Spider-Man: Into the Spider-Verse tiene un atractivo indiscutible para todo tipo de público


Durante la temporada de Navidad, existe la noción de que Hollywood divide sus estrenos de cine en dos categorías: las que llegan a los cines a fin de año en busca de nominaciones para los premios Óscar, y las grandes producciones comerciales de los estudios que, al igual que en verano, quieren aprovechar las vacaciones para vender la mayor cantidad de boletos posibles.

El filme animado “Spider-Man: Into the Spider-Verse”, producción de Sony Pictures que estrena hoy en Puerto Rico, podría ser el único estreno de las navidades del 2018 que pertenezca a ambas categorías.

Esta película es una celebración de todo lo que ha convertido a Spider-Man en parte esencial de la cultura popular por más de cinco décadas. Es además una reafirmación de que la fórmula y las convenciones de películas de superhéroes pueden ser recicladas 100 veces y como quiera aterrizar en un contexto creativo nuevo y emocionante.

Con eso a su favor, esta aventura de Spider-Man tiene un atractivo indiscutible para todo tipo de público, no solo los que conocen cada uno de los detalles de una de las creaciones más famosas de Stan Lee. A eso se le suma que -dentro del medio de la animación- el filme es un verdadero tesoro e indiscutiblemente, la mejor película animada del año.

La mezcla de animación tradicional con técnicas digitales es tan impresionante que sería un crimen si el filme no triunfa en la categoría de animación en los Óscar.

El espectador promedio quizás no estará pendiente a los detalles de la tecnología, pero sí apreciará que la propuesta visual de esta película es lo más cercano a un paseo emocionante e interactivo por las páginas de un cómic. Como resultado, el lenguaje del filme es ágil y crea el espacio perfecto para explotar lo que es especial de la narrativa central de esta producción.

Emulando la forma en que las novelas gráficas crean narrativas paralelas a la versión original, esta película gira alrededor de como Miles Morales, un adolescente niuyorquino de familia puertorriqueña, hereda los poderes que lo convierten en una nueva versión del personaje titular del filme. Gran parte del atractivo del guión reside en como con gran humor e ingenio resalta las convenciones esenciales de una historia de origen.

Miles no tiene a un Tío Ben que le da la lección sobre ser responsable con sus poderes antes de ser asesinado trágicamente. Pero eso no quita que la jornada de Miles para aceptar su rol como héroe no esté llena de tribulaciones dramáticas que le generan obstáculos emocionales. El guion satiriza esto aun más cuando un experimento de un súper villano desata un choque de dimensiones que logra que todas las posibles versiones de Spiderman queden atrapados en la realidad de Miles Morales.

Para los que adoran las historiasde superhéroes, “Spider-Man: Into the Spider-Verse” es el equivalente de una carta de amor que alimentará aún más su pasión por este género. Para los que van al cine en busca de entretenimiento, el filme funciona como una oportunidad para disfrutar y entender por qué este tipo de historia genera tanta devoción de sus fanáticos.

En una semana donde hay otras dos películas de personajes de cómics en cartelera (“Once Upon Deadpool” y “Aquaman”), la excelencia indiscutible de esta aventura de Spider-Man abre las puertas para que se sigan produciendo más.


Source link

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco