica: “Es fantástico haber comenzado tan pronto. Nuestros cinco días de entrenamiento en Auckland fueron muy beneficiosos. El medidor de la clase (el español Pablo Ferrer) ha venido dos veces a Auckland para medir, pesar y hacer la prueba de escora. Y ya podemos decir que estamos listos para competir.” “Hemos planeado una semana de entrenamientos en Valencia antes de PalmaVela y contamos con que navegaremos con Alegre y con algún barco más que quiera sumarse a este entrenamiento. En estos momentos la tendencia general es que los equipos se unan para entrenar y para compartir información. Se ha demostrado que funciona bien esta fórmula y algunas alianzas se están formado actualmente”, mantiene el táctico kiwi. “Los diseños de Botín, como el nuestro, parecen todos muy similares en las líneas del casco”, afirma Davies. “Hay algunas mejoras en el diseño, pero lo que marca la diferencia son los sistemas de a bordo. La mayoría de los equipos ha hecho cambios en las posiciones de los apéndices y los mástiles han cambiado con una mejora muy grande en la rigidez y en la posición de los deflectores, todos vamos en una dirección muy similar”, sostiene. El neozelandés opina que todos los proyectos han trabajado en barcos que se muevan bien en rangos bajos de viento: “Los eventos de este año en 52 Super Seriesson predominantemente de vientos ligeros en contraste con las últimas campañas en la que dominaron los intermedios”. Para Davies las 52 Super Series son la mejor plataforma donde empezar a pensar en la defensa de la Copa América. En 2018 la calidad de la regata será la más alta de la historia con los mejores regatistas del mundo involucrados en diferentes proyectos, algunos de ellos emanados directamente de desafíos de Copa América. “Las 52 Super Series es el lugar en el que hay que estar para seguir regateando a la espera de la próxima Copa América, el lugar donde mantenernos competitivos. Algunos se han ido a la Whitbread, otros están navegando en clases olímpicas, por eso todos buscamos un lugar en el que competir para no quedarnos parados mientras se escribe la regla” afirma el kiwi. Para el Sled, el objetivo que se han marcado esta temporada es el de conseguir el título de caña no profesional, pero Davies quiere ir un paso más y emular sus triunfos en el Mediterráneo con los TP52. “Para el proyecto nuestra misión es ayudar a Mr. Okura a ser el mejor caña no profesional, pero será muy duro. Esta temporada habrá muchos profesionales en las salidas y es complicado con estas circunstancias ser dominadores en las presalidas. Sin embargo, nuestro objetivo es ganar el título de caña-armador como ya hicimos antes con Peter de Ridder en la Med Cup”, mantiene el afamado táctico.
Deportes

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco