Saturday , 23 June 2018

Tres vizcaínos ilustres en la gesta de Magallanes y Elcano

La tenacidad de cerca de 200 aventureros hizo posible que la nao «Victoria» atracara en el muelle de Sevilla el 6 de septiembre de 1522. A los mandos de la nave se encontraba el guetarense Juan Sebastián Elcano, quien consiguió culminar con éxito el plan de Fernando de Magallanes de dar la primera vuelta al mundo de la historia. Al igual que la mayor parte de la tripulación, el explorador portugués murió durante el transcurso de una desapacible empresa de la que solo retornaron 18 hombres. Además del propio Elcano, entre los supervivientes se encontraban otros tres vascos: Juan de Acurio, Juan de Arratia y Juan de Zubileta, que han sido propuestos como nuevos «Ilustres» de Vizcaya. La moción llegó a las Juntas Generales de la mano del PP, cuyo apoderado Jesús Isasi hizo hincapié en que la gesta de aquellos «empresarios, aventureros, innovadores y emprendedores» que respaldaron a Magallanes y Elcano quedó impresa en la sociedad vasca: «Siempre han guiado y guían a las gentes de nuestra tierra», alegó. En este sentido, consideró que nombrar Ilustres a los tres vizcaínos sería para la Diputación de Vizcaya «una bonita forma de contribuir» a los actos por el 500 aniversario de la expedición. De esta forma, Arratia (Bilbao), Zubileta (Baracaldo) y Acurio (Bermeo) pasarían a engrosar la lista de Ilustres de la provincia, en la que ya se encuentran personalidades como el historiador Juan Ramón de Urquijo Olano, el dirigente socialista Ramón Rubial y la «Pasionaria» Dolores Ibárruri, así como instituciones como el Athletic Club y Radio Euskadi. Caminos dispares Magallanes inició la vuelta al mundo el 10 de agosto de 1519, día en el que cinco naves partieron de Sevilla. La única que logró completar la empresa fue «Victoria», cuyo primer capitán fue Luis de Mendoza. A bordo de los buques viajaban 239 hombres, de los cuales la mayoría se encontraba en el «Trinidad». Finalmente, solo 18 tripulantes lograron sobrevivir a la expedición, entre los que se encontraba Juan Sebastián Elcano, quien tomó el mando de la expedición tiempo después de que el propio Magallanes cayera en 1521 en la llamada batalla de Mactán. No fue Elcano el único vasco que atracó en la capital andaluza. A bordo del «Victoria» se encontraban también los vizcaínos Juan de Acurio, Juan de Arratia y Juan de Zubileta, cuyos papeles en la expedición fueron dispares. Uno de los hombres de mayor rango fue Acurio, quien embarcó como contramaestre de la «Concepción», buque que en 1521 fue quemado por sus propios navegantes en las islas Filipinas debido a su mal estado y la escasez de manos para manejarlo. Finalmente, el bermeotarra pasó a ser contramaestre de la «Victoria». Por su parte, el bilbaíno Juan de Arratia y el baracaldés Juan de Zubileta ostentaron principalmente los cargos de grumete y paje. Curiosamente, fueron los dos únicos navegantes que completaron la vuelta al mundo por primera vez en la misma nave, pues no llegaron a embarcar en ninguna de las otras cuatro que componían la Armada. Sangre vasca No fueron ellos, sin embargo, los únicos vascos que embarcaron en los buques de Magallanes. De hecho, alrededor de tres decenas de tripulantes tenían origen vasco, entre los que se encuentran el marinero Joanes de Segarra (Segura), el carpintero Domingo de Isaza (Deva) y el despensero Juan Ortíz de Gopegui (Bilbao). También fue destacable la labor, entre otros, del vizcaíno Sancho de Matienzo o el guipuzcoano Juan López de Recalde, quienes participaron en el proceso de preparación de la Armada.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco