Un concursante rompe a llorar en las batallas: «Estoy aquí después de pasar cosas duras»

La Voz Segunda noche de batallas en la edición de La Voz de este año. Ya pasada la fase de las audiciones, y una vez constituidos los equipos, empieza la purga. Cara a cara, pupilos del mismo equipo se enfrentan y solo uno puede quedarse en el programa. La primera batalla de la noche, que enfrentó a Samuel y a Mariz, dejó lo que posiblemente sea «la primera pareja de La Voz». Las palabras las pronunció Mariz cuando habló de la buena sintonía entre los adversarios. Su interpretación de Cheap Thrill se lo puso difícil al jurado, que finalmente decidió que sería él quien siguiese cantando en La Voz. Ricardo y Renzo fueron los protagonistas de una batalla de altísimo nivel. Los coaches se dispuron con saña a los concursantes. Pablo López, primero en elegir, se llevó a Renzo a su equipo. Malú y Juanes querían a Ricardo en el suyo, y fue Malú la elegida por el artista como tutora. Renzó, en el momento de ser elegido, no pudo contener unas lágrimas de emoción. El participante no estaba del todo contento con la canción que le ha tocado defender, «no me llena mucho», confesó. A pesar de ello, Renzo ha sacado fuerzas para «enamorarse» de la canción y llevarla a su terreno. La historia de Renzo, con un pasado muy duro debido a dificultades pasadas durante la crisis, llevó al canario a decidirse firmemente a dedicarse a la música. Tras años de esfuerzo, su éxito en La Voz hace que todo el camino haya merecido la pena.
Última Hora

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco