Una Champions, dos Ligas y el curioso récord de Raúl Bravo en Segunda B

En los últimos años de su carrera se ha asentado en Grecia, donde ahora viste la camiseta del Aris Salónica después de haber defendido los escudos del Vería y del Olympiacos, club con el que conquistó dos ligas helenas. Raúl Bravo, sin embargo, es sobre todo recordado en España por los aficionados del Real Madrid, conjunto en el que se formó y con el que acumuló un palmarés sobresaliente. Dos ligas, una Champions League, una Supercopa de Europa, una Supercopa de España y un Copa Intercontinental son los títulos que levantó de blanco un veterano defensa (34 años) que, además, figura en la historia de Segunda B por un récord de precocidad. Siendo futbolista del Gandía, este valenciano se convirtió, en la temporada 1996-97, en el futbolista más joven en marcar en la categoría de bronce. Con apenas 15 años, se estrenó como goleador y desde entonces nadie ha logrado un tanto con menos edad que él en esta división. Raúl Bravo (Palma de Gandía, 14 de abril de 1984), un jugador que formó parte de aquel Madrid de los Zidanes y Pavones junto a futbolistas como Valdo, llegó a la fábrica blanca procedente del Gandía, equipo con el que debutó en Segunda división B en 1996. Aquella temporada, en la que disputó 21 partidos con Damián Castaño en el banquillo, se estrenó como goleador en la jornada 2o del campeonato en un duelo ante el Figueras. El defensa, que ya demostraba entonces un gran poderío físico, marcó en el minuto 65, diez minutos antes de ser sustituido. Aquel tanto quedó en la historia de la categoría de bronce porque, con 15 años y 280 días, se convirtió en el realizador más joven en el tercer escalón el fútbol español. Solo otro futbolista, Silvano, entonces en el filial del Mallorca y ahora en el cuerpo técnico del Mensajero, aparece en la lista de goleadores con esa misma edad, aunque él celebró su tanto con 15 años y 316 días. En aquella temporada el estreno en Segunda B, Raúl Bravo, a pesar de su corta edad, acabó disputando 19 partidos de Liga con el Gandía, un curso que finalizó con cuatro tantos. Además de la diana ante el Figueras que le mantiene en la historia de esta categoría, también vio portería frente al Sabadell, el Mar Menor y el Benidorm. Raúl Bravo, que había comenzado a jugar al fútbol en el UE Almoines antes de dar el salto al Gandía en aquella temporada del estreno en Segunda B, llamó la atención de los ojeadores del Real Madrid y el siguiente curso ingresó en las categorías inferiores del club blanco. No fue hasta la campaña 2000-01 cuando volvió a aparecer en la categoría de bronce formando ya parte del filial madridista. Debut en Primera Su estreno en la élite llegó en la temporada 2001-02 en un partido ante el Celta en el Santiago Bernabeú, un curso en el que alternó el filial con la primera plantilla. El siguiente año, Vicente del Bosque le ascendió definitivamente al Real Madrid, con el que fue ganando títulos y se abrió la puerta de la selección española. Internacional absoluto en 14 ocasiones, el defensa, que comenzó en el lateral izquierdo para acabar reconvertido en central, llegó a disputar la Eurocopa de 2004 en Portugal. Trotamundos después de poner fin a su etapa en el Real Madrid, aquel futbolista que hizo historia en Segunda B también jugó en Inglaterra (Leeds) y Bélgica (Beerschot Antwerpen) antes de emprender la aventura griega, donde aún continúa defendiendo la camiseta del Aris: Raúl Bravo también militó en clubes de la Segunda división española, como Rayo, Numancia y Córdoba, con el que consiguió, en 2014, el ascenso a Primera.
Deportes

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco